Historia de Chilecito

La zona vitivinícola más importante de la provincia está ubicada en los Valles de Famatina, al oeste de la provincia, entre el Macizo de Velasco al este y el nevado de Famatina al oeste.
Chilecito está ubicada al pie de la Sierra del Famatina en el lugar donde existía una antiguo tambo incaico, sede del curacazgo más austral del imperio.
Los diaguitas pertenecían al grupo de los cacanos, estaban en lo que hoy es Catamarca y La Rioja. El nombre de diaguitas –que en quechua quiere decir “serranos”– fue impuesto por los incas, con los que estaban muy emparentados culturalmente, aunque su lengua era el cacá o canana. Su principal actividad era la agricultura, para cuyo desarrollo construían terrazas y sistemas de riego. Tejían elaboradas vestimentas y confeccionaban cerámicas pintadas y decoradas.
Vivían en poblados protegidos por pucaraes. Sus viviendas eran rectangulares y estaban construidas con el sistema de pirca. Su alimento principal era el maíz, pero también consumían zapallo, porotos, carne de llama y patay. Era un pueblo muy aguerrido –usaban lanzas, arcos y flechas– que combatió con denuedo a los españoles.
Los primeros asentamientos españoles comenzaron a partir del siglo XVII. Desde ese entonces se desarrolló la producción minera que caracteriza a la zona.
Durante la conquista española, la búsqueda de minerales en el nuevo continente, en especial oro y plata, adquirió un interés mayúsculo. En la Argentina, los Padres de la Compañía de Jesús dirigieron importantes emprendimientos, muchos de ellos en las mismas minas que explotaban con técnicas muy rudimentarias los indios.
Reconstruyendo la historia hoy sabemos que el 14 de diciembre de 1643 fue concedido el actual pueblo de Malligasta a Don Gabriel Sarmiento de Vega, esposo de Doña Leonor Ibarra y Velazco y padre de un único hijo: José Sarmiento. Al morir su padre, José hereda sus bienes, pero como previamente había ingresado a la orden jesuítica y por ello no podía poseer bienes materiales, las tierras de Malligasta quedaron sin dueño. Es entonces cuando otro español, Bartolomé de Castro aprovecha la circunstancia y solicita las tierras ofreciendo como mérito sus servicios a la corona española para sofocar el gran alzamiento Calchaquí.
Castro, luego de obtener las tierras solicitadas y radicarse allí, contrae matrimonio con Doña Magdalena Bazán de Pedraza, y nace Domingo de Castro y Bazán que queda como dueño de Malligasta al fallecer su padre. Domingo de Castro y Bazán comienza a interesarse por el paraje, donde actualmente tiene asiento la ciudad de Chilecito, pide las tierras al gobernador de Tucumán en 1712, pero recién en 1715 le son entregadas.
Situado al pie del imponente macizo del Famatina (6250 m) con la Sierra de Velasco (4250 m) a sus espaldas y las pequeñas estribaciones del Cordón del Paimán, Domingo de Castro y Bazán funda el 19 de febrero de 1715, con el nombre de Villa Santa Rita la actual ciudad de Chilecito.
El paraje de Santa Rita luego se llamaría Hacienda Santa Rita, posteriormente Estancia de Santa Rita y tendría numerosos nombres más hasta llamarse definitivamente Chilecito.
Su denominación actual se debe a la gran influencia de mineros chilenos llegados a fines del siglo XIX para explotar las riquezas auríferas de la región.
A fines del siglo XIX y principios del XX, Chilecito adquiere relevancia a nivel nacional por ser el centro de explotación minera más importante. Llega el ferrocarril. Se crea en 1892 la segunda sucursal del país del Banco de la Nación Argentina. En 1903 se realiza la mayor obra de ingeniería del mundo en vías aéreas hasta ese momento: el Cable Carril Chilecito-La Mejicana, de 34 km de recorrido, llegando a 4500 m de altura y haciendo funcionar en la zona más de diez establecimientos de fundiciones.

Vinos
Estancias