Parque Nacional Lanín

Con 412.000 hectáreas situadas al noroeste de la provincia de Neuquén, el Parque Nacional Lanín protege los bosques andino-patagónicos desde el año 1937. Debe su nombre al volcán Lanín, que se levanta en el sector norte del Parque y sobrepasa los picos circundantes por más de 1.500 metros. Inconmovible, su cumbre asimétrica siempre cubierta de nieve se divisa a lo lejos, dominando el paisaje.
Su estado inactivo cuadra con el nombre que en lengua mapuche significa "murió de un atracón" o "roca muerta", fiel a la leyenda que cuenta cuando el Lanín se apagó en una de las más grandes nevadas que se hayan registrado en estas montañas.

Además del augusto Lanín, el Parque Nacional comprende también 24 lagos de origen glaciario completando un entorno natural rico en belleza y diversidad ecológica.

Lagos asombrosos

Estos espejos de agua contienen comunidades vegetales nativas que se hallan protegidas de la actividad maderera. Sólo en este sector de la cordillera neuquina se desarrollan especies arbóreas como el pehuén, el roble pellín y el raulí.
  • 412.000 hectáreas

    412.000 hectáreas

  • Bosques andino-patagónicos

    Bosques andino-patagónicos

  • El pehuén o araucaria

    El pehuén o araucaria

  • Arroyo Grande

    Arroyo Grande

  • Fauna del área protegida

    Fauna del área protegida

  • El Escorial

    El Escorial

  • El majestuoso volcán Lanín

    El majestuoso volcán Lanín

En el área norte del Parque Nacional, entre el lago Ñorquinco y el Huechulafquen, domina una enorme conífera: el pehuén o araucaria, que cubre los valles y laderas occidentales. Entre los 900 y 1.800 metros sobre el nivel del mar crece la mayor cantidad de araucarias, con un tronco central que puede alcanzar los 45 metros de altura. La semilla llamada piñón, además de ser aprovechada por animales, sigue considerándose un alimento importante por los mapuches y criollos de la zona.

Cerca del lago Tromen, en la vertiente septentrional del Lanín, las comunidades de pehuenes son precedidas por ambientes de transición a la estepa. La otra cara del Lanín preside la unión de los lagos Huechulafquen y Paimún. El lago Epulafquen, un poco más al oeste, enlazado al espejo de Currué Grande por el sur, encierra las conocidas fuentes termales de Lahuen-Co.

Los ambientes más húmedos dan lugar a otra particularidad de esta Reserva: la selva valdiviana, que posee una gran variedad de especies endémicas. En este entorno, el coihue alcanza un gran desarrollo. Y en el tupido sotobosque cierran el paso la caña colihue y arbustos como el michay y el espino negro. En la parte sudoeste y norte del Parque crece un árbol nativo: el roble pellín, junto al coihue y el raulí, también originario del lugar.

Vida en el bosque

A la variedad de la flora se suma la heterogeneidad de las especies animales. El Parque Nacional Lanín protege tres especies en peligro de extinción: el huemul, el pudú y el huillín. El pato de los torrentes vive cerca de las aguas rápidas y nada contra la corriente en busca de larvas de insectos, que atrapa buceando con habilidad y volteando las piedras con su pico. El pato zambullidor grande y el pato de anteojos también habitan los ambientes lacutres junto al huala, el macá, los patos crestón y vapor volador, y la gallareta ligas rojas, entre otras.

En los matorrales de caña colihue se esconden los pájaros caminadores chucao y huet-huet y entre las aves rapaces se pueden ver el halcón peregrino, el águila mora y el aguilucho común.
Entre los peces pueden encontrarse especies introducidas como los salmónidos, que desplazaron a la trucha criolla, el pejerrey patagónico y el puyén, entre otros ejemplares autóctonos.
Al igual que en otros Parques del sur, las especies introducidas, como el ciervo colorado y el dama, el jabalí y la liebre, influyen negativamente en la conservación de la fauna local. En consecuencia, se habilitan cotos de caza que, bajo permiso, regulan el crecimiento de estos grupos. Similar situación se presenta con la trucha, cuya pesca también está permitida en las temporadas habilitadas. A esta amenaza, se le suma la caza furtiva que persigue especialmente al huemul y al puma.

También la flora nativa sufrió su invasión. La rosa mosqueta, el lupino y la margarita, entre muchas otras especies, se aclimataron y dispersaron con facilidad avanzando sobre los lugares ocupados por las plantas propias de esta región.
Otros riesgos para la preservación del Parque Nacional lo constituyen la explotación forestal y los incendios que, ocasionados generalmente de manera intencional, son uno de los principales problemas de la Reserva. Estas fatalidades dejan resultados difíciles de revertir, como la pérdida de la vegetación que posee crecimiento muy lento y cubre las laderas, originando a su vez la erosión de los suelos.

Nación Mapuche

Los antecedentes de poblaciones prehispánicas evidencian una antigüedad de 10.000 años. Las herramientas, enterratorios y expresiones de arte rupestre testimonian cómo los primeros habitantes se interrelacionaron con el paisaje, aprovechando al máximo sus recursos y variados ambientes.
De acuerdo a las crónicas poshispánicas, los antiguos pobladores se sustentaban con la recolección de piñones y la caza de guanacos, huemules y ñandúes. Utilizaban instrumentos de piedra, hueso y cerámica y realizaban frecuentes intercambios con sus pares del otro lado de la cordillera.

