Visita al Museo Mundial del Tango

En el centro de Buenos Aires se encuentra el Museo Mundial del Tango, santuario de una historia que todavía no termina.
El Museo Mundial del Tango, dependencia de la Academia Nacional del Tango, tiene su hogar en el piso superior al Café Tortoni, y se puede acceder a él tanto por una puerta particular que se abre sobre la calle Rivadavia como por la Academia.

Algo nuevo para decir

Este museo es un museo nuevo (su inauguración fue en diciembre de 2003) pero trata sobre uno de los temas más tradicionales de Buenos Aires: el tango. Su existencia, tanto como la de la Academia Nacional del Tango, corresponde a los nuevos tiempos que corren, en los que el tango ya ha dejado de ser una música marginal o incluso la música más popular (como fue, por ejemplo, en la década del ´40) para ocupar su justo lugar entre los fenómenos más fascinantes del siglo XX.
  • En el centro de Buenos Aires

    En el centro de Buenos Aires

  • Bandoneón de Aníbal Troilo

    Bandoneón de Aníbal Troilo

  • Salón Horacio Ferrer

    Salón Horacio Ferrer

  • En el piso superior al Café Tortoni

    En el piso superior al Café Tortoni

La historia, de a poco

La muestra del museo está distribuida siguiendo un criterio cronológico. Con módulos que abarcan de a quince años a la vez, el visitante puede seguir el desarrollo de este estilo musical desde su prehistoria (cuando todavía no podemos hablar de “tango”) hasta sus más recientes mutaciones.

En el medio encontramos todo aquello que constituyó la gloria del tango: su surgimiento, la nueva guardia, las diferentes generaciones que van desde De Caro, Gardel y Contursi, pasando por Discépolo, Pugliese, Goyeneche, Mores, Piazzolla y la vanguardia hasta nuestros días.

El tango sigue vivo

La información es abundante y clara, y puede guiar incluso al visitante más profano por este mundo que supo forjar su propia tradición.

Pero lo más interesante, sin duda, son los objetos que se exhiben dentro de las vitrinas: verdaderas reliquias tangueras. Desde un sombrero de Gardel, pasando por distintas partituras manuscritas, el piano de Agustín Bardi, rollos de películas viejas, discos originales, máquinas de escribir, todo lo que tuvo que ver con aquellas glorias que todavía siguen sonando. Hasta encontramos una colección de CD´s con lo más nuevo de esta música.

Más que una exposición

Pero el tango es más que música y el museo muestra también una serie de pinturas, esculturas y diferentes obras de arte que se inspiraron en el tango y sus personajes. Una pasión que sigue ardiendo.

En la sala del Olimpo de las Glorias Tangueras encontramos una serie de gigantografías que rinden tributo a las figuras que hicieron brillar esta música. Este mismo salón, equipado con sillas y un escenario, sirve como marco para diferentes espectáculos y actividades.

Una película sobre Gardel se proyecta de fondo.

La historia continúa afuera

Nadie puede negar la importancia que tienen las instituciones como este Museo Mundial del Tango para crear un reconocimiento y preservar la memoria del tango. Pero, como dice el propio museo, esta es una memoria que no está completa. El tango todavía suena.

Es por eso que tanto el museo como la academia están en permanente actividad y se abren a la nueva vida que todavía tiene este tradicional estilo musical.
Leer paseo completo...Marcos Rodríguez / Marcos Rodríguez

Datos Útiles

Tipo de tour: Museo

Para tener en cuenta: En el museo se llevan a cabo diferentes actividades abiertas al público sobre la historia del tango, así como espectáculos. Consultar fechas y programación.A su vez, la Academia Nacional del Tango ofrece constantemente cursos y actividades abiertas, previa inscripción, a todo aquel que quiera saber más o comenzar a saber algo sobre el tango.

Ubicación

Contacto

Museo Mundial del Tango / Palacio C.Gardel
Rivadavia 830, , Ciudad de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires
Tel: +54 11-43456967
E-mail


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Ciudad de Buenos Aires?

© 2003-2017 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723