Intimayu, vinos con nombre incaico

Recorrimos una bodega joven que se encuentra en una etapa de búsqueda de vinos personalizados de alto rango. “Taninos”, “reflejos”, “notas”, “intensidad”, “estructura” son algunos de los términos...

En las visitas a cada una de las bodegas en San Rafael, encontramos que si bien los procesos productivos pueden parecer similares, cada una de ellas nos sorprende por alguna razón que vamos descubriendo durante el recorrido.

Llegamos a la finca y bodega Intimayu invitados por Juan Manuel Radivoj, su propietario. Joven como su bodega, salió a nuestro encuentro y, con el entusiasmo del que ama lo que hace, fue contándonos un poco la historia y el presente de la empresa.

Juan Manuel destaca que la primera etapa fue de intensa búsqueda para definir qué tipo de bodega querían obtener. Para ello hicieron reuniones con amigos y expertos. Finalmente, se dedicaron a elaborar vinos de autor o vinos de familia.

  • Vinos de alta gama

    Vinos de alta gama

  • Los vinos de guarda

    Los vinos de guarda

  • Deje que sus sentidos sean los protagonistas

    Deje que sus sentidos sean los protagonistas

  • En penumbra, por respeto a los vinos

    En penumbra, por respeto a los vinos

Su familia proviene de agricultores vitivinícolas del norte de Italia y de Eslovenia. En el año 1999 compraron la finca, donde ya funcionaba una bodega desde 1930. Comenzaron con cultivo de uvas cabernet sauvignon y en el 2003 obtuvieron sus primeros vinos.

Caminando hacia la zona de producción, escuchamos a Juan Manuel: “Estamos orgullosos del camino andado y de los logros alcanzados. Sin duda, aún falta crecer y pretendemos seguir utilizando tecnología de punta pero con un toque artesanal. La premisa es controlar cada etapa, desde los viñedos hasta el envasado, y para ello contamos con un ingeniero agrónomo y un enólogo”.

Mantienen el cultivo de las viñas originales pero además reciben uvas de viñedos de otras zonas con distintas características climáticas para darle personalidad a la mezcla obtenida.

“Seguramente, cuando el volumen de producción haya crecido, se hará imprescindible contar con uvas provenientes de viñedos propios”, agregó.


Grano a grano

Ponen especial empeño en que la vendimia se haga de forma manual y el traslado de la fruta, en cajas chicas para que el grano llegue intacto a la planta de elaboración.

“Una de nuestras características es no moler la uva. Se despalilla y luego dentro de las piletas se realizan los remontages y se van rompiendo los granos”, nos comenta Juan Manuel. Nos aclaró que el remontage es un movimiento de rotación de los granos para que larguen sus fermentos de forma natural.

Las explicaciones y el entusiasmo por seguir el hilo del proceso productivo no decayeron en toda la visita, a pesar de haber recorrido el establecimiento fuera de la época de la vendimia, cuando tienen su momento de mayor trabajo.

Supimos que los tiempos de fermentación varían de acuerdo con la orientación que se da al vino. El grueso de la producción apuntaba al segmento de vinos jóvenes, frutados, con aporte de madera pero con tiempos menores que los tradicionales.

Mientras bajábamos las escaleras hacia la cava, la charla seguía su curso. Las paredes de las piletas subterráneas sostenían un pasillo angosto que nos condujo hacia las barricas de madera de los vinos de guarda. Todo estaba en penumbra, por respeto a los vinos que se estaban madurando.

Con una pipeta, Juan Manuel realizó la extracción de vino de una barrica para ir controlando su madurez, procedimiento habitual de los enólogos. Aunque no estaba listo para pasar a botella, probamos un syrah 2007 para conocer de estructuras, de momentos, de espera. ¡Fascinante!


Y todo a media luz

Pasamos una segunda cava más chica con botellas estibadas y un lugar de cata. Un rincón muy coqueto donde se hacían reuniones para degustar las novedades. Lucía copas, sillones y una luz tenue amigable.

Conocimos toda la línea de sus vinos de alta gama. Las partidas especiales las vendían a particulares en la misma bodega. Cada partida cuenta con un etiquetado único, casi artesanal.

La bodega todos los años envía a concursar sus vinos, cada uno en su categoría, para testear su logro de las estructuras y posicionamiento. El vino Finca Intimayu Oro 2003 corte syrah-malbec ha sido galardonado con cuatro medallas de oro en el año 2005 y nombrado “Wine of the Year” en el 2006 por autoridades de excelencia a nivel mundial.

En el sector de cata, un cartel sugería: “Anímese y deje que sus sentidos sean los protagonistas”.
Percibimos esa búsqueda constante mientras saboreamos la copa de excelente vino que nos ofreció el dueño de casa.

Autor Mónica Pons Fotografo Eduardo Epifanio

Contacto de la excursión o paseo


Bodega Intimayu

Av. Los Sauces 3135 (5600) San Rafael, Mendoza

Tel: +54 260-4436895

Tipo de tourTipo de tour: Bodegas

Para tener en cuentaPara tener en cuenta: Las visitas a la bodega se realizan con reserva telefónica previa.

Ubicación

Excursiones y paseos en San Rafael

Hoteles y alojamientos en San Rafael

Organiza tu viaje con: interpatagonia.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com