Los mandamientos de la naturaleza

A pocos kilómetros de Tafí del Valle, una granja ecológica enseña a vivir en paz con la naturaleza evitando aquello que contamina.

Conocer a Roberto y a Christina en su granja ecológica fue un episodio muy particular en nuestro viaje por los Valles Calchaquíes. Llegamos allí gracias a comentarios recibidos durante nuestra estadía en Tafí del Valle en varios locales de artesanías y en la Dirección de Turismo. A la vera de la ruta provincial 307, saliendo de Tafí del Valle hacia Amaicha y a sólo seis kilómetros, banderas argentinas y de las comunidades aborígenes marcan el lugar.

En la escalinata de entrada nos recibió una llama. Este animal del lugar, muy cariñoso, elegante y sociable, fue nuestro primer contacto con un territorio tan singular. Minutos después se nos acercó Roberto. Con mucha delicadeza e interés por que conociéramos su granja, nos invitó a pasar. Así fue como comenzamos a subir esa larga escalinata que nos llevó a conocer palmo a palmo su casa, corrales y sembrados.

La primera indicación fue no apurar el paso. La altura y el camino empinado no dan respiro y hubo que avanzar lentamente. Roberto aprovechó esos minutos de lento avance para contarnos cómo inició este emprendimiento. La primera impresión que recibimos fue que es una persona enamorada de sus raíces y que lo que hace día a día para mostrar la esencia de sus antepasados forma parte de su elección de vida.

  • La Quebradita , Tafí del Valle

    La Quebradita , Tafí del Valle

  • Animales en su habitat

    Animales en su habitat

  • Algunas artesanías

    Algunas artesanías

  • Las llamas se prestan gentilmente

    Las llamas se prestan gentilmente

  • Cerámica

    Cerámica

  • Su cielo abierto, su paisaje verde

    Su cielo abierto, su paisaje verde


Mirando hacia el valle

Aquí todo fue realizado a pulmón, no hay máquinas ni animales de tiro. Sólo sus manos y su dedicación fueron poniendo aquí y allá troncos, plantas y ladrillos de barro para ir afirmando la identidad de esta granja ecológica.

Christina y Roberto fueron ubicando sus animales, sus árboles y sus sembrados en terraza sobre una ladera verde con vista al valle, en la cual está construida la casa que levantaron juntos. Ambos están acostumbrados a recibir personas de todos lados y realizan una visita guiada en español o en inglés, según su procedencia.

Su forma de vida reconoce un ser superior que brinda sus dones a través de la naturaleza y que permite vivir en armonía. De ahí surge el nombre de la granja (Guiados por la Pachamama): sólo la madre tierra sabe qué inviernos serán duros y de pocos pastos o cuándo faltará agua para los animales. Ellos se acomodan a esas circunstancias y van salvando las dificultades que la naturaleza imaginó para ellos.

Se cultivan frutas y verduras para consumo diario, té, hierbas aromáticas y medicinales. Un sistema de terrazas permite aprovechar el agua que llega de la montaña y baja por las laderas. No utilizan químicos para plagas, ya que alteran el producto final.


Llamas y caballos en su habitat

Seguimos ascendiendo hacia los corrales donde las llamas conviven con caballos vallistos. Cuenta Roberto que las llamas se prestan gentilmente a la tarea de ayudar a personas con capacidades disminuidas en lo que se llama zooterapia.

Desde allí arriba, con más aire en los pulmones que al iniciar el ascenso, tuvimos una visión general de la granja y de los distintos senderos que pueden tomarse para realizar caminatas y cabalgatas. Una vez más, las llamas se encargaron de hacernos sentir en casa. Son dóciles y buscaron que les acercáramos alimento y les hiciéramos una caricia.

Antes de retirarnos, pasamos a ver algunas artesanías que ellos mismos hacen y que ofrecen para la venta: licores, tejidos, cerámica, compost, panes y otros productos naturales.

En ese momento Roberto, oriundo del lugar, y Christina, neozelandesa, comentaron cómo se conocieron e iniciaron este camino hacia una vida sana para sus cuerpos y espíritus. Hoy comparten sus días con su bebé de dos años, quien luce una carita iluminada por el sol.

Hay muchos motivos para visitarlos: su cielo abierto, su paisaje verde, sus enseñanzas a partir de la fuerza de la naturaleza y el alpapuyo, esa gran nube que los cobija con su humedad para dar vida a plantas y animales.

Autor Mónica Pons Fotografo Eduardo Epifanio

Contacto de la excursión o paseo


Granja Ecológica Guiados por la Pachamama

Ruta 307 Kilómetro 68 (4137) Tafí del Valle, Tucumán


Tipo de tourTipo de tour: Turismo alternativo y ecológico

Ubicación

Excursiones y paseos en Tafí del Valle

Hoteles y alojamientos en Tafí del Valle

Organiza tu viaje con: interpatagonia.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com