Historia de Pinamar

Pinamar, en armonía con los médanos.

La zona de Pinamar como balneario tuvo su desarrollo en la década del `40, cuando dos visionarios: el Arq. Jorge Bunge y Héctor Manuel Guerrero, siguiendo la tónica de otros pioneros que desarrollaban tareas similares en las playas vecinas, deciden acometer la titánica tarea de convertir esta zona en un balneario, bajo el lema: "Porque declararle la guerra a los médanos si podemos valernos de ellos".
Así fue que utilizando la estrategia de dejarlos donde estaban, pero fijándolos para aprovechar los declives de las dunas lograron un efecto paisajístico atractivo.
Los asentamientos de las poblaciones fueron dificultosos ya que el viento con su fuerza arrasaba estos médanos de un lugar a otro sepultando todo a su paso, pero la perseverancia de la tarea logró afirmarlos y construir el paisaje con estas grandes masas de arena.
La zona que hoy ocupa Pinamar, a principios del siglo XIX se denominaba "Montes Grandes de Juancho", correspondiendo a veintiocho leguas que pertenecieron a Don José Suárez.
Estos campos, fueron del General Félix de Alzaga, quien los recibió de Juan Manuel de Rosas por haber sido Jefe del regimiento "El Restaurador".
Muerto don Félix, los heredó Martín de Alzaga, quien se casó con Felicitas Guerrero, que en 1870 murió de manera trágica, víctima de un drama pasional.
Al no tener descendencia, las tierras pasan a ser propiedad de su padre, Don Carlos Guerrero y a la muerte de éste y de su esposa, Doña Felicitas Cueto, heredan estos campos los siete hijos del matrimonio quienes ser reparten las tierras.
De esta subdivisión, realizada en 1886, los veinticinco km de playas y médanos costeros quedan divididos entre las estancias "Martín García", "La Invernada", "El Rosario" y "Manantiales", propiedad de Manuel y Enrique Guerrero.
En 1908 el Gobierno Provincial declara a este pueblo cabecera del "Partido del Tuyú".
Corría ese año cuando el Ferrocarril del Sud habilita, en los campos de José Guerrero, una estación denominada "Juancho", que más tarde sería aprovechada para transportar a los turistas a estas playas.
En 1910, se dispuso cambiar el nombre del Partido del Tuyú por el de "Juan Madariaga".
Mientras tanto, en 1908, habían llegado a la zona los belgas Fernando Robette y Agustín Poli con la idea de instalar un balneario en la costa, similar al de su lugar natal, "Ostende".
Ellos gestionan y deciden la compra de la zona medanosa de los campos de Don Manuel Guerrero y nace así un proyecto urbanístico-turístico que preveía avenidas, diagonales, reservas para edificios públicos, estación de ferrocarril, terrenos para cementerio, corralón municipal y una avenida central que remataba en una traza focal denominada hemiciclo, lugar, en que se proyectaba la concentración de hoteles y edificios turísticos.
En 1912 se comienza la construcción de la Rambla Sur, emplazada en el centro de este hemiciclo.
También en aquel año de 1912 se construyó el "Thermas Hotel" (hoy Hotel Ostende), en el cual pasó algunas noches el escritor y aviador Antoine de Saint Exupery, autor del célebre libro "El Principito".
Hacia 1918, Don Héctor Manuel Guerrero, propietario de los campos denominados "Dos Montes", decide forestar las dunas comenzando desde la parte continental hacia la costa. Hacia 1926 logra su sueño después de luchar durante años.
En años siguientes, Doña Valeria Cárdenas de Russo, con la ayuda del Arquitecto Jorge Bunge, decide forestar parte de sus campos sobre la costa, firmando un convenio al efecto.
En 1941 comienza la fijación y la forestación. Fue un año de muchas lluvias, circunstancia que favoreció la plantación.
En 1942 queda jurídicamente constituida la sociedad entre el Arquitecto Bunge y la Sra. Valeria Guerrero Cárdenas de Russo, uniéndose a ellos un grupo importante de profesionales y hacendados.
Pensando en el bosque de su creación (en su mayoría pinos) y en el mar, deciden asignar el nombre de "Pinamar" a este balneario.
Según ordenanza Nº1613/95 del Honorable Concejo Deliberante de Pinamar, se declara "Sitio Histórico Municipal" a la Rambla Sur, ubicada en la intersección de las calles Corso Florida, Avenida Nuestras Malvinas y el sector de playa correspondiente, el cual sirvió de paseo a los aventureros turistas de la época.
La primera casa de veraneo, propiedad de la familia Fariní, denominada "Marejada", aún se levanta en la esquina de las calles Del Tuyú y Del Odiseo con su fachada original.
El 14 de febrero de 1943 Pinamar se inaugura como localidad balnearia y al año siguiente, el Poder Ejecutivo Provincial aprueba el Plan Director, creación del Arquitecto Jorge Bunge, el cual fue la guía para construir y urbanizar, respetando la topografía.
En el verano de 1947/1948 don Herman Parini inició un servicio de transporte de pasajeros con la empresa "Al Mar". Esta línea pasa a ser luego la compañía "Sol Mar".
Entre los años 1949/53 se comienzan a radicar en Pinamar inmigrantes italianos que llegan al país al finalizar la segunda guerra.
En ese período se comienza a organizar la sociedad estable y se forman las distintas instituciones como: el Club de Pesca, la Sociedad de Fomento, la Comisión Pro-Templo, etc. Además, Pinamar S.A. dona las tierras para la construcción de la Escuela Primaria y para Salud Pública. Así se levanta primero la Unidad Sanitaria y en donde actualmente se encuentran las instalaciones del Hospital Comunitario de Pinamar.
El 13 de agosto de 1961 muere Don Jorge Bunge, creador de este paraíso.
En 1962 se concreta la creación de la Cooperativa Telefónica de Pinamar.
En la década del `70 se produce un desarrollo relevante en la construcción, surgiendo las residencias multifamiliares.
El l de julio de 1978, por Ley 9.024 de la Provincia de Buenos Aires, se crea el "Municipio Urbano de Pinamar", que abarca parte del territorio perteneciente al partido de Gral. Juan Madariaga.
A partir de esa fecha, las localidades de Montecarlo, Pinamar, Mar de Ostende, Ostende, Valeria del Mar y Cariló forman el Municipio de Pinamar.

Carnavales
Pesca