Cerveza artesanal Brunnen

En pleno centro de Villa General Belgrano visitamos la fábrica de cerveza Brunnen y conocimos todos los secretos de la elaboración artesanal.

Este verdadero parque cervecero se encuentra en la Av. Julio A. Roca Nº 73, casi esquina 25 de Mayo. Ni bien entramos al local comercial, el guía nos dio la bienvenida y nos invitó a recorrer las instalaciones de la fábrica para que aprendiéramos sobre los clasificados pasos de la producción de una auténtica cerveza artesanal.

El edificio donde se encuentra la fábrica de Cerveza Brunnen era conocido como la Posada del Sauce, donde los viajeros que se dirigían desde Río Cuarto a Alta Gracia o viceversa frenaban para descansar y reponer energía.

Con los años fue creciendo y esta residencia pasó a ser escuela, para luego adoptar la forma que tiene en la actualidad - de restaurante en el frente y fábrica de cerveza en el sector posterior.

Mientras transitábamos por el pasillo, el guía nos explicó que "Brunnen" significa "aljibe" en lengua germana y que la cerveza se llama así en alusión a uno que se halla en el patio de la fábrica.
  • "Brunnen" significa "aljibe"

  • La primera fábrica alemana de cerveza artesanal del país

    La primera fábrica alemana de cerveza artesanal del país

  • Etapa de embotellamiento

    Etapa de embotellamiento

  • Toneles de fermentación

    Toneles de fermentación

Brunnen es la primera fábrica alemana de cerveza artesanal del país. Cuenta con tecnología alemana y posee una capacidad de producción de 25.000 litros mensuales, lo que la coloca como el único establecimiento del rubro con elaboración propia.
Pronto comenzamos a ver todo el sistema de producción. En principio nos encontramos frente a los elementos básicos de la cerveza: la cebada, el lúpulo – que es el que le otorga el sabor amargo – y la levadura.

Nos situamos frente a una caldera donde se sirve el agua a punto de ebullición y a su lado vimos el molino por donde ingresa la cebada a través de un instrumento llamado “vástago”.

El guía nos explicó cómo es el proceso para elaborar esta clase de cerveza. La cebada entra a un tonel y se mezcla con el agua cuando ésta se encuentra a 60º de temperatura. La temperatura no puede ser mayor a la indicada ya que si no se queman los azúcares de la malta; además, se debe mantener la cadena de frío de un modo estricto puesto que la cerveza artesanal no posee aditivos ni conservantes.

Una vez que está todo mezclado, se comienza a colar por filtros y de esta manera se obtiene el “mosto”. Este extracto pasa a un tonel donde se lo continúa rebajando con agua. En medio del proceso se le agrega el lúpulo en dos etapas. Primero se arroja un 80% y 10 minutos antes de que culmine el paso se le pone el resto para que se acentúe bien el aroma.

Luego la cebada pasa a un primer formador de temperatura, se la eleva a 90º C y de golpe baja a 20º; este cambio brusco de temperatura se realiza para que comience el proceso de fermentación de la cerveza propiamente dicha.

Una vez culminado este paso, la bebida comienza a ser distribuida en 5 toneles de fermentación, donde ingresa el último elemento del proceso: la levadura.

La fermentación dura 7 días, en los cuales la levadura comienza a decantar y la cerveza pasa a los toneles siguientes que están cubiertos por dentro con acero inoxidable y por fuera con madera, lo cual ayuda a su refrigeración.

Cada tonel posee un termómetro para controlar diariamente la temperatura del contenido, que puede oscilar entre los 10 y los 20º; de este modo no “mueren” los azúcares que fermentados se convierten en alcohol. Mientras más azúcares tenga, más graduación alcohólica va a poseer la cerveza.

La cerveza permanece en estos toneles un total de 30 días, o sea que el proceso de maduración total es de 37 a 40 días y puede quedar almacenada en los mismos entre 6 y 7 meses.

Estos toneles –que poseen una capacidad de 1.000 litros de almacenamiento- ya poseen el dióxido de la espuma de elaboración. Por último, se agrega el gas carbónico que le otorga empuje para que la cerveza pueda salir.

Una vez fuera, la cerveza tiene entre 72 hs. y una semana de duración, lo que la diferencia del resto de las cervezas comerciales por no poseer aditivos, químicos ni conservantes y por no estar pasteurizada.

Finalmente, una parte de la producción queda en ese estado (denominada cerveza turbia, rica en minerales), mientras que otra parte es filtrada.

A la cerveza que se filtra se le agrega una tierra llamada “tomea” que es traída del sur de la Argentina. Luego se la filtra y se la almacena una vez más en otros toneles donde se la deja reposar. Luego se la envasa, al igual que la cerveza turbia, se la sella y sale directamente para la venta.

De este modo llegamos al final del proceso. Como era de esperarse, fuimos invitados a probar la rica cerveza en el sector del restaurante y degustar fiambres alemanes, kassler con chucrut, goulash o weisswurst.

Al sentir el sabor de la cerveza desparramarse en la boca, notamos rápidamente que el exquisito gusto artesanal de la cerveza Brunnen es casi inigualable. Por esta razón recomendamos visitar esta auténtica fábrica de cerveza artesanal alemana.
Leer paseo completo...Marcelo Sola / Gentileza Brunnen.com.ar

Datos Útiles

Duración: 1 hora

Cómo llegar: La fábrica de cerveza se encuentra en la Av. Julio A. Roca Nº 73, de Villa General Belgrano.

Para tener en cuenta: Al culminar la visita se pueden adquirir cervezas artesanales envasadas, “chops”, gorras, remeras y hasta chopperas que recordarán el paso por el lugar.

Contacto

Brunnen Bier
Av. Julio A. Roca 73 , (5194) , Villa General Belgrano, Córdoba
Tel: +54 3546-461832
E-mailWeb


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Villa General Belgrano?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723