Un paseo por el Metrobús

Viajar del cementerio de Recoleta al Obelisco nunca fue tan rápido. Desde la implementación del Metrobús 9 de Julio, Buenos Aires tiene otro ritmo.
Tomando el colectivo 10 o el 59 en la avenida Las Heras, empezamos nuestro recorrido. Tras un trayecto por calles angostas, llegamos a la transitada avenida Santa Fe.

Aquí aprovechamos para observar a través de las ventanillas uno de los paseos comerciales al aire libre más importantes de la ciudad, con incontables locales de un extremo al otro de la avenida.

Cuando se llega el cruce con la avenida 9 de Julio, automáticamente el ritmo es otro, ya que allí nos adentramos en los carriles del Metrobús. Lo primero que nos atrapa a lo lejos es el Obelisco, símbolo de la ciudad de Buenos Aires.

A nuestra derecha distinguimos el imponente Teatro Colón con su majestuosa estructura. La renovación realizada durante años lo ha puesto como uno de los centros de atención de la avenida más ancha del mundo.
  • Buenos Aires tiene otro ritmo.

    Buenos Aires tiene otro ritmo.

  • El Obelisco, símbolo de la ciudad de Buenos Aires

    El Obelisco, símbolo de la ciudad de Buenos Aires

  • El imponente Teatro Colón

    El imponente Teatro Colón

  • Edificio Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

    Edificio Ministerio de Desarrollo Social de la Nación

  • Itinerario del Metrobus

    Itinerario del Metrobus

Sin darnos cuenta, ya nos encontramos en la parada Obelisco Norte, donde podemos ver a nuestra izquierda el tradicional hotel Panamericano, casa de uno de los mejores miradores de la ciudad.

De carriles exclusivos

El Metrobús 9 de Julio fue inaugurado en el mes de julio de 2013. A partir de ahí, cuentan sus usuarios que los trayectos al microcentro, que solían demorar 45 minutos, pasaron a ser un viaje de tan solo 15. La idea fue vaciar de colectivos las calles paralelas a esta avenida, para descomprimir el tránsito en este área tan concurrida de Buenos Aires.

Terminando el recorrido

Al cruzar la avenida Corrientes, vemos un adelanto de lo que nos espera cuando descendamos: marquesinas y luces a ambos lados nos hacen entrever la cantidad de teatros y comercios que tendremos para disfrutar. El entretenimiento en esta avenida se encuentra a flor de piel, y gracias al Metrobús podemos llegar allí en tiempo récord.

Se aproxima la parada, que es la primera al cruzar el Obelisco. Podríamos haber descendido antes pero vale la pena apreciar un poco más el viaje.

Al bajar en Obelisco Sur, observamos a nuestra izquierda el edificio correspondiente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, con una representación gigante de Evita en su fachada.
Más allá de ser una mejora en los medios de transporte de Buenos Aires, el Metrobús es una forma diferente de visitar esta transitada ciudad, hacer un rápido recorrido y, ¿por qué no?, sentirse un porteño más.

No es que los colectivos existen ahora, ya estaban. No es que la 9 de Julio existe ahora, ya estaba. Igual que el tráfico y los problemas comunes a toda gran urbe. Sin embargo, el Metrobús logró mostrarnos que a veces acomodando algunas cosas todo puede verse distinto.

Y así fue, quien conocía la ciudad antes sabe que hoy se ve distinta. Este cambio sirve a todos y llegó para quedarse.

Agustina Sabaliauskas / Agustina Sabaliauskas

Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Ciudad de Buenos Aires?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723