Reconquista hay una sola

Capital de los festejos de San Patricio cada 17 de marzo, la calle Reconquista impacta todo el año con sus tradicionales bares y su ambiente de vacaciones constantes.
Lejos va quedando el recuerdo del lugar del cual cada oficinista quería escapar después de una jornada laboral. La ciudad de Buenos Aires siempre cambia y el microcentro porteño es uno de los principales focos de esta transformación. Las calles con “prioridad peatón” han ido relajando esta zona, haciendo de ella un lugar para disfrutar y del que cada visitante que la recorre puede adueñarse, ya sea por trabajo o por placer.

Se están dejando de lado los autos para dar lugar a ciclovías y dar mayor facilidad para movilizarse a quienes caminan todos los días por las transitadas veredas del centro de la ciudad. Dentro de estas calles, hay una que se destaca y es la meca de los after office: Reconquista.

Rara vez se ve un vehículo sobre esta calle. Sus veredas fueron ensanchadas y sus calzadas, niveladas, por lo que cada comercio saca mesitas afuera, perfectas para disfrutar una tarde o noche de verano.
  • Prioridad peatón

    Prioridad peatón

  • Ambiente de vacaciones constantes

    Ambiente de vacaciones constantes

  • Noches de verano

    Noches de verano

  • Tradicionales bares

    Tradicionales bares

  • Una pausa en el microcentro y relajarse

    Una pausa en el microcentro y relajarse

Reconquista Vespertina

A lo largo de cinco calles, Reconquista es el lugar elegido para hacer una pausa en el microcentro y relajarse. Ya sea a la hora del almuerzo o para la cena, cada bar y restó se encuentra repleto de personas en busca de un clima agradable para desconectarse y compartir risas con sus amigos.

Esta zona brilla en su máximo esplendor a partir de las 18 horas, ya que para los porteños es una parada infaltable para el horario after office. Este ambiente tan joven y fresco invita a visitantes de todos lados a hacer un recreo en sus bares y sentirse todo un local.

La propuesta gastronómica es completa, aunque la protagonista indiscutida es la cerveza. Ya sea tirada, en chop, importada, nacional, artesanal, rubia, roja, negra… en todos sus colores y formas, ella es sinónimo de Reconquista. Es por eso que esta calle es el lugar que eligen la mayoría de los porteños al momento de los festejos de San Patricio cada 17 de marzo.

Viamonte es un antes y un después

Nace en la avenida Rivadavia, en la emblemática Plaza de Mayo, pero quien camina por las calles de Buenos Aires sabe que Reconquista en realidad empieza a la altura de la calle Viamonte. En dicha esquina, exactamente a la altura del 701, se encuentra Down Town Matías.

Establecido en el país a mediados del año 1973, este bar irlandés y restaurante es característico del centro porteño. Con sus más de 120 variedades de whiskeys y sus happy hours de distintas clases de tragos (de lunes a viernes), es una de las primeras opciones que vienen a la cabeza al momento de pensar en un lugar para disfrutar.

A lo largo de las próximas calles se identifica con claridad pizarras en la puerta de cada bar con las promociones típicas para después de las 18 horas. En cuestión de minutos se pasa de estar frente a una computadora a distendido en un adelanto de fin de semana.

El foco de Reconquista

La esquina entre las calles Reconquista y Marcelo T. de Alvear es sin duda la más concurrida, con su tradicional pub irlandés, The Kilkenny, y su bar vecino, Porto Pirata.

Con cada elemento pensado con detenimiento, The Kilkenny tiene todas las características que podrían transportar a sus visitantes a la lejana Irlanda. Con sus maderas robustas, mobiliario arduamente trabajado y su exquisitez por los detalles, este pub es de los mejores con su temática.

Uno puede sentarse en su interior, en donde se verá en la disyuntiva de elegir entre su barra bien de película inglesa o sus boxes con asientos de cuero y tradicional capitoné, los cuales dan mayor privacidad.

Quienes quieran disfrutar de la “movida porteña” pueden optar por las mesas al aire libre para estar en contacto con el clima Reconquista. The Kilkenny es el primer bar de América Latina en tener licencia para una prestigiosa y muy tradicional cerveza irlandesa negra, es por esto que es sede de los aficionados de esta bebida.

Vecino a este pub irlandés, Porto Pirata se vislumbra a la distancia. ¿El motivo? La cantidad de mesas repletas de grupos de amigos que se ven ya a una cuadra, y sus tan tradicionales cervezas por metro. Este bar tiene un ambiente diferente; su sector exterior es el más concurrido de lo que es la calle Reconquista.

“Ya sea que vengas con todo el grupo de trabajo después de la oficina o solo con uno, ¡en Porto Pirata siempre te sentís entre amigos!”, exclamó un habitué.

Disfrutar un momento placentero en el microcentro porteño es más que posible. Con sus mesas a la calle, viendo caer el atardecer y con la Torre de los Ingleses de fondo, esta calle traslada, desconecta y alegra. Aquí todo es felicidad y risas, porque en Reconquista todos los días son viernes.
Leer paseo completo...Agustina Sabaliauskas / Agustina Sabaliauskas

Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Ciudad de Buenos Aires?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723