Historia de Diamante

Diamante, mirando al río Paraná.

La ciudad de Diamante está ubicada sobre la imponente barranca del río Paraná. El comienzo del Delta del Paraná puede ubicarse a la altura de esta localidad, donde terminan las lomadas y comienza la barranca muerta.

Sus antecedentes históricos, posteriores a la emancipación de España, se remontan a 1812, cuando por orden del Triunvirato, se emplazan tres Baterías en la zona denominada "de Punta Gorda" (porción de costa comprendida desde la desembocadura del arroyo Ensenada hasta el arroyo Azotea), con el propósito de evitar el paso de una escuadrilla realista que remontaría el Paraná y cuyo objetivo era asolar las costas. La batalla de San Lorenzo quitó la posibilidad de que entraran en acción, por lo que fueron desactivadas.

A partir de allí, Punta Gorda fue tenida en cuenta para operaciones militares por lo estratégico del punto y puerto natural, motivando que el Gobierno ejerciera cada vez un mayor control sobre él, principalmente en lo referido al movimiento de barcos y llegada o salidas de distintos productos y animales.

El 20 de enero de 1830 fue nombrado Juez Comisionado en Punta Gorda Juan Francisco Muñoz, con la misión de recorrer su jurisdicción por lo menos una vez a la semana y de conservar el orden.
El 12 de febrero de 1836, el gobernador Pascual Echagüe remitió a la Sala de Representantes un proyecto de Ley solicitando la fundación del pueblo y el 29 del mismo mes se sancionó la ley produciéndose la creación del Pueblo Diamante en Punta Gorda.

La elección del nombre de la nueva localidad no se conoce con certeza, al no encontrarse hasta ahora el fundamento de su origen. La llegada del general Urquiza al gobierno provincial y el término de algunas de sus campañas, permitió que a partir de 1848 se ocupara de promover las primeras instituciones diamantinas: organizó la Comandancia Militar, nombrando a Luis Hernández como su titular, habilitó el puerto nombrando su primer Capitán: Martín José Ruiz Moreno, abrió sus puertas la Receptoría de Rentas designándose como Receptor a Manuel Agulla.

Por ley, la municipalidad debía estar constituida por siete miembros titulares y otros tantos suplentes y especificaba que debían renovarse por mitades cada dos años. Así en 1873 , como resultado de las elecciones, el Municipio quedó integrado por: Titulares: Vicente Rodríguez, Juan Falcón, Pedro Caviglia, Nereo Melo, Demetrio García, Félix Mendoza y Pedro Etchevehere. Municipales Suplentes: Juan Fourquet, Federico Vera, Juan Ferrari, José Malespina, Daniel Arca, Ramón Etchevehere y Tomás Villarreal.

La construcción del templo bajo la advocación de San Cipriano como Patrono de Diamante se debió al desconocimiento de la información que apareció varios años después al localizarse los documentos de la fundación que nombraban como patrono fundacional a San Francisco Javier.

El Puerto de Diamante está ubicado a 320 kilómetros del de Buenos Aires. Los tráficos principales son de citrus, rollizos de eucaliptos, madera aserrada, porotos de soja, harina, azúcar, arroz elaborado, arroz integral, combustible y minerales.

Estancias
Carnavales