El Delta y el Río de la Plata en barco

No es el entramado y laberíntico mundo de Jorge Luis Borges sino un refugio lleno de encanto y naturaleza a minutos de la ciudad.
Bautizado como “Delta del Paraná”, su nombre hace referencia al modo en que este río de aguas sedimentarias desemboca en el Río de la Plata, dando así vida a un conjunto de islas y arroyos que conforman un laberinto infinito que convoca todos los días del año a miles de visitantes.

Tigre” fue su nombre popular y debe su origen a la presencia de yaguaretés (tigre americano) a lo largo de sus islas y montes. Sin embargo, una vez que la zona comenzó a poblarse (lo cual ocurrió a partir del año 1900) debieron emigrar hacia el corazón de la selva misionera.

Del pasado al presente

Hoy el Delta (o Tigre, de acuerdo a cómo se lo quiera llamar) combina a través de distintos recorridos el encanto que genera su naturaleza privilegiada con la posibilidad cierta de conocer su historia, cultura y filosofía de vida. Basta con dejarse llevar por alguna de las embarcaciones que parten de la estación fluvial y que de manera rutinaria pero bella se internan en sus islas.

Apenas se toma el río Luján, sobresalen decenas de clubes de remo, el viejo y aristocrático Tigre Hotel (hoy convertido en centro cultural), el Museo Sarmiento y algunos de los recreos que hacen del lugar uno de los sitios protagonistas de los fines de semana porteños. La influencia de la belle epóque se aprecia en cada uno de los rincones. Sus antiguas casonas, muelles y recreos muestran sobrados vestigios de una época en que el lujo era importado de la vieja Europa hacia la nueva América.
  • Ese viejo río color de león

    Ese viejo río color de león

  • Un viaje encantador

    Un viaje encantador

  • Paseos desde Puerto Madero

    Paseos desde Puerto Madero

  • Del pasado al presente

    Del pasado al presente

  • Sus atrayentes islas

    Sus atrayentes islas

  • Una flota de once embarcaciones

    Una flota de once embarcaciones

El famoso Puerto de Frutos, donde los isleños comercializan los productos y frutas que cosechan en las islas, el Parque de la Costa y el Casino Trillenium son las edificaciones más grandes que se observan desde el agua.

Dejando el Luján, el recorrido puede continuar ahora por un río más angosto y bello, como es el Carapachay o el Angostura, que permite divisar cómo son la vida de los isleños y sus costumbres (con sus casas, escuelas, lanchas colectivas o almaceneras) alternadas con los recreos, resorts y hoteles de jerarquía internacional o restaurantes de primer nivel.

El río Sarmiento esconde en sus aguas gran parte de la historia del lugar y de nuestro país. Bautizado en honor a Domingo Faustino Sarmiento, deja asomar en una de sus costas la casa (hoy convertida en museo) donde vivió el ex-Presidente, una de los personalidades más grandes y destacadas que tuvo el país en el siglo XIX.

Ese viejo río color de león

Con estas palabras Jorge Luis Borges definió al inmenso Río de la Plata sintetizando de manera perfecta no sólo la tonalidad de sus aguas cuando el sol brilla sino también el carácter inmanejable de su superficie cuando la sudestada se hace presente.

Lo cierto es que además de conocer los secretos y la mayoría de los rincones de las islas, algunas excursiones fluviales permiten tomar contacto con el gigantesco río para acercarnos a ver desde el agua la inmensidad de la ciudad de Buenos Aires. Se deja de este modo la tranquilidad y la calma chicha de los ríos y arroyos internos para adentrarse a navegar el canal costanero del Río de la Plata.

La embarcación comienza a copiar los paseos que se suceden a través de la costanera y sus diferentes costas, las cuales son apreciadas por los visitantes teniendo como imagen de fondo a una Buenos Aires que cada vez se hace más grande. Se suceden los distintos clubes náuticos que salpican las costas de San Isidro o del puerto de Olivos, que con sus amarras, veleros y recreos le dan vida a la zona norte de la ciudad. Siguiendo un derrotero hacia el Sur nos topamos con los pabellones de Ciudad Universitaria, lugar donde miles y miles de jóvenes estudian. Para esta altura, los presentes no saben dónde fijar la vista. Aviones de todos los tamaños despegan y aterrizan unos tras otros en el aeroparque Jorge Newbery y opacan por algunos segundos el rugido constante del río.

Un poco más al Sur, el interminable muelle del Club de Pescadores, junto a su majestuosa confitería y restaurante, se gana los aplausos de los tripulantes que inmediatamente son devueltos por los cientos de pescadores que, apoyados sobre los viejos paredones, esperan con sus cañas de bambú y la paciencia intacta el pique de alguna gran boga, dorado o pejerrey.

Nuestra embarcación ya tenía en mira una de las amarras de Puerto Norte, el lugar donde, por decirlo de algún modo, ha concluido el paseo que no sólo nos permitió navegar por el gigante color de león, sino también divisar desde sus aguas una de las ciudades más bellas del mundo.
Leer paseo completo...Pablo Etchevers / Gentileza Sturlaviajes.tur.ar

Datos Útiles

Tipo de tour: Contemplativo

Para tener en cuenta: Otra de las opciones para conocer las bondades y particularidades del Delta y del Río de la Plata es poner la mira en la otra orilla. Sturla & Cia. también ofrece la posibilidad de conocer las bellas ciudades de Colonia y Montevideo, esta última, capital del vecino Uruguay. Sólo hay que dejarse llevar por el río.

Ubicación

Contacto

Sturla & Cia
Mitre 319 - Est. Fluvial Sarmiento Loc. 10, (1648) , Tigre, Buenos Aires
Tel: +54 11-47311300


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Tigre?

© 2003-2017 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723