Parque Nacional Copo

Resentido ante el avance del tiempo y un devastador desarrollo que terminó por confinarlo a pequeñas regiones, el quebracho colorado hoy se refugia en el Parque Nacional Copo.
Situado en el extremo noroeste de la provincia de Santiago del Estero, en el departamento homónimo, corazón del Chaco argentino, esta reserva natural protege 114.250 hectáreas. Reconocida por el gobierno de Santiago del Estero en 1968, se constituyó primero en Reserva y recién por el año 1993, en Parque Provincial.

Pero por su importante valor ambiental, en 1998 pasó a la esfera nacional que, con el objetivo de ampliar la zona de protección, contempla la formación de un núcleo de conservación más un área adicional de 55.000 hectáreas de reserva provincial.

Así, el Parque resguarda un importante sector del bosque primario de quebrachos, la especie arbórea que hiciera famosa a la región chaqueña por su riqueza forestal. Fama que, lejos de contribuir a su correcto aprovechamiento, terminó por destruir más del 80% de la zona cubierta de montes y bosques chaqueños
  • El quebracho colorado

    El quebracho colorado

  • Animales característicos de la fauna chaqueña

    Animales característicos de la fauna chaqueña

  • Un área especial

    Un área especial

  • Refugio de aves

    Refugio de aves

  • Una reserva de biosfera

    Una reserva de biosfera

Quebrachales sin fin

Antes, los pobladores conocieron el bosque nativo y supieron cuidarlo y aprovechar sus recursos sin alterar el equilibrio natural. Por entonces, los quebrachales ocupaban cerca de diez millones de hectáreas, el 83,5% de las tierras santiagueñas.
Hoy, sin exagerar, más de la mitad de ese patrimonio forestal ha sido destruido, y el estado de la mitad restante se encuentra en distintas condiciones de uso y aprovechamiento.

Sin embargo, el quebracho colorado santiagueño aún sigue siendo el árbol emblemático de la ecorregión chaqueña, que predomina en los montes de Copo. Sus magníficos ejemplares, de gran porte y tronco recto, poseen una madera muy dura y pesada, que tradicionalmente fue utilizada para hacer los durmientes del ferrocarril y extraer el tanino con el que se curten cueros, además de servir para fabricar postes y carbón.
Las distintas etapas de desarrollo poblacional y económico del país, hicieron que los territorios vírgenes del bosque santiagueño fuesen talados y quemados, con el fin de asentar incipientes poblaciones y adaptar las tierras para la agricultura y la ganadería.

Paradojas del desarrollo en nuestro país: el ferrocarril, que fue una importante fuente de progreso, también causó la disminución de la riqueza boscosa, utilizada en forma indiscriminada para construir la red vial del país.
Así, en la mayor parte de la distribución de quebrachos, la desmesurada extracción combinada con la acción del ganado, provocaron el casi irreversible empobrecimiento de los bosques silvestres, que no pueden regenerarse de forma natural.
Hoy, el Parque Nacional Copo es el único lugar de Santiago del Estero que no ha sufrido tala rasa de árboles. Y es por ello que sus quebrachales constituyen una de las pocas oportunidades actuales para conocer y apreciar el bosque chaqueño semejante a los que existían antaño.

Igual refugio han elegido los animales característicos de la fauna chaqueña. Copo es uno de los pocos lugares del país donde conviven especies amenazadas de extinción como el tigre o yaguareté, que en tiempos pasados ocupó todo el territorio provincial y hoy sólo puede encontrase en la zona de la Reserva. También el oso hormiguero grande, que elige el área por su vegetación tupida con gran cantidad de xerófilas, donde abundan los nidos de termitas y hormigas; y el más grande armadillo del mundo: el tatú carreta, además del chancho quimilero, una rara especie de pecarí descubierto por la ciencia pocas décadas atrás. También nidifican en esta reserva aves como el gregario y bullanguero loro hablador.

En la actualidad, el Parque Nacional Copo tiene proyectado conformar un área especial, como el corredor verde misionero o una reserva de biosfera que abarcaría desde Copo, la provincia de Chaco hasta Formosa, incluyendo en su interior al Parque Provincial Fuerte Esperanza y la Reserva Natural Formosa, además de una futura área protegida que actuaría de núcleo ubicada en ambas márgenes del río Bermejo.

Delegación Técnica Regional Noroeste ( NOA )
Santa Fe 23.
(4400) Salta - República Argentina.
Teléfonos: (038) 7-4310255 y 7-4312683.
E-mail: parques@unsa.edu.ar ; parques@ciunsa.edu.ar

Fuentes bibliográficas:
Página oficial de la Administración de Parques Nacionales www.parquesnacionales.gov.ar
Leer paseo completo...Karina Jozami / Parques Nacionales - Fotógrafo: F. Moschione

Datos Útiles

Para tener en cuenta: El Parque todavía no está acondicionado para recibir visitantes, por lo que se recomienda tomar contacto con el guardaparque nacional destinado al área.

Ubicación


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Santiago del Estero?

© 2003-2017 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723