Catedral de Córdoba: visita al campanario

Un circuito diferente que permite conocer la Catedral de Córdoba y sus alrededores desde una nueva perspectiva. Visitamos el campanario e hicimos sonar las históricas campanas.
Salimos de la cripta jesuítica del noviciado viejo y, tal como nos lo habían indicado, decidimos conocer la denominada "Manzana Jesuítica" y así alcanzar a comprender la magnitud de la obra que esa orden religiosa había realizado en la ciudad de Córdoba.

Bajamos dos calles por la calle peatonal Rivera Indarte y luego doblamos a la izquierda por la calle Deán Funes hasta su intersección con la calle San Martín, que desde ese punto y hacia la derecha comenzó a llamarse Independencia. Bordeamos el Cabildo Histórico y, antes de dirigirnos a la Manzana propiamente dicha, un enorme cartel ubicado al costado del atrio de la iglesia catedral nos invitó a recorrer la monumental obra arquitectónica.

En esta oportunidad nos recibió Ariel, un joven estudiante de guía de turismo que estaba haciendo sus primeras armas en la profesión. Luego de una charla introductoria sobre el particular estilo de la iglesia catedral y sobre las distintas vicisitudes que atravesó para su realización definitiva, nos adentramos en el edificio para conquistar, por así decirlo, la torre norte.
  • Monumental obra arquitectónica

    Monumental obra arquitectónica

  • El reducido interior del campanario

    El reducido interior del campanario

  • Acceso al campanario

    Acceso al campanario

  • Una mezcla de estilos arquitectónicos

    Una mezcla de estilos arquitectónicos

Cruzamos el patio de las Higueras y, casi instantáneamente, comenzamos a ganar altura utilizando una angosta escalera de hierro que fue forjada a mediados del 1700.

Una sensación vertiginosa comenzó a apoderarse de nosotros a medida que ascendíamos en la antigua construcción de más de 400 años.

Aprendimos que la catedral posee una mezcla de estilos arquitectónicos, como el clásico y el barroco americano. Sobre las aristas de las torres, se destacan las estatuas de los ángeles músicos, con trompetas y polleras de plumas de factura aborigen o indoamericana.

Antes de acceder a la sección más elevada de la torre, nos detuvimos unos instantes sobre el techo del hall central de la imponente estructura. Abajo, se encuentran los restos del Deán Funes, los de Fray Mamerto Esquiú y también los restos del General José María Paz y de su esposa Margarita Wilde.

Atónitos, observamos la figura de acero del Cristo Redentor que fue realizado en París en el año 1901 y que fuera traído a nuestro país separado en tres cuerpos para lograr una instalación más fácil.

Ojeamos por debajo del primer vitraux de la catedral (que representa la resurrección de Cristo) la bóveda de la nave central. Ariel nos explicó que esa magnífica obra fue realizada por el reconocido pintor cordobés Emilio Caraffa y que el autor intentó explicar mediante sus dibujos la unión del antiguo mundo con el nuevo. Al fondo, encontramos la imagen del segundo vitraux, que posee la imagen del Sagrado Corazón. Para ese entonces, no podíamos creer que estábamos parados sobre la catedral misma.

Después, y sin titubeos, logramos alcanzar lo alto del campanario. Desde el reducido interior, cautivó nuestra atención la nueva perspectiva del paisaje urbano que se regaba ante la vista. Observamos con mayor detenimiento las campanas de la iglesia y conocimos sus nombres y sus fechas de construcción. Los nombres de las campanas se corresponden de acuerdo con la forma que posee su caja de resonancia. Así, encontramos la pequeña de 1806, la grande de 1817, la gorda de 1879 y la flaca de 1890.

La tentación de hacerlas sonar hizo que, permiso de por medio, no dudáramos en tocar cada una de ellas con sus respectivos badajos. Nunca más íbamos a tener la oportunidad de hacer sonar las campanas que anunciaron los acontecimientos más importantes de nuestro país, como la conformación del Primer Gobierno Patrio, o la Declaración de la Independencia.

Desde otro ventanal, apreciamos los detalles de la cúpula central del templo y de su prisma octogonal, que era utilizado para el ingreso de luz. Al final del recorrido, estábamos más que satisfechos por la experiencia vivida.
Leer paseo completo...Marcelo Sola / Eduardo Epifanio

Datos Útiles

Dificultad: Media

Duración: 1 hora

Horario: lunes a sábados de 9.00 a 18.00 horas, con salidas cada una hora.

Cómo llegar: La iglesia catedral se encuentra en la calle Independencia Nº 64

Para tener en cuenta: Aconsejamos a los grupos escolares que deseen realizar la visita a la catedral y al campañario que realicen su reserva por teléfono.

Ubicación

Contacto

Stylo Viajes
Chacabuco 321, (5000) , Córdoba, Córdoba
Tel: +54 351-4246605 Cel: +54 9351-6505675
E-mail

Nativo Viajes
Independencia 174, (5000) , Córdoba, Córdoba
Tel: +54 351-4245341
E-mail


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Córdoba?

© 2003-2017 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723