Más bello con el paso del tiempo

Entre sus riquezas naturales, el parque nacional Los Alerces protege uno de los bosques más grandes de este magnífico árbol, el ser vivo más longevo del país.

Para completar el recorrido por la comarca del paralelo 42, nos acercamos hasta el Parque Nacional Los Alerces, una de las áreas más agrestes y hermosas de la zona patagónica. Estos calificativos se deben a que no sólo posee impresionantes espejos de agua verdeazul y sirve de hábitat a especies en peligro de extinción, sino a que resguarda el mayor bosque de alerces milenarios del país.

Este parque, creado en 1937, comprende una superficie de 263.000 hectáreas que se extienden al noroeste de la provincia de Chubut hasta el límite con Chile.
Salimos temprano desde El Bolsón por la ruta nacional 258, pasamos por El Hoyo y unos kilometros más adelante nos desviamos hacia Epuyen internándonos aún más en la cordillera. Luego de observar el ambiente estepario que se extiende entre los cordones montañosos Leleque y Cholila, nos dirigimos en dirección al lago Pellegrini hasta la localidad de Cholila, precisamente.

Fiel a su nombre mapuche que significa “valle hermoso”, en este pintoresco paraje se encuentra una pequeña cabaña de troncos que fue el hogar de los legendarios bandoleros estadounidenses Butch Cassidy, Sundance Kid y Etta Place. Seguimos camino por la ruta y entramos a Villa Lago Rivadavia, una zona ganadera también muy atractiva ubicada a sólo 4 kilómetros del portal norte del parque nacional.

  • Río Navarro

    Río Navarro

  • Pasarela sobre Río Arrayanes

    Pasarela sobre Río Arrayanes

  • Comprende una superficie de 263.000 hectáreas

    Comprende una superficie de 263.000 hectáreas

  • Cascada Irigoyen

    Cascada Irigoyen


Lugares de ensueño

Ni bien ingresamos al sector norte del parque por la ruta provincial 71 que lo atraviesa hasta el sur, divisamos el cerro Coronado, bautizado con el nombre de las primeras familias que habitaron esta región, y a sus pies el lago Rivadavia. Este espejo de agua forma parte de un extenso sistema lacustre integrado también por los lagos Menéndez, Futalaufquen, Krüger y el río Frey, que desagua en la represa hidroeléctrica Futaleufú (embalse Amutui Quimey).

Estos lagos se incluyen dentro de las dos grandes eco-regiones que preserva el parque: los bosques patagónicos y los altos Andes.
A orillas del Rivadavia, antes de llegar a la seccional, se encuentra el camping organizado del lago, que brinda todos los servicios necesarios para quedarse unos días en este mágico lugar.

Después de pasar bahía Solís y subir por un paso rodeado de un tupido bosque de coihues, corre el río Rivadavia que se une al lago Verde, el cual también se conecta con el lago Menéndez a través del río Arrayanes. En este punto cruzamos la pasarela para tomar el sendero hacia Puerto Chucao. Esta angostura ofrece una panorámica espléndida de ambos espejos de agua, del bosque y de las montañas.

El sendero interpretativo, perfectamente delimitado con carteles explicativos sobre la flora y la fauna de la reserva, conduce hasta el muelle donde se embarca para navegar el Menéndez y llegar al alerzal milenario.


Bosque milenario

Más allá de estos espectaculares paisajes, el parque ha sido creado para proteger los bosques de lahuán o alerce. Este magnífico árbol, considerado sagrado, es el ser vivo más longevo del país. Creciendo a razón de 1 mm por año, llega a vivir entre 3.000 y 4.000 años y alcanza los 70 metros de altura. Por su hermosa madera rojiza, dura y resistente, en otras épocas sufrió la tala indiscriminada, lo cual hizo disminuir considerablemente la cantidad de ejemplares.

Además del alerce, en el parque crecen el ciprés de la cordillera, coihues, mañiúes, mutisias de flores anaranjadas, chilcos de flores rojas, virreinas de flores liláceas y liutos de flores amarillas. Entre ellas habitan pumas, zorros grises, pudúes y huemules, entre otros animales característicos de la región.

En esta ocasión, no pudimos acercarnos hasta el bosque de alerces porque la excursión ya había salido. Decidimos quedarnos un rato en la playa que sirve de bajada de lancha para los pescadores y regala una excelente vista del cerro Torrecillas y del glaciar que cubre toda la cima. Luego de un improvisado picnic, emprendimos la vuelta por el circuito pasando por los miradores del lago Verde para encontrarnos nuevamente con la pasarela. Desde este sector la ruta continúa bordeando el brazo norte del lago Futalafquen y ofrece buenas vistas del cordón de las Pirámides. El camino conduce hasta Villa Futalafquen, un bonito caserío con un pequeño centro cívico, magníficos jardines y una casa de té frente al muelle. Finalmente, se alcanza la portada central del parque, por donde se ingresa viniendo desde Esquel.

Autor Karina Jozami Fotografo Parques Nacionales - Prensa

Contacto de la excursión o paseo


Intendencia del P. Nacional Los Alerces

Villa Futalaufquen (9200) Esquel, Chubut

Tel: +54 2945-471015

DuraciónDuración: Todo el día.
Cómo llegarCómo llegar: Desde El Bolsón por la ruta nacional 258 hacia el sur, hay que pasar la localidad de Epuyen 8 km y tomar la provincial 71 en dirección a Cholila. Luego de dejar atrás Cholila y Villa Lago Rivadavia, se llega al acceso norte del parque por ese mismo camino que atraviesa el parque de norte a sur.

Ubicación

Excursiones y paseos en El Bolsón

Hoteles y alojamientos en El Bolsón

Organiza tu viaje con: interpatagonia.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com