Que la Virgen de las Nieves nos guíe

A la virgen protectora de los montañistas se la encuentra a un paso del cerro Catedral, muy cerca de la ciudad de Bariloche. Descubrimos su morada escondida y el secreto de tantos adeptos que la siguen.
Al pie de la montaña, en un lugar donde el viento sopla enérgico y se deja escuchar, la Virgen de las Nieves es venerada por sus fieles en una gruta de piedra erigida en alto. Llegamos hasta allí deseosos de conocer en forma directa ese santuario. Vencimos su empinada escalinata para ponernos en contacto directo con su imagen y con los cientos de recuerdos que sus fieles le han dejado a través del tiempo en agradecimiento por sus bendiciones.

Todo es de piedra de la zona y la virgen está emplazada en el sector más protegido de la gruta, resguardada por una reja y un vidrio. Lleva al niño Jesús en sus brazos y tiene una imagen serena en el rostro. A su alrededor pudimos ver algunas velas aún encendidas y muchas otras que ya se habían derretido.

Nos llamó la atención la gran cantidad de placas de distintos materiales (aluminio, plástico, hierro) pegadas sobre la piedra misma, con un nombre y una fecha dando simplemente gracias. Los motivos no estaban especificados, quedaron en el interior de cada uno; sólo su fe en la virgen habría producido el milagro.
  • Descubrimos su morada escondida

    Descubrimos su morada escondida

  • Gran cantidad de placas

    Gran cantidad de placas

  • La virgen protectora de los montañistas

    La virgen protectora de los montañistas

  • El secreto de tantos adeptos que la siguen

    El secreto de tantos adeptos que la siguen

Habíamos conocido la imagen de la Virgen de las Nieves en un altar lateral de la iglesia Catedral de Bariloche. Ahora la veíamos casi en su propio hogar. Decimos esto porque se trata de la "Protectora de las Actividades de Montaña" y son los regimientos de montaña de todo el país quienes la veneran y visitan para recibir su bendición.

Estábamos rodeando la capilla para no perdernos detalle cuando llegaron dos personas a rezar hincados frente a la virgen. Era un matrimonio mayor que dejó un ramo de flores, probablemente de su propio jardín. Sin palabras, como llegaron se retiraron luego de permanecer varios minutos allí.

El culto por la Virgen de las Nieves proviene de la época de la fundación de la ciudad de la Buenos Aires, cuando Juan de Garay puso el puerto bajo la advocación de esta santa patrona allá por 1580. El día 5 de agosto, fiesta de la Virgen de las Nieves, se realiza anualmente una peregrinación hasta la gruta; año tras año incrementa la cantidad de peregrinos. En ese momento se realiza una misa de bendición a los miles de fieles que comparten la reunión.

Ese día familias enteras llegan desde muy lejos a manifestar en comunidad su fe a la virgen y constituye una tradicional encuentro espiritual, quizás el más representativo del catolicismo de esta zona de montaña.

“Madre de las Nieves, que como patrona
protejas a tus hijos amantes de las actividades de montaña,
y que desde la cima del Aconcagua hasta la extensión del llano,
y que desde el norte de los Andes hasta el sur de nuestra patria
se oiga esta plegaria: salve Santa Madre de Dios,
protege a los montañeros y que las benéficas nieves
enriquezcan nuestros campos.”


Nuestro paso por la capilla fue silencioso, íntimo, pero nos dejó cierta sensación de serenidad que nos acompañó el resto de la tarde.

Mónica Pons / Eduardo Epifanio

Datos Útiles

Cómo llegar: Se ubica a 15 kilómetros de San Carlos de Bariloche, en la intersección de las ruta al cerro Catedral y al lago Gutiérrez, en el acceso al barrio Los Coihues.


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en San Carlos de Bariloche?

© 2003-2021 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723