Ruta de los artesanos

Artesanías realizadas con madera, asta, lana hilada de oveja o licores caseros son algunos de los trabajos que sus manos expertas ofrecen durante nuestra visita.
Cuando llegamos a Villa Traful, tomamos contacto con un emprendimiento iniciado por alumnos de 5° año de un secundario de la localidad. La Ruta de los Artesanos pretende promover actividades artesanales mediante la visita a sus talleres. Allí se tomaría contacto en forma directa con sus técnicas y realizaciones.

Nuestra primera visita fue a la casa de Erica Painepe, quien nos recibió mientras atendía a sus niños de corta edad. De origen mapuche, su apellido significa “volcán cielo azul”.

Con sencillez y satisfecha con su emprendimiento, nos dijo que mejoró sus conocimientos de dibujo y pintura en talleres de la localidad. Utiliza maderas duras de radal y ciprés que, mediante caladora, gubias y pintura, transforma en bonitos elementos de uso diario.
  • Utilizan el color rojo para atraer la buena suerte y la energía

    Utilizan el color rojo para atraer la buena suerte y la energía

  • Buen gusto y delicadeza

    Buen gusto y delicadeza

  • Tejidos de telar

    Tejidos de telar

  • Licores artesanales

    Licores artesanales

  • Artesanías realizadas con madera

    Artesanías realizadas con madera

  • Habilidosas manos

    Habilidosas manos

Fuentes, cajas y cucharas son algunas de las piezas talladas o pintadas por sus manos que pudimos apreciar.

También observamos tejidos de telar, técnica aprendida de su madre y tías desde muy chica. Erica se siente orgullosa de continuar las tradiciones familiares y de haber encontrado una salida laboral que le permite cuidar de su casa.

Música y licores

Cuando visitamos a Julia Irene y Víctor López en el puesto donde ofrecían sus licores, deseábamos conocer el origen de su proyecto de vida. Ella es cantante con estudios terciarios realizados en la ciudad de La Plata y ese arte fue con ella a la Patagonia cuando decidieron instalarse en el Sur.

Julia Irene continuó en la música como docente y participando en festivales y peñas a lo largo de la provincia de Neuquén.

En cuanto a los licores, al comienzo sólo preparaban el de rosa mosqueta con una receta regalada por una amiga. Más tarde, se iniciaron con otros sabores pero sin descuidar sus otras ocupaciones laborales.

Pruebas de graduación alcohólica y alguno que otro curso de gastronomía en la zona los llevaron a profesionalizar su licorería. Víctor es quien más dedicación le pone a este arte y en su propia casa nacen las creaciones.

En verano, consiguen la fruta fina y la maceran mientras ofrecen el producto del año anterior. En invierno preparan los licores ya conocidos, concretan nuevos sabores y los estacionan.

Ambos acuerdan en que la degustación previa es parte del éxito de la venta de su producto. Como las presentaciones musicales continuaban, fue oportuno poner Música y Licores a las etiquetas de la gran variedad de licores que ofrecen.

Jorge Virasoro es otro artesano de este circuito, a quien conocimos en su casa-taller.

Los ciervos pierden sus astas

Para ubicar a Dagoberto Riquelme tuvimos que viajar hasta el paraje Cuyín Manzano. Allí, varias familias viven de lo producido en el campo. Sobre el río encontramos su casa-taller y charlamos con él.

Nacido en este paraje, desde chico Dagoberto aprendió a tallar y encavar cuchillos como lo hacían sus mayores, con el material que encontraban tirado en el campo. Sus trabajos con asta de ciervo son muy requeridos por su excelente terminación.

Allí mismo vimos en exposición cucharitas, cuchillos, picaportes y muchos otros elementos de utilidad en la vida diaria. Un excelente tallado, combinado con buen gusto y delicadeza, son la esencia de esta artesanía.

Como buen habilidoso, también es herrero de sus propias artesanías y complementa alguna de sus piezas con trabajos en yunque. A través de sus dichos, conocimos algo más de su trayectoria artesanal.

Ya en su taller, vimos unas pocas máquinas con que se ayuda en el proceso de trabajo. El resto lo hace a mano. Paciencia y tiempo complementan este fino producto.

Hilados, tejidos, licores y dulces como para no aburrirse

En el mismo paraje conocimos a Teresa Chamorro. Nacida allí, complementa sus tareas de campo dando clases de telar mapuche. Charla va y charla viene, nos fue mostrando sacos, pulóveres y medias que sus habilidosas manos realizan cada temporada.

Todo estaba hilado a mano con lana natural o teñida con extracto de plantas, complementado con botones de asta. Casi como un juego, su madre le transmitió conocimientos de hilado y tejido en telar cuando era niña.

Siente verdadero orgullo de no perder las tradiciones familiares y así es como también nos mostró almohadones, fajas y pies de cama que salieron de su enorme telar mapuche. Nos comentó algo simpático: los mapuches utilizan el color rojo para atraer la buena suerte y la energía.

Teresa participó en la Fiesta del Pulóver en Bariloche y la Feria de la Producción y la Artesanía en Neuquén y obtuvo varios premios con sus tejidos. Además de tejer, ofrece dulces caseros de guinda, grosella y parrilla. Todo el proceso desde el cultivo hasta el envasado pasa por sus manos.

Despedimos a cada uno de los artesanos viendo con qué satisfacción viven de lo que les gusta en el lugar donde se sienten cómodos.

Contactos:

En Villa Traful

Licores Julia Irene
Tel.: 54 2944 479119 / 2944 15 33 1054
E-mail: juliairenehop@hotmail.com

Erica Painepe
El Barrio


En Cuyín Manzano:

Dagoberto Riquelme
Tel.: 54 2944 15622233

Teresa Chamorro
Tel.: 54 2944 15 669113
E-mail: info@cuyinmanzano.com
Leer paseo completo... Mónica Pons / Eduardo Epifanio

Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Villa Traful?

© 2003-2020 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723