Un city tour por Maipú

La ciudad de Maipú guarda una historia rica donde reinan las bodegas y los olivares. Basta con caminar por sus calles y hablar con su gente para entender la importancia de esta ciudad, a minutos de Mendoza capital.
Desde Mendoza capital, no son más de veinte los minutos que la separan de la tranquilidad de una ciudad que se dedicó desde su surgimiento a la vitivinicultura: Maipú. Calma y bella por donde se la mire, caminar por la ciudad de Maipú permite al visitante encontrarse con una tradición bodeguera distinguida mundialmente, con bodegas como la ex Giol, López, La Rural o la nueva Trapiche, que no perdieron su brillo y que hoy se mezclan con nuevos emprendimientos turísticos familiares que también se dedican al vino; en especial al malbec.

Además de vino, la Dirección de Turismo de Maipú ha organizado en los últimos años nuevos atractivos, entre los que se destaca la Ruta del Olivo, que reúne un grupo de establecimientos que se dedican al cultivo de aceitunas y a la elaboración de aceites.

Estos ofrecen al visitante a cada hora visitas guiadas para conocer un poco más de esta particular industria, que cada día es más conocida en el mundo.

Estos establecimientos son en su mayoría emprendimientos familiares que pasan de generación en generación, un oficio que los padres enseñan a sus hijos y estos a los suyos.
  • Custodiada por Los Andes

    Custodiada por Los Andes

  • Club Tapiz

    Club Tapiz

  • Museo Casa de Ozamis

    Museo Casa de Ozamis

  • Reloj de Flores

    Reloj de Flores

  • Paisaje mendocino

    Paisaje mendocino

  • Museo del automóvil

    Museo del automóvil


La historia de Maipú

Don José Alberto de Ozamis y fray Manuel Apolinario Vázquez dieron como fecha de fundación de la ciudad de Maipú al 31 de marzo de 1861. Desde entonces, la ciudad y sus alrededores fueron el hogar de un gran número de visionarios y emprendedores que venían de los rincones más impensados del mundo para “hacerse la América”.

Españoles, italianos y suizos veían en esta pujante ciudad oportunidades para desarrollar lo que Europa les había negado. El clima templado y árido con tendencias a cálido resultaba ideal para la vid y el olivo; y así una a una fueron cultivándose miles y miles de hectáreas.

La fe, tanto para agradecer los buenos cultivos y la exitosa vendimia como para las plegarias para que Dios proteja todo lo que el hombre hacía sobre estos suelos, comenzó a materializarse a través de una gran cantidad de iglesias y parroquias que hoy son visitadas por los locales y también por los turistas que conocen la ciudad.

Entre estas están la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, la iglesia de la Merced, el santuario de María Auxiliadora y la iglesia de Nuestra Señora del Tránsito, además de otras como la iglesia San Roque, la capilla Nuestra Señora del Rosario y hasta el famoso Cristo de las Viñas, toda una institución para la familia bodeguera.

En el centro de la ciudad aparece la plaza departamental 12 de Febrero, que fue denominada así en homenaje a la batalla de Chacabuco, librada por el general San Martín en tierras chilenas. Esta plaza fue declarada como tal en el momento en que se fundó la ciudad y en ella los transeúntes pueden encontrar un retoño del pino histórico de San Lorenzo, los bustos de los fundadores de la ciudad y tierra del campo histórico de Maipú.

Pero lo que más llama la atención de todos los que llegan a Maipú por primera vez es el Reloj de Flores, el primero de la provincia de Mendoza. Se inauguró en 2006 y es uno de los pocos que existen en el país.

El Museo del Vino y la Vendimia es otro de los puntos de interés de la ciudad que merecen conocerse, ya que en él descansa la historia del vino argentino, declarado la bebida oficial y nacional de los argentinos.


El futuro ya llegó

Dijimos que Maipú era una ciudad quieta, con un gran movimiento vitivinícola pero que sigue conservando la hora de la siesta y los tiempos de saludarse entre los vecinos. Pero existe una construcción monumental que marcó un antes y un después en la vida de Mendoza: el Complejo Arena Maipú y el majestuoso Hotel Esplendor.

Este lugar, bautizado por muchos “Las Vegas argentina”, es un lujo que hoy tiene la ciudad. Casino, restaurantes, sala de convenciones, spa, cine y un estadio para espetáculos en vivo de estrellas internacionales invitan a la diversión permanente, en una ciudad mendocina que lo tiene, simplemente, todo.
Leer paseo completo... Pablo Etchevers / Gentileza Maipu.gob.ar/turismo

Ubicación


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Maipú?

© 2003-2021 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723