Ciudad con encanto de pueblo

La tranquilidad habita en las calles y avenidas de este recorrido urbano mientras el verde de sus veredas y jardines ofrece sus aromas a una ciudad con buena onda.
En cuanto se llega a Alta Gracia, un ejercicio saludable y necesario es pasear por sus calles. A pie, en bici o en automóvil, ofrecen el placer de su limpieza, su orden y un aire puro que es famoso desde siempre.

Visitamos el museo de la estancia jesuítica y cruzamos a la plaza Manuel Solares para iniciar desde allí una caminata. En el suelo descubrimos un dibujo que representa al arroyo Chicantoltina y el pasado jesuítico: estancia e iglesia, ranchería, hornilla y tajamar, elementos que conforman el corazón de la ciudad.

Dejamos atrás las construcciones originales de la estancia y la iglesia y enfrentamos el atractivo Reloj Público, que se construyó cuando Alta Gracia cumplió sus 350 años. En sus cuatro caras se han reflejado los distintos períodos de este pueblo: el aborigen, el hispánico, el misionero y el gaucho.
  • Aromas a una ciudad con buena onda

    Aromas a una ciudad con buena onda

  • Tajamar

    Tajamar

  • La Dirección de Turismo Municipal

    La Dirección de Turismo Municipal

  • La tranquilidad habita en las calles

    La tranquilidad habita en las calles

  • Donde habitó Ernesto “Che” Guevara

    Donde habitó Ernesto “Che” Guevara

  • El emblemático Sierras Hotel

    El emblemático Sierras Hotel

  • La Gruta de Lourdes

    La Gruta de Lourdes

Nos acercamos al Tajamar, que hoy forma parte de un balneario muy concurrido gracias a su gran arboleda. En la época de los jesuitas, su murallón de cal y piedra con sistema de compuertas contenía el agua de los arroyos y servía de reserva y riego de cultivos.

Percibimos una ciudad con aire de campo serrano y mucho movimiento. Tiene zonas bien definidas conocidas como el Alto y el Bajo. Subimos por Sarmiento hacia el Alto por calles ondulantes que suben, bajan y se cruzan en distintos niveles. Encontramos una estatua del padre Domingo Viera a lomo de burro como homenaje al cura gaucho.

En una loma y con un extenso y cuidado parque se yergue el emblemático Sierras Hotel. Inaugurado en 1907, recibía a las familias adineradas de Buenos Aires que venían para descansar y para recuperar sus vías respiratorias.


Visionario del turismo

Fue Guillermo Franchini quien hizo construir el hotel de estilo italiano clásico con notas coloniales, cuyas columnas, escalinatas y pérgolas le dan prestancia arquitectónica. Recorrimos sus galerías techadas imaginando otros tiempos en que grandes y chicos gozaban de jardines y pileta aprovechando el clima seco y puro de la zona.

En el barrio Carlos Pellegrini, también iniciado por Franchini, encontramos la casa museo que homenajea al líder americanista Ernesto “Che” Guevara. La familia vivió allí varios años mientras Ernestito se recuperaba de su asma.

Dirigiéndonos hacia el campo de golf, llegamos al Museo Manuel de Falla, una hermosa casona donde este compositor español vivió sus últimos días. Un poco más adelante visitamos el parque recreativo García Lorca.

En las afueras y en auto, llegamos a la Gruta de Lourdes. Es un lugar de oración muy concurrido por los fieles y se ha hecho conocido porque en el año 2011 habría hecho allí su aparición la virgen. Su santuario contiene una réplica de Nuestra Señora de Lourdes de Francia y las misas se realizan al aire libre bajo enormes árboles.

Hicimos un alto en un sector de la costanera para darnos un chapuzón en el arroyo donde la arboleda colabora para paliar el fuerte calor del verano. El caudal de agua es mayor en enero y febrero, cuando las lluvias son más frecuentes.

También conocimos la vieja estación de tren principal, referencia del barrio del Bajo, que hoy es un hermoso parque con museo ferroviario.

Alta Gracia tiene mucho más para recorrer tanto de día como de noche, cuando se iluminan las calles, sus principales edificios y los paseos. Rescatamos estos puntos durante toda una tarde inolvidable.
Leer paseo completo... Mónica Pons / Eduardo Epifanio

Datos Útiles

Para tener en cuenta: La Dirección de Turismo Municipal atiende en el edificio del Reloj Público y ofrece caminatas guiadas durante todo el año por la ciudad y con distintas temáticas.
Si de pasar un día al aire libre se trata, una buena opción es salir por la ruta 5 al sur hacia el río Anisacate, también conocido como río Primero, donde además se puede acampar.

Ubicación


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Alta Gracia?

© 2003-2021 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723