Visita al parque nacional Talampaya

Es uno de los atractivos más importantes que tiene la región de Cuyo y en especial la provincia de La Rioja. Un tesoro geológico incalculable que se recorre en excursiones vehiculares, bicicletas y también caminando.
En el kilómetro 148 de la ruta nacional 76 se encuentra el ingreso al área de servicios del parque nacional Tampaya. Allí se encuentran las oficinas administrativas y desde allí parten las excursiones que llegan hasta lo más profundo del cañón y nos van mostrando a su paso todo lo que a él se refiere.

En la entrada, además de una feria artesanal y un restaurante-confitería con sus respectivos sanitarios, hay un camping que brinda hospedaje a distintos grupos que eligen el parque para realizar excursiones durante varios días por los distintos senderos que nos propone.

El parque nacional Talampaya ocupa una superficie de aproximadamente 215 mil hectáreas que se ubican al sur de la provincia de La Rioja y que en su interior poseen vestigios de cómo era la vida en este lugar hace millones de años. Sus colores rojizos y marrones logran transportarnos a otro mundo en el que en algún momento reinaron los dinosaurios y otras especies hoy extinguidas.
  • Un tesoro geológico incalculable

    Un tesoro geológico incalculable

  • 215 mil hectáreas

    215 mil hectáreas

  • La entrada al Parque Nacional

    La entrada al Parque Nacional

  • Logran transportarnos a otro mundo

    Logran transportarnos a otro mundo

  • Patrimonio de la Humanidad

    Patrimonio de la Humanidad

Año tras año, más de 50 mil turistas llegan a esta región de Argentina para apreciar los paredones rojizos de más de 150 metros de altura, sus cóndores que anidan en los picos y las curiosas formas talladas en las montañas por la erosión, entre las cuales sobresalen el Monje o la Torre, además de otras como el Centinela, el Rey Mago sobre el camello y el Tablero de Ajedrez.

La erosión se produce por la acción del viento y de las lluvias y al ser estas montañas de tierra y areniscas, muchas de estas “esculturas” naturales desaparecerán con el paso del tiempo y se formarán otras que la imaginación del hombre se encargará de volver a bautizar.

Los antiguos habitantes de esta zona la llamaron “talampaya” explicando con este nombre (para nosotros el significado es “río seco del tala”) parte de la geografía del lugar.

Durante la mayor parte del año, los cauces de los ríos se encuentran totalmente secos, con apenas un hilo de agua que corre de acuerdo a la morfología del terreno. Por el contrario, cuando aquí es época de lluvias (a veces tan solo horas), los cauces se llenan de repente de agua a tal punto que ser tornan verdaderos ríos que corren con una fuerza y bravura pocas veces vista, arrastrando a su paso todo lo que tocan.

Luego, el agua desaparece y los cauces vuelven a secarse y se convierten en anchos caminos ideales para transitar en 4x4, practicar travesías en bicicleta o caminatas y hasta divertirse con deportes de viento como por ejemplo el carrovelismo.

Patancillo es la población más cercana al parque (30 kilómetros). A esta le siguen Villa Unión (60 kilómetros), Patquía (120 kilómetros) y la capital riojana, a 220 kilómetros de distancia.

En el año 1975 la zona fue declarada parque provincial, en el año 1997 pasó a ser un parque nacional y en el 2000, cuando ya todo el planeta lo conocía, el lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad.
Leer paseo completo...Pablo Etchevers / Parques Nacionales - Prensa

Ubicación


Welcome Argentina - Paseos en Villa Unión

© 2003-2016 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723