Un pueblo junto al Manzano Histórico

El paraje es pintoresco y tranquilo y permite realizar excursiones a la montaña de distintos estilos y, en especial, de aventura.
Cuenta la historia que de regreso de su viaje al Perú el general José de San Martín descansó en ese mismo lugar donde hoy una plaza le realiza un homenaje. Es interesante conjeturar su estado de ánimo, las palabras que intercambió con el coronel Manuel Olazábal a la sombra de ese manzano y cómo siguieron sus días.

Muchos años después visitamos el lugar en el cual queda un retoño de aquel árbol, rodeado por una plazoleta con acequias y un gran monumento al que se accede gracias a una escalinata de muchos peldaños. En su parte superior, una escultura muestra al Gran Capitán montado en una mula zaina, vestido con un viejo poncho chileno y con un sombrero de paja con ala, un atuendo poco habitual en tan magna figura. Lo acompaña un niño cuyano.

De tanto recibir visitas para rendir homenaje a este manzano, la gente se fue quedando. Es que el lugar cuenta, entre otras cosas, con un microclima propio y con arroyos como Las Pircas y Grande, con lugares apropiados para pasar el día. La vegetación y la cercanía con la cordillera frontal han dado lugar a campings y cabañas. De a poco se fue incorporando una mejor infraestructura de servicios y hasta es posible encontrar algún guía de montaña avezado que acompañe en las salidas con vehículos y equipos apropiados.
  • Retoño de aquel árbol

    Retoño de aquel árbol

  • Una escultura muestra al Gran Capitán

    Una escultura muestra al Gran Capitán

  • Montado en una mula zaina

    Montado en una mula zaina

  • Monumento Retorno a la Patria

    Monumento Retorno a la Patria

  • Reserva natural y cultural

    Reserva natural y cultural

Hablando con un viejo poblador, nos comentó: "Aquí vienen más que nada para dirigirse al Cordón del Portillo o al Cajón de los Arenales y los cerros Verde, Punta Blanca y el Keops. También los que no hacen escalada, salen a caballo o bicicleta de montaña y algunos practican parapente".

Así como el retoño de manzano se cuida por lo que representa en la historia argentina, también hay una Muestra Sanmartiniana en el Centro de Visitantes, a pasos de la plaza.

El Paso del Portillo fue uno de los caminos que el Ejercito Libertador utilizó para cruzar hacia Chile en enero de 1817. Si uno imagina los medios con que contaban las tropas de San Martín, puede deducir la fuerza de espíritu de esos hombres. Ese pasaje, pedregoso, con ventisqueros y canaletas profundas, hoy lo visitan los expertos para realizar escalada y salidas de aventura.

Paraje Manzano Histórico
En Los Chacales, departamento de Tunuyán, Mendoza
Cruce de las rutas provinciales 89 y 94.

Mónica Pons / Eduardo Epifanio

Datos Útiles

Cómo llegar: Desde Tunuyán se accede por las rutas provinciales 92 primero y luego la 94, pavimentadas.


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Mendoza?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723