Bonita San Lorenzo

Exquisita villa veraniega, San Lorenzo invita a relajarse contemplando sus verdes. Para descubrir el valle de Lerma y los alrededores salteños, nada mejor que una tranquila cabalgata.
Las siestas de verano en Salta dejan a la ciudad inmóvil, suspendida en el calor. Nada mejor que escapar a la villa de San Lorenzo, con sus frondosos caminos y sombras reparadoras.
Para hacer caminatas, paseos en bici, excursiones en cuatriciclos o safaris fotográficos por la selva montana, San Lorenzo es ideal. Además de su quebrada, el microclima que combina una exuberante vegetación, aire fresco y aguas claras, así como su riqueza histórica y natural invitan a volver una y otra vez.

Nos encontramos con Tita, de Turismo San Lorenzo, que en esta ocasión nos sugirió realizar una cabalgata por los cerros cercanos. La propuesta era más que tentadora porque los alrededores de San Lorenzo ofrecen senderos y caminos a los que sólo se accede por huella de herradura y que llegan hasta increíbles rincones naturales.

Todavía no habíamos terminado de definir el recorrido cuando Jorge y Agustín, nuestros guías, ya habían ensillado los caballos y nos estaban ayudando a ponernos las polainas. A paso tranquilo, empezamos nuestro recorrido por las callecitas arboladas, montados sobre Morita, Almendra, Pajarito y Zaino.
  • Increíbles rincones naturales

    Increíbles rincones naturales

  • Parte del paisaje

    Parte del paisaje

  • Exquisita villa veraniega

    Exquisita villa veraniega

  • Un cristalino arroyo

    Un cristalino arroyo

  • Una tranquila cabalgata

    Una tranquila cabalgata

Mientras avanzábamos Jorge nos comentaba cómo había crecido la villa que, en principio, era sólo de descanso veraniego pero después, con el crecimiento de la capital, se había convertido en un buen lugar para vivir. La tarde empezó a nublarse cuando dejamos atrás el caserío y empezamos a subir unas lomadas. Las ondulaciones cubiertas de pastizales son utilizados por los pobladores locales para el pastoreo del ganado. En gran parte, estos terrenos pertenecen todavía al Ejército Argentino, que los utiliza esporádicamente para prácticas militares.

El paso singular de Morita, una yegua mestiza mitad criolla mitad peruana, me permitía disfrutar de un relajado andar, observando todo el paisaje de la quebrada de San Lorenzo, la reserva natural de Finca las Costas y las residencias escondidas en los faldeos del cerro.

Un poco más adelante y teníamos ante nuestros ojos una hermosa panorámica del Valle de Lerma y de la ciudad de Salta. Galopamos por una pampita para sacarnos las ganas y, cayendo la tarde, emprendimos la vuelta.

Desandamos las mismas calles serenas impregnadas por el aroma a pasto mojado de las quintas. Sin dudas, San Lorenzo encierra un apacible encanto natural.

Pablo Etchevers / Pablo Etchevers

Datos Útiles

Dificultad: Bajo.

Duración: 3 horas.

Horario: Salidas diarias a las 10 y 15hs.

Cómo llegar: Sólo 12 minutos por autopista RP 28 para llegar a la villa de San Lorenzo desde la ciudad de Salta, distante 10 Km.

Para tener en cuenta: Si anda con poco tiempo o no tiene mucha experiencia con los caballos, este paseo corto es ideal. Hay otras opciones de mayor duración que requieren un poco más de experiencia.

Contacto

Ubicación


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Salta?

© 2003-2021 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723