Paseo hasta el mirador Arrayán

El mirador Arrayán está ubicado en un punto alto, a pasos del centro de la ciudad, y permite las mejores fotografías panorámicas.
San Martín de los Andes es una de las ciudades más pintorescas de la Patagonia argentina. Los cerros que la circundan y el extremo del lago Lácar ofrecen balcones desde donde admirar su entorno natural y su arquitectura urbana particular. El mirador Arrayán es uno de los más visitados. En cualquier época del año, desde allí los cambios del bosque, el extenso espejo de agua del lago y el humo de las chimeneas de las casas del pueblo nos aseguran la mejor postal.

Decididos a ascender en nuestro automóvil, tomamos el angosto camino de ripio que lleva a la confitería Arrayán. Dejamos atrás la estructura del que fuera el Hotel Sol de los Andes y a ambos lados del camino se erguían enormes cipreses con su follaje siempre verde. Quedó atrás el sonido de la ruta de 7 lagos y el silencio se hizo sentir alrededor nuestro.

Un kilómetro más adelante, los carteles nos anunciaron el mirador Arrayán. Una pasarela y un balcón de madera muy sólido nos permitieron despegarnos de la vegetación y sentir el viento del oeste, suave pero concreto, sobre la cara. Reapareció entonces el murmullo de la ciudad, la costanera y varias embarcaciones a motor que se deslizaban por la superficie algo crespa del lago.
  • El extenso espejo de agua del lago

    El extenso espejo de agua del lago

  • Momentos únicos

    Momentos únicos

  • Su arquitectura urbana particular

    Su arquitectura urbana particular

  • Ese rincón de San Martín de los Andes

    Ese rincón de San Martín de los Andes

Llevamos la vista hacia abajo como buscando el sitio donde nacía cada árbol y luego la elevamos para notar su altura. Estábamos en presencia de antiguas especies que han estado en esa ladera montañosa recibiendo la influencia de las cuatro estaciones del año vaya uno a saber por cuánto tiempo.

Veíamos algunos visitantes que contemplaban el lugar y simplemente se retiraban. En nuestro caso, preferimos observar cada detalle para afirmarlo fuertemente dentro de nosotros. Pocas veces la naturaleza virgen nos envuelve de esa forma y sentimos la necesidad de permitirnos ese contacto.

Varios ciclistas con su indumentaria y cascos de colores pasaron a nuestro lado en sus mountain bikes. El circuito es frecuentado habitualmente por deportistas y aficionados durante sus entrenamientos.

Cámaras de foto en mano, nos ubicamos en distintos ángulos para llevarnos un recuerdo de ese rincón de San Martín de los Andes. El maravilloso mirador estuvo a nuestra disposición por todo el rato que necesitamos disfrutarlo.

Mónica Pons / Eduardo Epifanio

Datos Útiles

Dificultad: Media

Duración: Medio día.

Para tener en cuenta: Desde el muelle de la costanera del lago Lácar, se toma hacia la salida a la ruta nacional 234 o de 7 Lagos. A la altura del Monumento a Roca, se vira a mano izquierda por la ruta provincial 19. Unos pocos metros de cinta asfáltica llevan hasta la estructura del ex Hotel Sol de los Andes y allí comienza el ripio consolidado. Para el regreso, se puede tomar por el mismo lugar o empalmar con el circuito Arrayán, que más adelante cruza nuevamente la ruta 234.


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en San Martín de los Andes?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723