Visita a la Misión Salesiana

La misión Nuestra Señora de la Candelaria es la viva expresión del importante legado de los salesianos en Tierra del Fuego.
A 14 kilómetros de Río Grande encontramos la Misión Salesiana de Don Bosco, un complejo educativo, histórico y religioso que representa los orígenes y el presente de una ciudad que ha estado ligada a las corrientes religiosas llegadas desde Europa. Sus blancas e inmensas construcciones pueden verse desde antes de llegar. Fuimos recibidos por un guía que nos fue mostrando cada uno de los sectores de este emprendimiento pionero en la zona.

Así supimos que en 1893 monseñor José Fagnano creó un pueblo aborigen shelk'nam sobre la costa del río Grande donde se instalaron los primeros misioneros. Un feroz incendio años después destruyó el caserío y debieron reconstruir el pueblo a poca distancia del cabo Santo Domingo, en el terreno que hoy ocupa la misión Nuestra Señora de la Candelaria.

Año tras año se fueron agregando nuevas instalaciones a fin de incorporar actividades pastorales, una escuela agrotécnica y los museos que muestran la vida de la isla de Tierra del Fuego.

Un valioso patrimonio

Nos dirigimos luego al Museo Histórico y de Ciencias Naturales Monseñor José Fagnano. Cuenta con tres espaciosos edificios, un patio exterior y un sector con una reproducción de las chozas donde vivían los selk'nam.
  • Complejo educativo, histórico y religioso

    Complejo educativo, histórico y religioso

  • Museo Histórico

    Museo Histórico

  • Capilla Nuestra Señora de la Candelaria

    Capilla Nuestra Señora de la Candelaria

  • Intacta desde su inauguración en 1899

    Intacta desde su inauguración en 1899

Un anciano sacerdote nos guió por las distintas salas que realizan un recorrido por la historia y la antropología de la isla, y que incluye imágenes y objetos de los aborígenes. Se muestra la llegada de los misioneros y el inicio de las estancias. En un sala especial vimos animales y aves de la zona embalsamadas por un sacerdote taxidermista de la misión. Como hecho curioso, nos proyectaron una vieja película con imágenes de los indígenas en sus quehaceres diarios.

Muy cerca del museo se encuentra la capilla Nuestra Señora de la Candelaria. Es el segundo edificio construido por los salesianos y se encuentra intacta desde su inauguración en 1899.

Entramos en silencio y nos acercamos al altar para admirar su estructura de madera con una pintura de la Purificación de la Virgen María, obra llegada desde Barcelona en 1901. El crucifijo y las estatuas de San José y San Francisco de Sales complementan el conjunto. En la sacristía se encuentran las prendas litúrgicas de monseñor Fagnano y otros elementos de gran valor para la vida de los salesianos como un armonio, un cáliz y libretas de notas de los indígenas.

Más adelante llegamos hasta la escuela agrotécnica modelo, con sus galpones de producción y el vivero. Las manos laboriosas de los alumnos que van a clase cuidan de todo ello. Funciona desde 1946 para ofrecer formación a jóvenes de toda la Patagonia mientras se autoabastece con la venta de los productos elaborados como quesos, dulces y carnes.

Las instalaciones del museo, la capilla y un viejo cementerio indio fueron declarados monumentos históricos.

Cuando creíamos haber visto todo, enfilamos hacia La Cimarrona, una cocina de campo donde siempre es hora para tomar unos mates, comer empanadas caseras o deleitarse con una buena parrilla. En ese espacio, los caballos nos recibieron con sus relinchos, ya que ahí funciona la escuela de equitación y se pueden realizar actividades ecuestres: aprendizaje, cabalgatas, torneos de salto.

Lamentamos no haber llegado más temprano ya que se coordinan recorridos a caballo para conocer los alrededores, complementados con pesca deportiva.

Al retirarnos sentimos el placer de haber conocido la obra salesiana, siempre buscando al hombre a través de distintas épocas y siempre en armonía con la naturaleza.
Leer paseo completo...Mónica Pons / Karina Jozami

Datos Útiles

Para tener en cuenta: Desde la Cimarrona, Stella organiza 4 recorridos a caballo para conocer los alrededores: los paseos a laguna Don Bosco; a laguna Remanso, que llega hasta la Caleta; al cabo Santo Domingo, que pasa por el cementerio indio; y la visita a un islote con lobos marinos cercano a la costa, donde también se aprecia la reserva hemisférica de aves playeras.

Contacto


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en Río Grande?

© 2003-2019 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723