Luján de Cuyo, tierra malbec

Mientras el nombre de Luján de Cuyo recorre el mundo inscripto en las etiquetas de los mejores vinos mendocinos, su gente demuestra que tienen mucho más para estar orgullosos.

Quizás al ingresar a la ciudad de Luján de Cuyo se tenga la sensación de haber encontrado una sencilla población del interior de la provincia. Al recorrerla, descubrimos la pujanza de su gente y sus grandezas naturales y adquiridas.

Con el ánimo de descubrir su forma de vida, recorrimos el pequeño centro. En su coqueta plaza departamental se luce la capilla Virgen de Luján, patrona de la ciudad y que fue parte de la villa fundadora. En los alrededores, sobre las avenidas San Martín y Sáenz Peña, se sitúan los comercios y lugares para tomar algo o disfrutar de la gastronomía local.

Percibimos un aroma de ciudad tranquila, que disfruta de su entorno y de sus calles anchas y con tránsito sereno. Respiramos profundo y dejamos que el perfume de los árboles nos acompañara.

  • Las bodegas y sus entornos

    Las bodegas y sus entornos

  • La infaltable iglesia

    La infaltable iglesia

  • Aroma de ciudad tranquila

    Aroma de ciudad tranquila

  • Termas de Cacheuta

    Termas de Cacheuta

  • Casa de Fader

    Casa de Fader

En la zona plana se encuentran las bodegas que dan renombre a la ciudad, cercanas las unas a las otras y divididas en cuatro circuitos de acuerdo a su ubicación, historia y características. Ellas conjugan la tradición y la innovación y nos permiten saber cuánto conocemos de vinos y cuánto más podemos aprender con solo visitarlas.

Nos maravilló la cantidad de kilómetros que ocupan los viñedos instalados en las primeras estribaciones de la cordillera. Ellos proveen la clásica uva malbec, que determina el estilo de los vinos con carácter de Luján de Cuyo.

Estas plantaciones muy verdes, muy cuidadas, están a la espera de que la altitud, el sol y las estrellas logren de ellas los sabores frutados y la acidez exactos, para que luego los especialistas produzcan los vinos de exportación tan apreciados.

"¿Aguas termales? Sí, las de Cacheuta. ¿Centro de esquì?, el de Vallecitos. ¿Gastronomía de alto nivel? Aquí cerca, en Chacras de Coria y Potrerillos, donde la sofisticación y la exquisitez se unen en cada plato", así nos definen los del lugar lo que ofrece el departamento de Luján de Cuyo.

Además, en Luján (como se la nombra habitualmente) la presencia de la montaña es vital para la emoción y la adrenalina; el trekking de altura en media o alta montaña, el rappel y el canopy son deportes que se han popularizado, junto a guías especializados.

Si de agua se trata, además de los infinitos arroyos que bajan de las montañas, el río Mendoza y tres diques (Carrizal, Potrerillos y Cipolletti), además de aprovecharse para riego, ofrecen la posibilidad de practicar deportes acuáticos.

Luján de Cuyo es lugar de residencia de muchos mendocinos que gustan de vivir cerca de la capital pero con las costumbres más tranquilas de los alrededores. En el pasado, figuras ilustres como el pintor Fernando Fader sintieron este sitio como su tierra, aunque no hubieran nacido en ella. Justamente, al conocer la Casa de Fader, Museo Emiliano Guiñazú, leemos una frase emotiva que hicimos nuestra: “El día que me encontré solo ante las montañas gigantescas de la Cordillera, terminó toda mi ciencia pictórica”.

Dirección Turismo Municipal
Museo Americanista
Dirección: Saenz Peña 1000
Tel: 54 0261 498 1912 498 0005
E-mail: turismolujandecuyo@gmail.com

Autor Mónica Pons Fotografo Eduardo Epifanio

Cómo llegarCómo llegar: Desde Mendoza por la ruta nacional 40, dista 15 kilómetros.

Ubicación

Excursiones y paseos en Mendoza

Hoteles y alojamientos en Mendoza

Organiza tu viaje con: interpatagonia.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com