Excursión en 4 x 4 por el Río Tafí

Una actividad 4x4 que nos permite conocer Tafí del Valle por caminos inaccesibles para cualquier otro vehículo convencional.

Tafí del Valle está emplazada a 107 kilómetros de San Miguel de Tucumán tomando por la ruta hacia los Valles Calchaquíes. Llegamos sobre el mediodía y lo que más nos impactó fueron sus anchas avenidas cubiertas por locales de artesanías y gastronomía. Muchos turistas disfrutaban del almuerzo y el clásico olorcito a locro invadía las mesas servidas.

Encontramos a Daniel Carrazano, con quien compartimos unas excelentes empanadas tucumanas, las mejores de Tafí, según sus dichos. Nos propuso realizar una travesía en 4 x 4 junto a un grupo de visitantes que ya estaban preparados para vivir esta experiencia fascinante: recorreríamos los alrededores de Tafí en un vehículo especialmente preparado.


Conociendo los orígenes

Charla va, charla viene, nos contó un poco sobre los orígenes de los Valles Calchaquíes y la influencia incaica sobre los indios tafí que los habitaban. Trabajaban muy bien la tierra, con terrazas de riego. La quínoa, de gran valor alimenticio, era el principal elemento de su dieta y se convertía en harina en los morteros de piedra.

  • A 107 kilómetros de San Miguel de Tucumán

    A 107 kilómetros de San Miguel de Tucumán

  • Ruta hacia los Valles Calchaquíes

    Ruta hacia los Valles Calchaquíes

  • Tafí del Valle

    Tafí del Valle

  • Un descanso

    Un descanso

  • Sobre un Mercedes Benz Unimog

    Sobre un Mercedes Benz Unimog

  • Listos para partir

    Listos para partir

  • Un cementerio muy colorido

    Un cementerio muy colorido

Sus casas eran semisubterráneas para guardar el calor; fabricaban vasijas de barro; utilizaban flechas con punta de metal. Eran muy bélicos y enfrentaron a los españoles con esas herramientas para ahuyentarlos.


A todo motor

Interrumpimos la charla por la llegada de los dos vehículos que estacionaron en la avenida Perón frente a nosotros: un Mercedes Benz Unimog y una Land Rover Defender a nuestra disposición para iniciar la experiencia.

Nos ubicamos en el Unimog, un vehículo altísimo al que ascendimos por una escalerilla. Varias hileras de asientos y un techo para guarecernos del intenso sol. Alrededor, una única ventanilla por los cuatros costados. Fuimos dejando atrás las calles del centro para tomar por una ruta de tierra. Pasamos un puente sobre el río La Banda y una vista parcial de las afueras nos mostró un gran número de enormes residencias sobre bonitas lomadas. Las coquetas casas de esta villa de veraneo muestran jardines grandes y cuidados.

Al principio anduvimos en forma paralela al río Tafí. Pasamos nuestro primer arroyito y comenzó el malambo. Nos movimos de derecha a izquierda y de arriba hacia abajo cuando pasamos por encima de unas enormes piedras, blanquísimas. La única recomendación fue agarrarse fuerte de los pasamanos y disfrutarlo. Vimos algo de bruma, la ciudad desde lejos, y se impuso el comentario de Daniel acerca del alpapuyo: una nube que ingresa diariamente por el valle y cubre la zona con su espeso manto. Alguna que otra anécdota agregó informalidad a la salida.


Ruta empedrada

Avanzamos sobre el lecho del río con poca agua, pero con mucho zarandeo. Continuamos por una zona barrosa, un corcoveo y una ola marrón envolvieron el vehículo pero nosotros salimos airosos, sin mancha. Luego, subimos una cuesta como una pared sin ningún inconveniente.

Volvimos por el río y ahora sí, llegó la hora de bañarse. El agua salpicó a los que miraban por las ventanillas. Fue tal el traqueteo dentro del lecho que finalmente el conductor logró mojarnos. Risas y comentarios de todos los que participamos de este juego fantástico. Los vehículos son de una fortaleza espectacular y uno siente vértigo por el movimiento que imprime cada rueda a la carrocería, pero en ningún momento hubo temor entre los pasajeros.

Nos detuvimos en un cementerio muy colorido, casi alegre, que nos dejó con la boca abierta. Subimos nuevamente a los vehículos y desandamos los mismos caminos empedrados hasta depositarnos otra vez en la civilización luego de dos horas.


Hora del té

Finalizada la aventura, nos quedaba pendiente una invitación a probar tortas caseras, chocolate y miel en el salón de té El Blanquito y hacia allí fuimos. Nos recibieron Dorita y Eduardo Sabaté, quienes se afincaron en la zona hace algunos años. Sus exquisitas especialidades deleitan a turistas y lugareños en un entorno magnífico.

Salón de Té El Blanquito
Ruta 307 Km 62
Tel (03867) 421-559

Autor Mónica Pons Fotografo Eduardo Epifanio

Contacto de la excursión o paseo


La Cumbre

Av. Pres. Perón 120 (4137) Tafí del Valle, Tucumán

Tel: +54 3867-421768 Cel: +54 381-6040998

Tipo de tourTipo de tour: Travesías 4 x 4

DificultadDificultad: Baja

Para tener en cuentaPara tener en cuenta: Otras salidas similares visitan la estancia de Las Carreras para ver la producción de quesos. Se puede combinar con cabalgatas, bicicleta, parapente o mountain bike extreme bajando por la ladera de la montaña. También se puede conocer un taller de cerámica artesanal o yacimientos de cuarzo en estado natural, a lo que se le suma una caminata de media hora contemplando la paz y silencio del lugar. Luego viene el 4 x 4 por el río. Termina en el campo del Molino, donde se descansa un rato, se toma un café con mermeladas caseras y se emprende el regreso.

Ubicación

Excursiones y paseos en Tafí del Valle

Hoteles y alojamientos en Tafí del Valle

Organiza tu viaje con: interpatagonia.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com