Isla Victoria y Bosque de Arrayanes, sin apuros

Estos dos puntos emblemáticos de la Patagonia argentina brindan oportunidades extra muy seductoras a la hora de elegir cómo viajar y realizar trayectos diferentes.
A diario, desde Puerto Pañuelo en San Carlos de Bariloche, parten excursiones lacustres colectivas hacia dos destinos significativos: la isla Victoria y el Bosque de Arrayanes. También pueden visitarse por otros medios y, siempre, el recuerdo es imborrable.

A la isla Victoria se puede llegar en lanchas particulares o junto a operadores turísticos, con mayor disponibilidad de tiempo para internarse en rincones fascinantes. Situada en la parte central del lago, solo un tercio de su superficie se recorre y el resto es zona de reserva destinada a preservar especies autóctonas.

Pudimos visitarla sin prisa, acompañados de un guía. Inserta en el Parque Nacional Nahuel Huapi, escuchamos historias interesantes acerca de pueblos indígenas que la habitaron y que dejaron sus pinturas rupestres. También, de los primeros turistas que, a principios del siglo XX, se animaron a cruzar desde Bariloche para luego instalarse.
  • Inserta en el parque nacional Nahuel Huapi

    Inserta en el parque nacional Nahuel Huapi

  • Una paleta de colores infinita

    Una paleta de colores infinita

  • Modesta Victoria

    Modesta Victoria

  • Bosque de Arrayanes

    Bosque de Arrayanes

  • Especies autóctonas

    Especies autóctonas

  • Puerto Anchorena

    Puerto Anchorena

  • Una emblemática embarcación

    Una emblemática embarcación

Durante las caminatas conocimos el vivero forestal, el cerro Bella Vista, los miradores; también sus playas y puertos menos populares. Notamos el enorme contraste que presentan sus costas cortadas en forma vertical con aquellos sectores escondidos donde se puede tomar sol junto al lago. El color de las aguas, más el del cielo, las nubes y los verdes de los bosques formaban una paleta infinita.

Descubrimos una hostería magnífica en la parte más alta de un acantilado. Además de su vista panorámica, imaginamos lo que significa despertar cada mañana inmersos en ese lugar tranquilo y solo pensar la actividad del día. Cabalgatas, trekking o salidas en mountain bike son algunas de las opciones que proveen los senderos de la isla.

Por otro lado, los paseos lacustres al Bosque de Arrayanes llegan a ese lugar único en el mundo tanto desde Bariloche como desde Villa La Angostura por medio de una navegación por el lago Nahuel Huapi. Lo que muchos aún no saben es que se puede acceder al extremo de la península de Quetrihué a pie o en bicicleta desde y hacia esta última población. También se puede optar por llevar este vehículo en la lancha de pasajeros para uno de los tramos.

Esos doce kilómetros que lo separan de la villa se realizan por senderos y miradores de gran belleza. Algunas subidas y bajadas intensas justifican que llevemos la bici al hombro por unos metros, pero el resto del recorrido es sencillo. Arboledas altas, prados verdes, algún arroyo y una laguna acompañan en la excursión.

Los arrayanes reciben a los visitantes en su ambiente húmedo, con perfume a azahares en verano y tonos rojizos y canela intensos que inundan los sentidos.

Resumiendo, la isla Victoria y el Bosque de Arrayanes se encuentran en una jurisdicción aparte pero ambos nos ofrecieron sus aromas exquisitos, el gorjeo de pájaros acostumbrados al silencio y el suave mecer del follaje. Todo ello estuvo a nuestra disposición por el solo hecho de habernos internado en sus profundidades boscosas con algo más de tiempo para disfrutarlos.
Leer paseo completo... Mónica Pons / Gentileza Turisur

Contacto

Turisur
Mitre 219, (8400) , San Carlos de Bariloche, Río Negro
Tel: +54 294-4426109
E-mail

Ubicación


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en San Carlos de Bariloche?

© 2003-2021 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723