Después de la Conquista y la expansión española, el pueblo mapuche, que hasta el siglo XVI ocupaba grandes extensiones territoriales, sufrió la falta de reconocimiento de su cultura y sus tierras.
Anteriores a la creación del Parque Nacional Lanín, las comunidades mapuches asentadas en el área protegida son: Curruhuinca, Cayún, Cañicul, Raquithué, Aigo, Ñorquinco y Lefiman, totalizando unas 100 familias.
En Ñorquinco puede encontrarse una escultura realizada en madera de rehue que simboliza parte de la cosmovisión religiosa, social y filosófica de la nación mapuche y a su alrededor se realizan las rogativas conocidas como nguillatu.

Recorridos:
Los caminos de ripio que cruzan toda el área protegida conducen a distintos sitios atractivos como el Escorial, las termas de Lahuén Co, el lago Tromen al pie del volcán Lanín y el lago Rucachoroi.
Los senderos para hacer trekking son numerosos y variados. Le ofrecemos algunas propuestas que puede completar solicitando más información en las dependencias del Parque.
Área Huechulafquen
-Sendero de interpretación "El Bosque": parte de Puerto Canoa y no implica una caminata más que sencilla y breve. Duración: 45 minutos.
-Sendero de ascensión al cerro Chivo: sale de bahía Cañicul y atraviesa un cañaveral de colihue que combina con un bosque de coihue. Duración: 3 horas de subida.
-Sendero a cascada el Saltillo: el punto de partida es Piedra Mala y presenta una leve pendiente. Duración: 35 minutos.
-Sendero a Paimún: el mismo punto de partida que el anterior. Duración: 3 horas de ida.
-Sendero al refugio Pared Sur del Volcán Lanín (2.300 m): parte de Puerto Canoa y transita por densa vegetación de bosque con marcadas pendientes. Dificultad: intermedia. Duración: 7 horas.
-Sendero al refugio Paimún (1.700 m): desde el inicio presenta un sendero de ascenso. Duración: 5 horas.
Área Tromen
-Sendero al Mirador: ofrece panorámicas del lago Tromen y del volcán Lanín. Dificultad: baja. Duración: 45 minutos de ida
-Sendero al Límite Internacional y bosque de araucarias: desde la seccional son 3 km por un bosque puro de araucarias centenarias. Dificultad: baja.
Existen otros recorridos de dificultad intermedia o alta, por lo que es imprescindible conocer la zona o contratar un guía autorizado por la Administración de Parques Nacionales:
-Sendero a Quillén por Valle de las Magdalenas: por una antigua huella que transita por valles de transición, bosques de araucarias y mallines de altura. La distancia aproximada es de 50 km. Duración: 2 ó 3 días.
-Sendero a Huechulafquen: recorre el faldeo este del volcán Lanín, cruzando a unos 2.000 m de altura. Duración: 2 días.
-Ascenso al volcán Lanín: previo se pasa por la seccional de guardaparque, donde se realiza el control del equipo obligatorio para ascender a la cumbre. Se recomienda consultar en las dependencias del parque para realizar el ascenso.
Área Villa Quila Quina
-Sendero a la fuente de agua mineral carbonatada: se recorren 800 m hasta la vertiente por un camino vehicular desde el muelle de la villa.
-Sendero a los rápidos del arroyo Grande: por un camino de 500 m que recorre el arroyo entre bosques, robles, cipreses y coihues, se llega hasta los saltos de agua.
-Sendero de interpretación El Cipresal: parte cerca de la desembocadura del arroyo Grande y permite observar un añoso bosque de cipreses con panelería explicativa.
Área Lácar Queñi
-Circuito Arrayán: en 22 km se aprecian hermosas vistas del lago Lácar y de los cerros que rodean a San Martín de los Andes.
-Playa Catritre: área de camping, ideal para la práctica de los deportes náuticos. A 4 km desde San Martín de los Andes.

Parque Nacional Lanín
E. Frey 749
(8370) San Martín de los Andes - Neuquén - República Argentina.
Tel.: 54 2972 427233
E-mail:pnlanin@apn.gov.ar.

Fuentes bibliográficas:
Erize, F.; Canevari,M.; Canevari, P.; Costa,G. y Rumboll, M. "Los Parques Nacionales de la Argentina y otras áreas naturales" Ed. INCAFO. Madrid, 1981.
Página oficial de la Administración de Parques Nacionales www.parquesnacionales.gov.ar
Leer paseo completo...Karina Jozami / Eduardo Epifanio

Datos Útiles

Cómo llegar: Contigua al Parque Nacional Lanín se encuentra la ciudad de San Martín de los Andes, distante 432 km de la capital de Neuquén. A la primera de estas localidades se accede vía terrestre por la ruta nacional 234 y vía aérea por el aeropuerto Chapelco, a 24 km del centro urbano.Dentro del Parque Nacional se encuentran tres pasos limítrofes con Chile: el paso de Carirriñe (ruta provincial 62); paso Tromen (ruta provincial 60) y paso Río Hua-Hum (ruta provincial 48).

Para tener en cuenta: La Intendencia de Parques Nacionales está ubicada en la misma localidad de San Martín de los Andes, que también ofrece una amplia propuesta de alojamiento y gastronomía. Además existen varios campamentos libres y organizados en distintos lugares del área protegida.La intendencia otorga los permisos de pesca deportiva de salmónidos, que puede practicarse en los lagos durante la temporada fijada.

Ubicación


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en San Martín de los Andes?

© 2003-2017 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723