Navegando en un crucero de aventura

Junto a Australis, participamos de una navegación por fiordos del fin del mundo donde la soledad del paisaje estuvo acompañada por flora, fauna y glaciares impactantes.
Desde la ciudad de Ushuaia, surcamos las aguas heladas del canal de Beagle y el estrecho de Magallanes a bordo del crucero de expedición Stella Australis. Durante cuatro jornadas inolvidables recorrimos mares bravíos y realizamos entretenidos desembarcos mientras los paisajes invadían nuestras vidas.

En el puerto, la nave nos mostró su porte imponente capaz de alojar a más de 200 pasajeros. Exploramos sus salones principales y las cabinas finamente decoradas y, en pocos minutos, todo estuvo listo para partir.

Lentamente dejamos atrás Ushuaia observando su ubicación al pie del monte Olivia, su zona céntrica y sus bosques aledaños. Dimos una recorrida por pasillos y otras instalaciones y finalmente nos instalamos en el comedor para la primera cena a bordo, cuando el sol aún no se había ocultado.

La primera noche dormimos algo sobresaltados por la fuerza con que el mar mecía la embarcación. Navegamos por el canal Murray y pasamos por delante de la bahía Nassua, las islas Wollaston y L´Hermite para aproximarnos al reconocido cabo de Hornos. Este punto era el ambiente en que navegantes con gran valentía al frente de naves precarias peleaban contra los vientos y las mareas para sus logros comerciales y de investigación.
  • Por fiordos del fin del mundo

    Por fiordos del fin del mundo

  • Glaciar Águila

    Glaciar Águila

  • Faro Cabo de Hornos

    Faro Cabo de Hornos

  • La isla Magdalena

    La isla Magdalena

  • Navegaríamos hasta la isla de Hornos

    Navegaríamos hasta la isla de Hornos

  • Se funden los océanos Atlántico y Pacífico

    Se funden los océanos Atlántico y Pacífico

Durante el desayuno del segundo día nos instruyeron en cuanto al desembarco que haríamos en la isla Hornos. Nos proporcionaron ropa impermeable y nos instalamos en los botes zodiac para una navegación fascinante a ras del agua. Bajamos a tierra firme en un sector libre de vientos y subimos por una escalinata hasta una construcción erigida en memoria de los navegantes fallecidos en esa área marítima. Estábamos en presencia del punto más austral de América: el cabo de Hornos.

Al regresar al barco, nos entretuvimos en la galería de juegos mientras por los ventanales gigantescos notábamos la majestuosidad del espacio natural. La tripulación nos invitó a participar de charlas y audiovisuales en los que conocimos historias y leyendas de naufragios, piratas y comercio de la fauna marina en tiempos remotos.

En otra bajada a tierra llegamos hasta la bahía Wulaia, habitada en el pasado por indígenas yaganes. Pisamos las piedras de su playa y tomamos un sendero boscoso que nos dejó en un mirador con una vista espléndida. Gaviotas y cormoranes revoloteaban sobre nuestras cabezas inquietos por nuestra presencia.

Durante la tercera jornada, el itinerario nos condujo por los canales Brecknock y Cockburn e islas que mostraban rocas y vegetación baja. Por el Seno Chico accedimos al glaciar Plüschow primero y al glaciar Águila después. Subimos nuevamente a los zodiac para descender en la segunda de las paredes de hielo y ver de cerca esa maravilla de más de 50.000 años de formación.

Al día siguiente avistamos la isla Magdalena, donde existe una colonia de pingüinos y un faro. Luego, nos aprestamos a disfrutar de la última etapa de este viaje desde las distintas cubiertas del Stella Australis.

Durante toda la navegación recibimos un servicio cuidado tanto en las comidas como en desayunos y meriendas. Nos sirvieron platos regionales sabrosos, frutos de mar, buenos vinos chilenos y variedad y abundancia de postres, panes y galletas caseros.

Antes de descender de la Stella Australis, despedimos a la tripulación y a nuestros compañeros de andanzas como quien despide a un amigo. Gracias a esta excursión marítima tan placentera los canales fueguinos y las coloridas puestas de sol quedarán en nuestra memoria para siempre.
Leer paseo completo...Mónica Pons / Gentileza Cruceros Australis

Datos Útiles

Dificultad: Los trekking son de distintos niveles de dificultad y previo al inicio de las caminatas los guías orientan a los pasajeros.

Duración: 4 días y tres noches.

Para tener en cuenta: El crucero cuenta con distintos niveles de cabinas para alojarse y cuenta con servicio de desayuno, almuerzo y cena, además de cocktails de bienvenida y despedida. No cuenta con servicios especiales para discapacitados.Todo el recorrido se realiza a lo largo de zonas de muy baja temperatura, por lo que se recomienda llevar ropa de abrigo adecuada, especialmente para los desembarcos. En el interior, la temperatura es agradable y se sugiere el uso de ropa sport.

Ubicación

Contacto

Cruceros Australis
San Martin 409 - Ushuaia, , Ciudad de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires

E-mailWeb


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Ushuaia?

© 2003-2018 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723