Amor para siempre en Villa Gesell

20 Feb 2014 Villa Gesell por Pablo Etchevers

Una de las fotos que los vecinos de la villa le tomar a Pancho, siempre en el muelle.

Si andás por ahí, no podés dejar de conocer el muelle local (ubicado en calle 128 y el mar), escenario protagónico de esta historia. Los vecinos más antiguos y memoriosos cuentan que perdida en el tiempo y escondida en lo profundo de las aguas del mar se oculta la única verdad.

Un ovejero alemán, de ojitos negros y mirada vivaz, llamado Pancho se transformó hace años en el amigo de turistas, pescadores y pobladores de la zona. La leyenda urbana cuenta que un perro acompañó a su dueño como todas las mañanas a pescar al muelle. El pescador cayó al agua. No se sabe si fue por decisión propia, por mala suerte o por accidente, lo cierto es que el mar se lo llevó para siempre. Pancho, sin entender qué pasaba y acostumbrado a su rutina diaria de regresar con su dueño y su pesca, inició durante largas horas su búsqueda frenética, desconsolada, hasta que la llegada de la noche le sugirió una respuesta desalentadora, que por supuesto se rehusó a aceptar. Y así, sin saber si se trató de una despedida o qué, Pancho quedó amarrado al muelle por voluntad propia, aguardando la hora y el día en el que regrese su dueño, para siempre.

Cuentan que quisieron adoptarlo, que Pancho siempre se escapaba y volvía al muelle y sorprenden canciones, poesías y fotos que le dedicaron los vecinos de Villa Gesell. Hasta hoy, parejas de la ciudad y los alrededores continúan prometiéndose fidelidad, compromiso y amor eterno en el monolito que lo recuerda en la entrada al muelle. Temporada de verano, fin de semana largo o feriado puente, esta historia te está esperando.

+ Info:

https://www.welcomeargentina.com/personas-y-personajes/el_muelle_de_pancho/

 

Welcome Argentina - Blog de turismo de Argentina

© 2003-2021 Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675246 Ley 11723