Rafting por el río Mendoza, pura adrenalina

El rafting se ha convertido en uno de los deportes preferidos de los amantes de la aventura y el aire libre. Cualquiera lo puede practicar, sólo hay que animarse a los rápidos y al agua fresca.
En Mendoza, no solo de vinos vive el hombre. La Vendimia y todo lo que ella implica son parte de los grandes atractivos de esta provincia, a la que en los últimos tiempos se han sumado los deportes de aventura, entre los que se destaca el rafting.

El río Mendoza, que es catalogado como de clase 3 durante todo el año y asciende a clase 4 en los meses de verano, dibuja verdaderos paisajes de película para quienes quieran vivir emociones diferentes.

Los guías ya estaban listos para darnos las lecciones mínimas de rafting y seguridad para luego partir, provistos de cascos y chalecos salvavidas, a las balsas que se encontraban en la orilla.
  • Nos zambulliremos al río

    Nos zambulliremos al río

  • Una temperatura muy agradable y un cielo encantador,

    Una temperatura muy agradable y un cielo encantador,

  • Increíbles los gestos y las caras de los presentes

    Increíbles los gestos y las caras de los presentes

  • Un deporte emocionante

    Un deporte emocionante

Con una temperatura muy agradable y un cielo encantador, empezamos a remar tranquilos siguiendo las indicaciones que daba nuestro guía mientras observábamos cómo las otras balsas comenzaban a encarar los primeros rápidos de este singular curso de agua.

Los rápidos del río Mendoza son muchos, pero sobresalen algunos a los que se les impuso un nombre para así hablar todos de lo mismo en cuanto se refiere a emociones localizadas: el Laberinto, Picoli, Concejal, la Piedra Mala, la Muralla China y el 31 son algunos de los más destacados.

Mientras flotábamos sobre el río, eran realmente increíbles los gestos y las caras de los presentes, y ni hablar de la expresión de sus ojos.

Al avanzar comienzan a sucederse las distintas formaciones rocosas que logran junto a los rápidos despertar la adrenalina hasta de los más tranquilos. Es que el rafting es un deporte emocionante, que descubre lo que cada uno de nosotros lleva dentro, casi nada…

Mientras la balsa se desplazaba, la vista de varios cerros atrajo nuestra mirada y le dio a la navegación una majestuosidad e inmensidad que no siempre se logra en otros ríos, y que por el contrario en el río Mendoza es constante.

Entre ellos aparecen el cerro Cocodrilo, el Mirador y el Calavera, que son señalados por los guías de cada balsa apenas los divisamos. La Aforadora y la Curva de Guido, donde se encuentra una estación abandonada, forman parte de un recorrido que logra mantener expectantes a los tripulantes desde que se suben a la balsa hasta que bajan.

La algarabía y los gritos de emoción del grupo ganaban intensidad con cada salto. La adrenalina solo calmaba los ánimos cuando luego de un gran salto venía un remanso, que nos dejaba derivar hasta la llegada del próximo.

Una experiencia única, en una provincia realmente fascinante.
Leer paseo completo...Pablo Etchevers / Gentileza Kahuak.com.ar

Datos Útiles

Tipo de tour: Rafting

Para tener en cuenta: Cada participante recibirá un equipo completo de neoprene, chaleco salvavidas y casco. Es decir que no es necesario llevar equipo propio, la gente de Kahuak tiene todo pensado para relajarse y disfrutar.

Contacto

Kahuak
Rivadavia 234, (5500) , Mendoza, Mendoza
Tel: +54 261-4238409 Cel: +54 9261-4177281
E-mail


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Mendoza?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723