Ganancia de pescadores

Un entorno bucólico y el caudaloso Limay que trae buenos ejemplares de trucha son las principales características para disfrutar de una buena jornada de pesca en el valle.
Un bosque ribereño de sauces se extiende a orillas del Limay. Para los conocedores de la pesca con mosca, ese es “el lugar” del valle donde quieren estar.

El Limay no sólo es uno de los cursos de agua más caudalosos e importantes de la región patagónica, sino que en su tramo medio, que se extiende 70 kilómetros, posee singulares características para practicar pesca.

La pendiente de un metro por kilómetro y el abundante cauce permiten capturar truchas arcoiris y marrones que promedian entre los 700 gr y los 2,5 kg, entre percas de boca chica, pejerreyes patagónicos, bagres de los torrentes y madrecitas del agua, que también son valiosas presas.

Para llegar al Limay medio, hay que tomar la ruta nacional 237, que une la ciudad de Neuquén con Bariloche, y desviarse en los distintos puntos de acceso. Después de pasar Villa El Chocón y el embalse Ramos Mejía, se llega a Picún Leufú, donde hay un acceso público al Limay medio.

También a lo largo del camino existen diferentes entradas que se encuentran en estancias privadas y, por ende, hay que tramitar permisos para ingresar. Uno de estos lugares es el rincón conocido como El Pantanito, 11 kilómetros después de pasar Picún Leufú. Este sector es muy preciado a final de temporada, ya que congrega grandes truchas marrones que remontan el curso.

Luego de El Pantanito, sigue La Picaza, 10 kilómetros más al sur. En este recodo el Limay es más accesible y tiene buenas condiciones de pesca.
  • El caudaloso Limay

    El caudaloso Limay

  • Pesca en el valle

    Pesca en el valle

  • Un paraiso para el pescador

    Un paraiso para el pescador

  • Un entorno bucólico

    Un entorno bucólico

El acceso conocido como Bajada Colorada, 22 kilómetros más hacia el oeste del anterior, es un paso económico aunque conviene llegar en camioneta o vehículo con doble tracción para poder vadear el brazo Taux hacia el Limay. La Asociación de Pesca con Mosca de Neuquén se ha propuesto recuperar este lugar muy depredado por la falta de cuidado y control local.

En el ex zoológico Auca Cayin, que se situaba 18 kilómetros al noroeste de Piedra del Águila yendo por la ruta 237, está otra famosa bajada que, pese al desolado paisaje, ofrece buenas truchas marrones.

En cuanto al equipo, en el Limay medio es apropiado usar una caña 6 ó 7, de acción rápida, con líneas ST de hundimiento extra rápido. Las moscas “secas” son las mejores para este lugar, ya sea Irresistible y Yellow Humpy, Goodard Caddis, Sparkle Dun o imitaciones de tucuras y Madame X. Además, se pueden elegir moscas tipo streamers como las Rabbit, Wolly Bugger, Matukas y Marabou Muddler entre números 2 y 6, preferentemente las de cabeza de lana en colores verde oliva, castaño o negro combinados con tonos perlados o naranjas.

Con un buen equipo, en cualquiera de las bajadas del Limay medio puede disfrutar de una excelente jornada de pesca deportiva.
Leer paseo completo... Karina Jozami / Jorge González

Datos Útiles

Dificultad: Baja

Duración: Todo el día

Para tener en cuenta: Es recomendable vadear el río con mucha precaución y usar chalecos de pesca inflables, sobre todo cerca de la zona de represas.


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Cutral-Có / Plaza Huincul?

© 2003-2020 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723