El río que todo lo traga: Los Saltos del Moconá

Imaginar que en un momento de su cauce un río comienza a caer de costado suena ilógico, como si se tratase de un cuento de ciencia ficción. Este lugar existe y se llama Saltos del Moconá.
Desde hace años teníamos ganas de conocerlos y de entender cómo es esto de que una falla geográfica hace que el mismo río tenga una parte más alta que otra y que, por ende, cuando el caudal se encuentra bajo vierta las aguas sobre sí mismo.

Es complicado de entender pero es real. Conocido como el Gran Salto del Moconá (o "el que todo lo traga", como fue bautizado por los guaraníes que habitaron el lugar), se trata de un cañón de tres kilómetros de largo con caídas de agua paralelas a su cauce, cuya altura, que va de los cinco a los siete metros, depende del caudal de agua que trae el río Uruguay.

Este accidente geográfico único en el mundo es compartido por Argentina y Brasil. El área donde se ubican los saltos del Moconá es considerada parque provincial y dentro de esta área protegida se encuentra la reserva de biosfera Yabotí, en la que en los últimos años se han instalado innumerables lodges para hospedar a visitantes que están buscando disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor, practicar safaris fotográficos, flotadas en balsas o salidas con canoas por los ríos y arroyos paradisíacos de este gran humedal.
  • Un cuento de ciencia ficción

    Un cuento de ciencia ficción

  • Accidente geográfico único en el mundo

    Accidente geográfico único en el mundo

  • Avistajes en gomones río arriba

    Avistajes en gomones río arriba

  • Caídas de agua paralelas a su cauce

    Caídas de agua paralelas a su cauce

  • Un cañón de tres kilómetros de largo

    Un cañón de tres kilómetros de largo

  • Considerada parque provincial

    Considerada parque provincial

  • El Uruguay corre angosto y turbulento

    El Uruguay corre angosto y turbulento

Esta reserva fue creada en el año 1967, luego de que Juan Alberto Harriet, propietario de estos terrenos, donara a la provincia las 999 hectáreas del lado argentino donde se encuentran los famosos saltos.

Luego de realizar los senderos y establecer algunas medidas de seguridad para los visitantes, el 27 de junio de 1991 se creó el parque provincial Moconá y años más tarde comenzaron a desarrollarse los primeros avistajes en gomones río arriba, a fin de apreciar los saltos desde el agua, tal como se lo sigue haciendo hoy.

Con profundidades que en muchos casos superan los 150 metros, el Uruguay corre angosto y turbulento y su corriente es tal que pareciera tragarse a sí misma, como si el agua que cae de los saltos lo hiciera por una atracción imaginaria proveniente del mismo río.

Basta con conocerlo, y más si se lo hace cuando el caudal es el adecuado para apreciar los saltos, para entender que los guaraníes tenían razón.

Pablo Etchevers / Pablo Etchevers

Ubicación


Welcome Argentina - ¿Qué hacer en El Soberbio / Saltos del Moconá?

© 2003-2017 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723