Un paseo por la estancia San Guillermo

El establecimiento presenta múltiples actividades para recorrer y conocer en plenitud la belleza natural del lugar.

La estancia San Guillermo es uno de esos lugares donde la naturaleza se manifiesta en cada rincón, mires hacia donde mires. Allí fuimos para realizar varias actividades relacionadas con la vida del hombre en el campo: cabalgatas, caminatas, recorridos por el campo e incluso llegar hasta la lobería de Punta Loma y observar los lobos marinos que habitan el lugar.

Cuando llegamos, encontramos una superficie enorme frente a nuestros ojos. El campo que comprende la estancia San Guillermo presenta una superficie total de 2.700 hectáreas y se encuentra a tan sólo 8 kilómetros de la costa del Golfo Nuevo. Posee playas inéditas, casi vírgenes, a las que muy pocas personas logran acceder. Esto mantiene la naturaleza del lugar de una manera impecable.

Asimismo, pudimos comprobar a nuestro paso que las instalaciones del casco de la estancia son realmente espectaculares. El lugar se presenta como el sitio ideal para escuchar atentamente el silencio, observar el azul inmenso del cielo, la meseta prehistórica, los atardeceres rojizos y plenos, y disfrutar del tierno ruido del mar.

  • Cabalgatas, mountain bike

    Cabalgatas, mountain bike

  • Acogedores espacios interiores

    Acogedores espacios interiores

  • Esquila

    Esquila

  • La pureza de la “Señora Naturaleza”

    La pureza de la “Señora Naturaleza”

Claro que no faltó en nuestra visita el contacto con los animales. Nos encontramos cara a cara con unos simpáticos guanacos, que fueron muy bien domesticados y nos permitieron sacarnos fotos junto a ellos.

Otra de las grandes alternativas que ofrece la estancia es realizar trekking. Bien cómodos y con los materiales necesarios, emprendimos el camino para conocer el criadero de cerdos.

Luego bajamos por profundos cañadones que fueron cubiertos por el mar entrerriense hace 30 millones de años. Allí encontramos fósiles que se pueden tocar y que conforman un circuito biológico y paleontológico único, digno de ser visitado y fotografiado. En general, se pueden ver los sedimentos blancos que pertenecen al mar patagoniense en los acantilados, mientras que los sedimentos de color ocre, que se encuentran sobre los blancos, son más nuevos y pertenecen al mar entrerriense.

Según el guía que nos acompañó en el recorrido, el mar entró a la Patagonia en dos oportunidades y cubrió grandes extensiones de tierras. Esto significa que en ese entonces la corteza terrestre era más baja y tuvo un movimiento vertical.

En definitiva, la estancia San Guillermo es el lugar ideal para ir en familia. Es que nadie puede dejar de disfrutar: niños, jóvenes y adultos pueden elegir las alternativas que más les gusten. Eso sí, sin duda, en cada actividad todos van a sentir (con todos y cada uno de los sentidos, valga la redundancia) la pureza de la “Señora Naturaleza”.

Autor Pablo Etchevers Fotografo Gentileza Estancia San Guillermo - Alberto Patrián

Contacto de la excursión o paseo


San Guillermo

28 de Julio 90 (9120) Puerto Madryn, Chubut

Tel: +54 2965 452150

Ubicación

Excursiones y paseos en Puerto Madryn

Hoteles y alojamientos en Puerto Madryn

Organiza tu viaje con: interpatagonia.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com