Más que cocina del Norte

A las clásicas empanadas, humitas y tamales se suman excelentes propuestas de cocina internacional. Para probar y elegir sin miramientos.

La gastronomía salteña siempre tuvo sello propio, encabezado por sus platos regionales que combinan antiguas recetas criollas e indígenas. Pero la ciudad, que crece al ritmo del turismo y donde por las noches pululan los visitantes extranjeros, obliga a pensar otras alternativas. Buena oportunidad para jóvenes y talentosos chefs que se animan a romper con la fuerte impronta de la cocina típica para darle a los restaurantes de Salta su toque internacional.
Recorrimos algunos de los lugares que reinventan los clásicos sabores norteños y presentamos distintas propuestas nacidas de la diversidad.


Alejandro I

Desde su inauguración, Francisco Serrao y Dario Janin han sido los responsables gastronómicos de la cocina del majestuoso hotel internacional bautizado como Alejandro I. Responsabilidad que, por supuesto, todas las noches embellecen a través de sus creaciones y de su inagotable búsqueda de nuevos sabores y químicas para compartir. Sólo basta hablar con ellos unos minutos para entender el por qué de tan noble carta, que incluso es renovada mensualmente para que no exista acostumbramiento en el exquisito paladar de sus comensales.

  • Balcarce, un ambiente intimista y distendido

    Balcarce, un ambiente intimista y distendido

  • El Charrúa es un buen referente en Salta

    El Charrúa es un buen referente en Salta

  • El Charrúa, auténtica parrilla en Salta

    El Charrúa, auténtica parrilla en Salta

  • Carne argentina con todas las letras

    Carne argentina con todas las letras

  • El Charrúa

    El Charrúa

  • Cocina regional

    Cocina regional

  • José Balcarce

    José Balcarce

“Cuando hablamos de cocina nos estamos refiriendo a cultura, a educación. La cocina es una combinación de sabores que buscan despertar sensaciones y que te permitan experimentar nuevos gustos y sabores” aclaran, mientras a dúo nos cuentan que ésta es la idea que quieren materializar en cada uno de los platos que ofrecen.
De entrada, puede ser una terrina de pulpo en espuma de azafrán y apios confitados. Un lomo de ciervo al chenín con cítricos de estación como plato principal y una torre crocante de chocolate como postre. Todo esto, acompañado de excelentes vinos, no sólo salteños sino de los rincones más exclusivos del mundo. Ése es el objetivo del Alejandro I: hacer sentir a sus exclusivas visitas que también desde la cocina se podrán sentir como si estuvieran en cualquier hotel internacional del mundo. Lo logran a la perfección, y con merecidos aplausos.


José Balcarce

Lalo Angelina (33) nos esperaba en la esquina que desde hace 3 años ocupa el José Balcarce. Las paredes despojadas cuentan los 120 años de la casa, literalmente reconstruida por el arquitecto, y crean un ambiente intimista y distendido.
Definido el lugar como restaurante de cocina de altura, Lalo nos aclara que aquello que se entiende por cocina regional es más español y que la propuesta del José Balcarce es recatar la gastronomía precolombina. Él se encarga de investigar, rescatar los platos andinos que sobrevivieron a la conquista y buscar sus materias primas. De esta manera, el amaranto, la quinoa, la llama y el api (trigo morado) vuelven al menú norteño, revalorizados por sus sabores y nutrientes. Lalo se encarga de viajar y conseguir los proveedores, principalmente de la zona de Tilcara y Humahuaca.

Al frente de la cocina están Sebastián Sanchéz y José López, uno jujeño y el otro salteño, que completan el equipo. Juntos sorprenden con una carta estudiada y renovada cada mes y medio.
Para la entrada, elegimos el carpaccio de llama, con brotes verdes, queso parmesano y alcaparras. Contrario a los prejuicios, la carne de este camélido típico de la región es tierna, suave y muy magra. Seguimos la sugerencia de Lalo y probamos el lomo de llama en qolla iawa con papas andinas y quinoa crocante, una exquisita invención culinaria que combina muy bien con un syrah rosado.
También nos dejamos invadir por un antojo de trucha asada y “tres locos ravioles líquidos” (con salsa de cedrón, jengibre y laurel) acompañado de espárragos y habas frescas.
De postre, escogí la espuma de api con crocante de cacao mientras Eliseo prefirió un coulant de chocolate con helado de crema y gajos de naranja, “el postre que hace feliz a las personas” según Lalo.
Después de la cena, comprendimos mejor el concepto de cocina de altura, recreado a la perfección por el José Balcarce.


El Charrúa

Auténtica parrilla en Salta especialista en parilla a la leña y cocina regional.

Luego de la clásicas empanadas salteñas, probamos el entrecot Charrúa con guarnición de revuelto de papas españolas. Carne argentina con todas las letras, después de comerlo es difícil que quede lugar y ganas para el postre. Sin embargo y probamos el quesillo con cuaresmillo, un pequeño durazno que se cosecha en cuaresma. Exquisito.

Además de las bodegas salteñas, también se ofrecen buenos vinos mendocinos que maridan muy bien con las carnes asadas.
Excelente atención y cálido ambiente, El Charrúa es un buen referente en Salta para los que gustan de las parrilladas.

Autor Pablo Etchevers Fotografo Gentileza de los Restaurantes

Contacto de la excursión o paseo


Hotel Alejandro 1

Balcarce 252 (4400) Salta, Salta

Tel: +54 387-4000000 Cel: +54 387-4774654

El Charrua

Caseros 221 (4400) Salta, Salta

Tel: +54 387-4321859

Tipo de tourTipo de tour: Gastronómico

Para tener en cuentaPara tener en cuenta: Restaurante Alejandro I: cocina gourmet. Abierto todos los días.

Restaurante José Balcarce: cocina de altura. Abierto de lunes a sábados desde la 21. Todas las tarjetas.

Frida: restaurante y bar.

El Charrúa: parrilla a leña y cocina regional. Abierto de 12 a 16 y de 20 a 1h.

Ubicación

Excursiones y paseos en Salta

Hoteles y alojamientos en Salta

Organiza tu viaje con: interpatagonia.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com