Bernardo de Irigoyen: cruzar a Brasil caminando

Bernardo de Irigoyen es una pequeña ciudad misionera que limita con Brasil. Ideal para entender y vivir el encuentro de dos culturas y el nacimiento del portuñol.
La distancia que separa la ciudad de Puerto Iguazú de Bernardo de Irigoyen no supera los 200 kilómetros, y permite conocer distintas localidades que se adentran en tierra misionera.

Bernardo de Irigoyen es una pequeña ciudad misionera que limita con el país vecino de Brasil y tiene una particularidad que pasa desapercibida para quien no la conoce: se encuentra en el punto más oriental de nuestra Argentina continental. Antiguamente esta pequeña localidad se llamaba “Barracón”, al igual que su ciudad homónima (“Barracão”) que se ubica en el país vecino.

Bernardo de Irigoyen es cabecera del departamento General Manuel Belgrano en la provincia de Misiones y fue fundado el 11 de julio de 1921. Ubicada en lo que se conoce como “frontera seca”, limita con dos pequeñas ciudades brasileñas que fueron bautizadas con los nombres de Dionísio Cerqueira (que pertenece al estado de Santa Catarina) y Barracão (que pertenece al estado de Paraná), siendo por ello un importante punto de ingreso y egreso de personas al país, por lo que existe una oficina de migraciones.

La ciudad se ubica sobre el cerro Barracón a una altura superior a los 800 metros sobre el nivel del mar y muy cerca de ella se encuentra el cerro Rincón de 843 metros, que es la mayor altura de toda la Mesopotamia argentina.
  • Municipalidad

    Municipalidad

  • Calle del Casino

    Calle del Casino

  • Una pequeña ciudad misionera

    Una pequeña ciudad misionera

  • La frontera

    La frontera

  • Donde comienza la patria

    Donde comienza la patria

Entre sus atractivos turísticos, se destacan algunas de sus parroquias pertenecientes a la Iglesia Católica que se repiten también del lado brasilero y dejan ver todavía algunos vestigios de la importancia de la evangelización cristiana en la región. El pequeño río Pepirí-Guazú es uno de los íconos geográficos que posee Bernardo de Irigoyen y se convierte en verano en el balneario local capaz de satisfacer a sus propios vecinos y a los turistas que llegan a conocer el lugar. Una ancha calle y la aduana separan a la Argentina de Brasil. Por lo que el comercio de un lado y del otro de la frontera es otro de los atractivos de ambas ciudades limítrofes, logrando que el idioma que más se escuche sea el “portuñol”, mezcla de español y portugués.

Tierra colorada, humedad, mariposas son el sello de Bernardo de Irigoyen, una parte de Misiones donde los que quieran cruzar a Brasil casi “caminando” encontrarán el lugar perfecto para hacerlo.

Pablo Etchevers / Gentileza Municipalidad Bernardo de Irigoyen

Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Puerto Iguazú?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723