El Cristo de las Sierras

En la cima del cerro de Villa Don Bosco se levanta el Cristo de las Sierras, en un paisaje donde se funden la piedra y el verde de la naturaleza tandilense.
En la inauguración del Cristo de las Sierras, en 2014, el intendente expresó que «el futuro pertenece a la belleza de los sueños». El Cristo es el sueño del pueblo de Tandil y se suma a su circuito turístico religioso. La propuesta de la escultura integra la idiosincrasia de los lugareños, su expresión religiosa, sus paisajes serranos y su actividad metalúrgica.

Un desafío conjunto de muchos tandilenses
Desde la rotonda del dique Del Fuerte, la Av. Don Bosco lleva hasta la calle Papa Francisco. A pocos metros se encuentra el estacionamiento de la base. Luego la senda va en ascenso y requiere de unos 30 minutos de caminata. La subida puede ser algo exigente pero cada uno a su ritmo puede llegar y disfrutar del todo el camino y del entorno de las sierras. En el trayecto hay bancos para tomar un descanso.
A medida que se avanza, distintos paseos típicos van quedando a la vista en el horizonte, como el lago y el dique Del Fuerte, el Parque Independencia, La Movediza, Sierra del Tigre y los distintos cerros que rodean el casco urbano. Florcitas silvestres, cactus y rocas de colores se mimetizan con el cielo.
  • El Cristo de las Sierras

    El Cristo de las Sierras

  • El Cristo de las Sierras

    El Cristo de las Sierras

  • El Cristo de las Sierras

    El Cristo de las Sierras

  • El Cristo de las Sierras

    El Cristo de las Sierras

  • El Cristo de las Sierras

    El Cristo de las Sierras

  • El Cristo de las Sierras

    El Cristo de las Sierras

La obra es del artista Fernando Pavolini, conocido como Tirso, en colaboración con muchas manos tandilenses y la orden salesiana. Tiene 10 m de altura y pesa 13 t y es una de las esculturas de fundición más altas de Latinoamérica. Durante la noche queda iluminado, a través de paneles solares y energía eólica, lo que le da una fuerza mística muy singular.

La palma derecha del Cristo apunta hacia el cielo, tomando el poder celestial, y la otra, hacia abajo, como imposición de manos, transmitiendo toda su bendición.

En un tiempo de desafíos, de valores perdidos, de miradas contradictorias, de gestos poco piadosos, el Cristo mira hacia la ciudad de Tandil con una nueva esperanza, una mirada piadosa, y quien se para debajo de la escultura quizá pueda sentir esa energía cercana, que traspasa y embarga, un Cristo tal vez gaucho, de las pampas argentinas, generoso y sabio, que llama a la reflexión y a la tolerancia.

Tandil es un destino de turismo religioso, especialmente en Semana Santa, cuando el Monte del Calvario reúne a miles de fieles. Ahora el Cristo de las Sierras se suma a los Cristos redentores del país, con toda la belleza natural que hacen de Tandil un lugar único.

Miriam Coronel / Welcomeargentina.com

Ubicación


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Tandil?

© 2003-2021 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723