Ciudad de la Independencia

San Miguel invita a descubrir su pasado y entender su presente con sólo recorrer unas pocas cuadras del centro histórico.

Decidimos aceptar la invitación de Patricio Cinto, miembro del Ente Tucumán Turismo, para recorrer a pie el centro capitalino tucumano. Nos asombraron su plaza arbolada, sus vistosos edificios y sus monumentos de gran jerarquía. Ubicados en una esquina de la plaza, observamos una actividad incesante: personas y vehículos circulando a un ritmo vertiginoso, con espíritu joven y, quizá, algo “apurados”.

La plaza Independencia es el eje de los principales edificios de la ciudad y fue plaza de armas, lugar de las decisiones políticas y manifestaciones populares antes de la independencia. Hoy alberga árboles autóctonos y, en su centro, la Estatua de la Libertad, obra de la escultora tucumana Lola Mora. Fue realizada con mármol de Carrara, una figura femenina muy atrevida para la época. Fuentes de agua y bancos completan este paseo público.

  • La grandeza de sus formas y estilos edilicios

    La grandeza de sus formas y estilos edilicios

  • La iglesia de San Francisco

    La iglesia de San Francisco

  • La Catedral

    La Catedral

  • La historia argentina

    La historia argentina

  • Los edificios que circundan la plaza Independencia

    Los edificios que circundan la plaza Independencia

  • El campanario guarda un reloj de origen inglés

    El campanario guarda un reloj de origen inglés

  • Casa de Gobierno

    Casa de Gobierno

La ciudad está construida en forma de damero y que sólo algunos edificios han sufrido modificaciones, ya que en general mantienen su forma original con excelentes diseños y materiales.


Vecinos famosos

Iniciamos el recorrido frente a un petit hotel de estilo francés construido en 1913 para la familia de Luis F. Nougues. El Ing. Nougues, gobernador desde 1906 hasta 1909, dejó una marca indeleble gracias al buen momento económico que vivía la provincia por el desarrollo de la industria azucarera.

El caserón ocupaba un gran predio del cual sólo se observa hoy su parte posterior. La parte delantera era espléndida, con una amplísima escalera de mármol de Carrara y detalles muy lujosos. Desde 1972 es sede del Ente Provincial de Turismo.

Unos pasos más adelante, vimos la Casa y Museo Padilla, en la que se guardan objetos y antigüedades que pertenecieron a esa tradicional familia tucumana. Ángel Cruz Padilla era su propietario original. Posteriormente, su hijo Juan José vendió la mitad del edificio para ampliar la sede gubernamental aledaña.



Si de política se trata...

A continuación distinguimos la Casa de Gobierno, sede del poder ejecutivo provincial, de construcción ecléctica (Academicismo francés y Renacimiento italiano) con cúpulas bulbosas. En el Salón Blanco, donde se realizan las reuniones protocolares, se destacan paredes espejadas y pinturas sobre tela en sus techos del artista español Julio Vila y Prados.

Allí descansan los restos de Juan Bautista Alberdi, político, jurista, inspirador de la Constitución Nacional y uno de los más grandes pensadores argentinos, que naciera en Tucumán en 1810. Anteriormente allí funcionó el Cabildo, pero fue demolido en 1908 para dar paso al actual edificio.

Mientras continuamos el recorrido, dijo Patricio: “San Miguel de Tucumán se creó en 1565, pero su primer emplazamiento fue en Ibatin, al sur de la actual provincia. Su fundador fue Diego de Villarroel. Las fiebres palúdicas, inundaciones y modificaciones en el trazado del camino al Alto Perú motivaron el traslado 120 años después a su actual emplazamiento, conocido como La Toma. El re-fundador fue Fernando de Mate de Luna”.


Por el camino sagrado

En la siguiente esquina se erige desde 1875 la iglesia de San Francisco; verjas art deco, altar tallado sobre madera por indios de las misiones, con láminas de oro. Albergó jesuítas, dominicos y franciscanos en distintas épocas. Nave de cruz latina, frontis que la cruza, allí se realizó la misa previa a la jornada histórica de la declaración patriótica en 1816. También se guarda la primera bandera nacional que se enarboló en el norte.

Al lado, en un edificio sin terminación, que contrasta con la prestancia de la iglesia, funcionó un convento que fue hospedaje y enfermería de las tropas de Belgrano en 1812.

Llegamos a la iglesia catedral. Cúpulas bulbosas, cruz latina, pinturas e imágenes de San Judas Tadeo, San Simón y San Miguel Arcángel, vice-patronos de la provincia. El monumento a María Auxiliadora fue traído de Italia.

El campanario guarda un reloj de origen inglés que perteneciera al Cabildo y la Cruz Fundacional de las dos ciudades de San Miguel de Tucumán. Conserva los restos del obispo José Colombres, congresal de 1816 por Catamarca y precursor de la industria azucarera en la región.


Acercamiento a la historia argentina

Seguimos el recorrido con Patricio y llegamos a Congreso, calle peatonal donde encontramos la Casa de Avellaneda, primera construcción de dos plantas de la ciudad. Curiosamente, tenía 100 puertas y ninguna ventana. Fue la vivienda de políticos de principios del siglo XIX, como Marco Avellaneda (opositor a Rosas) y el presidente Nicolás Avellaneda. Gran cantidad de documentos históricos, arte sacro y criollo, como también dibujos originales en carbonilla realizados por Lola Mora se atesoran en sus salas de exposición.

Seguimos por calle Congreso y frente a la Casa Histórica de Tucumán, sentimos una especial emoción. A los argentinos nos recuerda lo aprendido en la escuela primaria acerca de los momentos cruciales de nuestra historia.

Si bien sus paredes y patios fueron reconstruidos, el Salón de la Jura de la Independencia aún conserva sus medidas y elementos originales. Es imprescindible dedicarle tiempo y real deseo de entender su importancia histórica (ver paseos y excursiones). Lo mismo ocurre con los Museos de Arte Sacro y de Bellas Artes Timoteo Navarro. No es suficiente pasar por sus puertas y merecen un tiempo especial de recorrido.


De día y de noche

A la hora en que el sol se esconde, los edificios que circundan la plaza Independencia se visten de luces. Se destacan la grandeza de sus formas y estilos edilicios.

Si hay algo que se aprecia en esta ciudad, es el cuidado con que sus habitantes distinguen la llegada de visitantes conquistándolos con su amabilidad, buena atención y calidez en el trato.

Autor Mónica Pons Fotografo Eduardo Epifanio

Contacto de la excursión o paseo


Ente Autarquico Tucumán Turismo

24 de septiembre 484 (4000) San Miguel de Tucumán, Tucumán

Tel: +54 381-4303644

Tipo de tourTipo de tour: Contemplativo

Para tener en cuentaPara tener en cuenta: Averiguar horarios de misas y atención de museos en Ente Turismo Tucumán.

Ubicación

Excursiones y paseos en San Miguel de Tucumán

Hoteles y alojamientos en San Miguel de Tucumán

Organiza tu viaje con: interpatagonia.com | welcomeuruguay.com | welcomechile.com