Las Termas de Fiambalá

A escasos kilómetros de Tinogasta se encuentran las termas de Fiambalá, en un lugar de ensueño que supo servir medicinalmente a pueblos milenarios. Hoy, vale la pena conocerlas.
Agua que hace bien

Fiambalá, que en la lengua de los pueblos originarios significa “agua que penetra en la montaña”, es una pequeña localidad ubicada a escasos kilómetros de la ciudad de Tinogasta. Además de su benigno microclima y su calidez, posee un condimento único que la hace ideal para visitar: sus termas.

Allí, en piletas naturales que bajan de la montaña, el agua oscila entre temperaturas que van de los 38º C hasta los 70º C y sus propiedades minerales las hacen altamente recomendadas por su poder curativo y medicinal.

Hoy, la cura termal es uno de los métodos más elegidos por medicinas tradicionales y alternativas para solucionar problemas respiratorios, digestivos, circulatorios, reumáticos y de piel, ya que el agua fue y será siempre un sinónimo de salud.
  • Lugar de ensueño

    Lugar de ensueño

  • La iglesia de San Pedro

    La iglesia de San Pedro

  • La plaza principal del pueblo

    La plaza principal del pueblo

  • Postal de Fiambalá

    Postal de Fiambalá

  • Parroquia de Fiambalá

    Parroquia de Fiambalá

  • Agua que hace bien

    Agua que hace bien

Por ello, el lugar es recomendado por la mayoría de los médicos de Catamarca y la región, y esto se ha vuelto popular en los últimos años, ya que no solo las generaciones mayores se han acercado a las termas de Fiambalá, sino también los más jóvenes, que buscan en sus aguas cálidas relajarse y olvidarse del stress que generan las grandes ciudades.

Una vuelta por Fiambalá

Pero además del atractivo de las termas, la pequeña ciudad de Fiambalá cuenta con determinados atributos que hacen que la estadía se vuelva más que placentera.

La zona, que fue bautizada por sus primeros aborígenes como Pianwallá, hoy tiene una población estable de casi 3.000 habitantes, que se encuentran distribuidos a lo largo del pueblo y a ambos lados de la carretera que la comunica con Tinogasta.

Enormes campos de olivos y vid sobresalen a la vista del visitante, al igual que centenarias construcciones de adobe que se mantienen en pie y que hoy forman parte de la Ruta del Adobe, uno de los mayores atractivos que tiene la provincia.

Además de las termas, el visitante no puede dejar de visitar la iglesia de San Pedro, que es el principal monumento arquitectónico de la zona, a cuyas características coloniales se suman las pinturas e imágenes llegadas en la época del virreinato del Alto Perú.

Asimismo, la plaza principal del pueblo, la municipalidad y la Comandancia de Armas son algunos de los puntos que el visitante puede recorrer durante su estadía en el lugar. Existen otras alternativas, además del agua, para que la visita a Fiambalá se vuelva extraordinaria.
Leer paseo completo...Pablo Etchevers / Pablo Etchevers

Datos Útiles

Para tener en cuenta: Las termas, que se encuentran a 12 kilómetros de la ciudad de Fiambalá, cuentan con los servicios indispensables para quedarse allí. Desde cabañas y bungalows hasta pequeños restaurantes, todos esperan al turista para que solo piense en relajarse. Pero también es posible hacer la excursión a las termas desde la ciudad de Tinogasta, donde, por supuesto, hay una oferta hotelera mayor.

Ubicación

Contacto

Municipalidad de Fiambalá
D. de Almagro 100, (5430) , Tinogasta, Catamarca
Tel: +54 3837-496291


Welcome Argentina - Paseos en Tinogasta

© 2003-2016 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723