Espejo de agua del Arroyito

El embalse de Arroyito sobre el río Limay origina energía eléctrica y en su entorno vegetal ofrece un sitio ideal para pasar un día de sol con la familia o con amigos.
Cuando nos preguntamos dónde pasar un día al aire libre en familia sin viajar mucho, nos sugirieron llegar hasta el dique Arroyito y hacia allí nos dirigimos.

El espejo de agua del Arroyito tiene cierta similitud con el lago artificial que se formó en la Villa El Chocón, donde a partir de la instalación de la represa surgió una población que vive y disfruta de un entorno verde que dejó atrás la áspera estepa. En este espacio sobre el río Limay, los colores fuertes de las aguas y el entorno invitan a descansar, a acampar y a pescar.

Entre álamos y sauces, encontramos buena sombra y reparo en la costa de un hermoso arroyo y nos instalamos. Como el espacio era amplio, algunos nos dedicamos a armar un mini partido de fútbol mientras otros intentaban pescar.

Cuando el asado estuvo listo, todo nos acercamos a la parrilla y compartimos ese momento tan apreciado donde se comentan las novedades de la semana y los más ingeniosos aportan sus mejores chistes.

La sobremesa la realizamos más cerca del espejo de agua para contemplar los cambios de color que se producían por la incidencia del sol. “Nos vamos a caminar”, dijeron las señora y tomaron uno de los varios caminos que surcan el área. Gracias a ello supimos que se podía acceder a la represa, su embalse, y que se han trazado circuitos de mountain bike para los amantes de la bicicleta.
  • Represa hidroeléctrica Arroyito

    Represa hidroeléctrica Arroyito

  • Sobre el curso del río Limay

    Sobre el curso del río Limay

  • Aguas de un verde azulado

    Aguas de un verde azulado

  • El camping

    El camping

Los aficionados al avistaje de aves llegan a este espacio para observar los nidos de calandrias, garzas y biguás. “No los molestamos, solo observamos su forma de vida, su vuelo y comportamiento”, nos dijo una persona mayor que portaba unos importantes binoculares. El trinar de los pájaros confirmó la presencia de varias especies que volaban de árbol en árbol.

Cuando la tarde llegó a su fin, reunimos todo lo que habíamos desplegado para disfrutar del día y emprendimos el camino de regreso. Allí donde el hombre construyó una obra fantástica que genera electricidad para enviarla a distancia a quienes la necesitan, también es posible disfrutar la generosidad de un espacio natural que merece ser valorado.

Mónica Pons / Jorge González

Datos Útiles

Cómo llegar: El área se encuentra sobre el río Limay. Desde la ciudad de Neuquén, se deben realizar 50 kilómetros por la ruta nacional 22 primero y la 237 después hasta el desvío que ingresa a la represa.


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Neuquén?

© 2003-2020 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723