Neuquén, tierra de vinos

Tres bodegas afamadas abren sus puertas para mostrar cómo se desarrollan los mejores vinos a partir de las características ambientales, dedicación y cepas adecuadas.
La localidad neuquina de San Patricio del Chañar constituye el lugar propicio para una industria reciente que crece día tras día: la vitivinicultura. Las bondades del clima y suelo, las lluvias escasas, la gran amplitud térmica, los vientos y las aguas de deshielo son solo algunas de las condiciones que han permitido el desarrollo de vides de excelencia.

En un recorrido por las más reconocidas bodegas, comprobamos que, dependiendo de la época del año, es posible observar los trabajos de cosecha, los pasos de fermentación y guarda mientras el personal sigue trabajando.

Bodega Schroeder

En plena meseta patagónica y a 39º de latitud, encontramos una gran extensión de viñedos pertenecientes a la bodega Schroeder, familia argentina de origen europeo. Su principal característica es que se aprovechó la gravedad para diseñar la plantación y la bodega, contribuyendo con el medio ambiente.
  • Barricas de roble francés

    Barricas de roble francés

  • El lugar propicio

    El lugar propicio

  • Bodega Schroeder

    Bodega Schroeder

  • Vinos patagónicos

    Vinos patagónicos

  • Colección NQN

    Colección NQN

  • Aislamiento térmico del área

    Aislamiento térmico del área

Avanzamos hacia la zona de proceso de la uva, donde impacta la moderna arquitectura y el equipamiento tecnológico que les permite competir en los mercados nacionales e internacionales.

Fue curioso enterarnos de que mientras se iniciaba la construcción aparecieron restos de un dinosaurio herbívoro de más de 12 metros de longitud. Es por esto que una linea de sus afamados vinos se conoce como Saurus. Jóvenes, frescos y con notas frutales, se presentan en sus variedades Pinot Noir, Merlot, Malbec y Cabernet Sauvignon. En sus pocos años de vida, el Saurus Pinot Noir 2004 ha sido galardonado con varios premios internacionales.

Mientras deambulábamos por los pasillos de la bodega, la información no se hacía esperar. Así supimos que los suelos pedregosos y de tierra gruesa donde se crían las uvas de las variedades Malbec, Pinot Noir, Merlot, Cabernet Sauvignon, Chardonnay y Sauvignon Blanc son celosamente controlados para que la calidad sea siempre la deseada.

Al terminar el paseo, visitamos el restaurante con vista a los viñedos para degustar excelentes platos de gastronomía local junto a su buen vino Saurus, por supuesto.

Bodega NQN

Desde sus inicios, la bodega NQN ofreció visitas al público en las cuales los expertos explicaban todo el proceso de producción del vino. Participamos de una de ellas para conocer cada uno de las etapas, tiempos de elaboración y cepas utilizadas.

Sus más de 160 hectáreas de viñedos producen básicamente variedades tintas: Merlot, Malbec, Cabernet Sauvignon y Pinot Noir. En una mínima proporción existen variedades blancas: Sauvignon Blanc y Chardonnay.

Todo el complejo tiene una excelente infraestructura y tecnología de última generación y los procesos se llevan adelante con la intención de crear vinos patagónicos que sean reconocidos en todo el mundo. Desarrollan las líneas Colección NQN, Malma Reserva, Malma y Picada 15.

Los guías se encargan de hacernos saber que la palabra “malma” significa en lengua mapuche “orgullo” y que es el emblema de la bodega. Justamente, fueron algunas vinos de la línea Malma los más premiados, entre ellos el Malma Malbec Reserva 2004.

Observamos que las cavas se hallan ubicadas en tres taludes que permiten que el viento atraviese el edificio produciendo el aislamiento térmico del área y protegiendo la zona de vendimia.

Al final de la visita nos dirigimos a la planta alta para conocer el Malma Resto Bar, donde disfrutamos de exquisitos platos patagónicos muy bien acompañados por los vinos de bodegas NQN.

Bodega del Fin del Mundo

Se la considera la bodega pionera de la Patagonia, ya que inició sus actividades vitivinícolas en el valle para asentarse definitivamente en San Patricio del Chañar con un gran emprendimiento.

Al visitarla nos impactó su edificación moderna, de varios módulos y gran tecnología, además de la extensión de sus viñedos donde el riego es por goteo y comandado por computadoras. Las variedades tintas que prevalecen son: Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Pinot Noir y Sirah; las blancas: Sauvignon Blanc, Chardonnay, Semillón y Viognier, entre otras.

Según nos comentó el guía, la bodega ejerce un estricto control de calidad a sus líneas de vinos: Ventus, Postales, Newen, Reserva del Fin del Mundo, Special Blend y FIN. Muchas han sido premiadas en el país y en el exterior, en particular el Special Blend 2003.

Las tres visitas nos permitieron acceder a un mundo espectacular, donde se aúna el espíritu esforzado de sus principales mentores, el amor por la tierra neuquina y el interés por que la Patagonia argentina figure en las mejores cartas de vinos del mundo.

Es común que en ellas se pueda participar de cursos de maridaje, de catas y degustaciones a cargo de expertos. En Neuquén, el turismo de bodegas es una experiencia que capta día tras día más entusiastas.

El moderno establecimiento, que consta de 4 módulos, fue puntero en incorporar la última tecnología utilizada en la elaboración de vinos. Además de sistema de canales y de un preciso riego por goteo, posee 202 tanques de fermentación y 1.820 barricas de roble francés y americano que permiten producir más de 4 millones de litros por año y se proyecta duplicar este volumen al finalizar la construcción del 4º módulo.

Con un estricto control de calidad, esta bodega elabora 5 líneas de vinos: Ventus, Postales, Newen, Reserva del Fin del Mundo y Special Blend, muchos de ellos galardonados en el país y en el exterior. Entre las distinciones, el Special Blend 2003 recibió la medalla de plata y el Malbec Reserva Fin del Mundo 2003 la medalla de oro en el Concurso Mundial de Bruselas 2005 y en el Internacional Wine Challenge 2005.

El impulso que llevó a esta bodega a ser la primera en la Patagonia se marca en su fuerte perfil exportador y en los viñedos experimentales que cultivan un prometedor futuro.

Sin duda, visitar la Bodega del Fin del mundo permite conocer parte del espíritu emprendedor que se refleja en sus vinos.
Leer paseo completo... Mónica Pons / Jorge González

Datos Útiles

Horario: Consultar con las distintas bodegas por los horarios de las visitas guiadas que se realizan todos los días.

Cómo llegar: Desde Neuquén se accede a San Patricio del Chañar por la ruta provincial 7, luego de recorrer 53 km. en dirección a la localidad de Añelo.

Para tener en cuenta: Es conveniente llevar calzado de cómodo para recorrer las plantas.

Contacto

Bodega del Fin del Mundo
Ruta Provincial 8 - Km 9 - San Patricio del Chañar, (8300) , Neuquén, Neuquén
Tel: +54 299-4855004
E-mail

Familia Schroeder
San P. del Chañar - Calle 7 Norte, (8300) , Neuquén, Neuquén
Cel: +54 9299-5086767
E-mail

Bodega NQN
San P. del Chañar - RP 7 Calle 15, (8300) , Neuquén, Neuquén
Tel: +54 299-4897500
E-mail


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Neuquén?

© 2003-2020 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723