Como era todo en 1810

Constituido el Virreinato del Río de la Plata, Buenos Aires era la ciudad que poseía la mayor población del futuro país que se estaba gestando. Cuarenta mil eran los habitantes aproximados.
Los grupos más favorecidos económica y socialmente eran los comerciantes, los ganaderos y los agricultores ricos. Entre estos, los nacidos en España ocupaban los cargos públicos más altos, mientras que los artesanos, pequeños comerciantes y empleados auxiliares del gobierno formaban una especie de clase media.

En el año 1810, las pulperías eran el lugar de encuentro y la vida de campo, el común denominador de los hombres de la época. El ganado cimarrón, los gauchos u hombres de campo, las guitarreadas, los bailes y los payadores, el folclore y sus guitarreros, y por supuesto el mate serían fundamentales para la creación del ser nacional.

El mostrador del almacén de ramos generales y los juegos de cartas o corridas de toro eran la forma de pasar aquellos días, aunque el juego popular que más se practicaba entonces era "el pato", donde hombres a caballo se disputaban una bolsa con manijas con un ave de esa especie dentro que debía ser encestada en un aro.
  • Los gauchos u hombres de campo

    Los gauchos u hombres de campo

  • La creación del ser nacional

    La creación del ser nacional

  • El ganado

    El ganado

  • Un gran símbolo campestre

    Un gran símbolo campestre

Las mujeres aprendían las tareas domésticas en sus hogares. Se las educaba para ser madres y esposas, ya que era inimaginable en esos años que pudieran llegar a tener participación en las decisiones políticas.

Los chicos de la época jugaban a la rayuela, a las muñecas, a las bolitas, a la mancha y a las escondidas. El estilo francés, con algunos regionalismos propios, se imponía en la moda local, tanto para hombres como para mujeres y tanto para adultos como para los niños, que recién cuando se convertían en hombres tenían derecho a usar pantalón largo.

El cabildo ejercía la función de policía y defensa del pueblo, recaudaba los impuestos y escuchaba las quejas de los vecinos. Había Cabildo Abierto solo cuando cuestiones de gravedad convocaban a todos los vecinos en una asamblea general, y esto sucedió en la famosa Semana de Mayo.

El carnaval y las fiestas mayas, que comenzaron a realizarse a partir de la gesta del 25 de mayo de 1810, eran popularmente celebrados por todos los habitantes de este nuevo país que comenzaba a escribir su propia historia.

Pablo Etchevers / Pablo Etchevers

Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Ciudad de Buenos Aires?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723