Lagunas del Altiplano

Un paseo obligado para internarse en Bolivia. El suroeste boliviano posee un conjunto de lagunas de colores, a más de 5.000 metros de altura, habitadas por todo tipo de aves entre las que se destaca el flamenco rosado.
Tan altas y tan lejanas...

A más de 5.000 metros de altura es posible encontrar hermosas lagunas de distintas tonalidades entre las cuales se destacan la Colorada y la Verde. En ellas no sólo se puede apreciar la flora y fauna del altiplano, sino que también es fácil deleitarse con miles de flamencos protagonistas de un reino de color rosado que nos enseñan cómo se puede sobrevivir a miles de metros de altura.

Verlos es algo único, especial. Estas aves no sólo tienen un color inigualable que atrae la vista desde cientos de metros, sino que poseen un andar tan glamoroso y majestuoso que verlos caminar es ya un deleite por sí mismo. Elegancia es la palabra más adecuada para describir el fenómeno.

La Reserva Nacional de Fauna Andina “Eduardo Avaroa” está ubicada al sur del Departamento de Potosí. En una superficie de 7.147 kilómetros cuadrados, alberga extraordinarias lagunas, una enorme diversidad de flora y un grupo de géisers y pozos geotérmicos de sorprendente belleza.
  • El suroeste boliviano

    El suroeste boliviano

  • Árbol de Piedra

    Árbol de Piedra

  • Todo tipo de aves entre las que se destaca el flamenco rosado

    Todo tipo de aves entre las que se destaca el flamenco rosado

  • A más de 5.000 metros de altura

    A más de 5.000 metros de altura

  • Reserva Nacional de Fauna Andina “Eduardo Avaroa”

    Reserva Nacional de Fauna Andina “Eduardo Avaroa”

El clima es frío y seco y la altura oscila entre los 4.200 y los 6.000 metros sobre el nivel del mar.

Allí se encuentran registradas más de cien especies de fauna y se estima la existencia de aproximadamente doscientas especies de plantas. El lugar se caracteriza por sus extensos desiertos helados y por ser el mejor representante de la pradera altoandina semidesértica.

La fauna se compone en su gran mayoría de vicuñas, gatos andinos y vizcachas, como así también de las tres especies de flamencos que allí nidifican en enormes colonias que llaman la atención de los visitantes que se acercan allí y no pueden hacer otra cosa que comenzar a tomar fotografías.

Una cosa maravillosa... ¿De qué color? Color, color...

Es quizá la laguna más llamativa de todo el conjunto que forman las lagunas del altiplano. Sus sedimentos ricos en hierro, así como en zooplacton y fitoplacton, le aportan un colorido rojizo especial sobre la superficie que llama la atención de todo aquel que aún desde varios kilómetros de distancia logra divisarla.

La laguna Colorada, ubicada a 4.278 metros sobre el nivel del mar, se extiende sobre una superficie de 60 kilómetros cuadrados. Al rojo de la laguna se le suma el gran atractivo del lugar: los flamencos rosados. Son muchas las leyendas de la zona las que aseguran que los flamencos adquirieron su rosado característico una vez que entraron en contacto con sus aguas.

Miles de estas increíbles aves se posan sobre su superficie y conviven en grandes grupos que brindan un show especial a los ojos de quien se encuentre de espectador.

Por momentos, la paz del lugar es increíble, a tal punto que sólo se interrumpe cuando algún sonido o señal de peligro es captada por los flamencos. Y cuando sucede, miles de estas aves comienzan a correr con sus grandes patas y levantan vuelo, generando verdaderas nubes rosadas que sin rumbo fijo vuelan hasta que, una vez que el peligro cesa, deciden aterrizar otra vez en la laguna. Impresionante, para fotografiarlos.

Para tener una dimensión de la cantidad de aves que esta laguna cobija, es necesario tener en cuenta que se la conoce como el “Nido de los Andes” y que, según estudios biológicos, más de 30.000 flamencos de tres especies diferentes nidifican en ella.

A una hora de viaje de la laguna Colorada, y luego de atravesar varios géisers y monumentos de rocas naturales, se encuentra la laguna Verde, ubicada en el extremo suroeste de Potosí. Ocupa una superficie de 20 kilómetros cuadrados. Su visión, aunque en ella prácticamente no hay flamencos, es realmente espectacular y, junto a la laguna Celeste, ofrece verdaderas postales para los visitantes. Cerca de allí es posible divisar la frontera con Chile, que lleva al pequeño poblado de San Pedro de Atacama, un lugar hermoso para comenzar a adentrarse en territorio chileno. Para seguir mirando, para seguir viendo...
Leer paseo completo...Pablo Etchevers / Gentileza Boliviarea.com

Datos Útiles

Cómo llegar: Para llegar a las lagunas de colores es necesario partir de Uyuni (Bolivia) con rumbo a la localidad de San Pedro de Atacama (Chile), a la cual se llega luego de recorrer aproximadamente 400 kilómetros. El viaje se realiza a través de distintos salares que, por caminos de ripio, nos acercan hasta las mencionadas lagunas. Hay que llevar combustible extra y alimentos, ya que sólo podemos abastecernos de dichas provisiones en la ciudad de Uyuni.

Para tener en cuenta: Si bien los caminos son buenos, hay que transitarlos con precaución para llegar con éxito a destino y sin sobresaltos. Lo que sí hay que recordar es que hay que proveerse de combustible cuando haya estaciones de servicio, ya que existe bastante distancia entre unas y otras.

Ubicación


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en La Quiaca?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723