Deambulando en bata de baño

Hombres y mujeres vestidos de blanco van y vienen por sus calles. No se trata de profesionales de las ciencias médicas sino de los visitantes que concurren a las termas.
En la moderna ciudad de Federación todo está cerca y caminar de un lado a otro se hace natural tanto de día como de noche. A eso se suma el clima templado, que permite ir cómodo de ropa.

La presencia de la costa del lago Salto Grande es en sí misma un atractivo que invita a realizar actividades al aire libre; por eso es lógico que todo el mundo se pasee en pantalones cortos, traje de baño y ojotas.

Cuando uno llega a Federación, hay algo que llama la atención: los asistentes a las termas se mueven por los lugares públicos con total libertad, enarbolando sus toallas al hombro. Salen de sus hoteles envueltos en sus batas de toalla como lo haría cualquier persona en la intimidad de su casa. Es que algunos hoteles las proveen como parte del servicio y también se alquilan en el complejo.
  • Clima templado

    Clima templado

  • Hombres y mujeres vestidos de blanco

    Hombres y mujeres vestidos de blanco

  • Una forma de vida

    Una forma de vida

  • Manantiales de aguas calientes

    Manantiales de aguas calientes

  • Envueltos en sus batas de toalla

    Envueltos en sus batas de toalla

  • Un paisaje propicio

    Un paisaje propicio

Lleva solo unas pocas horas acostumbrarse a este hecho que no tiene nada de objetable en una ciudad que ha hecho de sus manantiales de aguas calientes una forma de vida.

La mayoría de los hoteles, aparts y bungalows se encuentran muy cerca del complejo de termas, por lo que esas caminatas se realizan por muy pocas cuadras.

Adentro de las instalaciones, todo cambia. Las distintas piletas, ya sean al aire libre o techadas, y los trabajos deportivos acuáticos ofrecidos conllevan la necesidad de estar lo más libres de ropa posible. Entonces, el traje de baño se impone y pasa a ser el “uniforme” con que se llevan adelante las actividades. Solo el exceso de sol o alguna ráfaga de viento hacen que en algún momento las salidas de baño deban ser utilizadas nuevamente.

No es improbable que veamos, entonces, a alguien yendo a comprar el diario vestido con la indumentaria habitual que se usa para estar en casa al levantarse. En Federación, es casi un hábito.

Mónica Pons / Pablo Etchevers

Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Federación?

© 2003-2020 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723