Valle Hermoso, la meca de los deportes de aventura

Sin duda es uno de los lugares que todos eligen para practicar deportes de aventura: el singular Valle Hermoso.
Desde San Rafael, pasando de largo el Valle de Las Leñas y luego de transitar un poco más de 200 kilómetros por las rutas nacionales Nº 144 y 40 y la ruta provincial Nº 222, nos encontramos con una depresión entre dos cordones montañosos bautizada con el nombre de Valle Hermoso.

Aunque desde el complejo de esquí la distancia no es tan grande, el camino es de ripio y muy sinuoso, con bastantes arroyos de deshielo a vadear. Para sortearlos sin dificultad es recomendable hacerlo durante la mañana; a lo largo del día el calor del sol derrite la nieve y hace que su caudal crezca, dificultando el cruce de los vehículos, especialmente aquellos que son bajos o que no cuentan con doble tracción.

Como anécdota, cabe mencionar que este trazo fue utilizado por una de las columnas del Ejército Libertador del general San Martín en su cruce al hermano país chileno.
  • Una depresión entre dos cordones montañosos

    Una depresión entre dos cordones montañosos

  • Las posibilidades son múltiples

    Las posibilidades son múltiples

  • Existe la posibilidad de acampar allí

    Existe la posibilidad de acampar allí

  • El oleaje es tranquilo

    El oleaje es tranquilo

  • Una bella región escondida

    Una bella región escondida

Luego de recorrer la cordillera por Portezuelo Ancho, llegamos al Mirador del Valle. A nuestros pies, un peñón emergía de la tierra y como un vigía contemplaba las dos lagunas que alberga Valle Hermoso.

La huella en forma de caracol desciende hasta la primera laguna, donde un parador concesionado por el complejo Las Leñas nos esperaba para ofrecer los únicos servicios con que cuenta el valle.

Un escenario deslumbrante pero sin sombras. Debido a la altura, no crece ninguna especie arbórea o arbusto, lo que hizo que la intensidad del sol fuera un factor determinante durante nuestra estadía. Es importante proveerse de un buen sombrero y una crema con protector solar.

En la primera laguna, que está protegida del viento por la ladera de uno de los cordones montañosos, el oleaje es tranquilo y se pueden alquilar botes, canoas y tablas de windsurf para disfrutar del agua.

Para los que quieran aprovechar del lugar por más de una jornada, existe la posibilidad de acampar allí. El terreno conformado por una pradera con acolchonadas hierbas hace que la noche sea parte de la aventura. Si hay suerte y toca una noche sin nubes, uno de los mayores placeres del valle lo ofrece la observación de las constelaciones. Recostados al borde de la laguna, con un poco de paciencia descubrimos estrellas fugaces y satélites iluminados por el brillo del sol viajando a velocidades increíbles.

Las posibilidades son múltiples. El terreno es propicio para hacer mountain bike, trekking, escalada y cabalgatas. Se puede contratar salidas a caballo cuya duración va desde una tarde hasta travesías de varios días. Expertos baqueanos rentan sus caballos y ofician de guías para llevar al visitante a rincones a los que no accedería de modo individual.

Para aquellos a los que nos gusta caminar, existe una terma natural con minerales ferrosos que provienen de una árida grieta. Luego de una larga caminata vadeando hasta la cintura las frías aguas del Tordillo –uno de los ríos que atraviesan el valle– llegamos a estas rojizas y cálidas termas. Un pozón de unos dos metros de diámetro hace de jacuzzi natural en medio de la estepa. Una vez dentro del agua termal, es conveniente meterse de a poco y no prolongar demasiado el baño, pues es factible relajarse por demás y empezar a sentir baja presión.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el trayecto que caminamos de ida hay que hacerlo nuevamente para retornar a la laguna, o sea que hay que guardar suficiente energía para el regreso.

Otra caminata un poco más corta y apta para toda la familia es a la laguna Larga, llamada así por su forma particular. La observación de aves es una actividad sencilla a la que se puede agregar la posibilidad de un safari fotográfico.

Para los más curiosos, muy cerca de la laguna principal afloran grabados tehuelches en el filo de una piedra. Según un guía local, estos petroglifos son la representación de los caminos de acceso a distintos sitios, como si este lugar fuese un punto de referencia de los diversos circuitos de los antiguos pobladores de estas tierras.

Valle Hermoso cuenta con una gran cantidad de alternativas de turismo de aventura. Un amplio abanico tienta al visitante a descubrir y ser protagonista de esta región escondida.
Leer paseo completo... Pablo Etchevers / Santiago Gaudio

Welcome Argentina - ¿Qué hacer en San Rafael?

© 2003-2020 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723