San Pedro

San PedroSan Pedro

A medio camino entre Buenos Aires y Rosario, la ciudad de San Pedro es un mirador natural a los ríos Arrecifes y Paraná. Desde siempre, es un punto turístico inigualable ya sea para pasar un fin de semana como para un descanso prolongado. Por autopista, dista 164 kilómetros de la Capital Federal y 141 de Rosario.

Como antigua ciudad bonaerense, el centro cívico e histórico muestra rastros del pasado en las fachadas de algunas casas centenarias. A su vez, la riqueza agrícola ganadera de los alrededores forjó una ciudad pujante basada en plantaciones de naranjas, duraznos y plantas ornamentales.

La vida diaria es muy tranquila y la bicicleta es el medio de locomoción habitual. En pocos minutos se visitan las principales avenidas, calles, plazas y el centro comercial y peatonal y, en especial, su circuito costanero.

Sus paisajes naturales enmarcados por una naturaleza exuberante ofrecen mil formas de recreación. El Club de Pescadores y Náutica de San Pedro es el centro de todas las miradas a la hora de conquistar las aguas de los ríos y arroyos circundantes. Un amplio fondeadero de lanchas muestra cuál es el deporte favorito de la ciudad, que incluye paseos por las islas del delta paranaense.

Se suceden los balnearios, camping y sitios de salidas de excursión de pesca a las islas Lechiguanas u otras para la obtención de tarariras de buen tamaño. El ecoturismo y el de aventura (trekking, mountain bike) se conjugan a lo largo de terrenos escarpados y con desniveles.

En el centro, hotelería, cabañas y restaurantes ofrecen una amplia gama de posibilidades. La vida nocturna, especialmente en temporada de verano, se desarrolla en bares, confiterías y boliches bailables para todas las edades.

Los sampedrinos se enorgullecen de su famosa ensaimada, una exquisitez de la repostería mallorquina, colectividad llegada a San Pedro a inicios del siglo XX.

A solo veinte kilómetros, se encuentra un punto de gran relevancia histórica, en el que tuvo lugar la batalla de Vuelta de Obligado.

San Pedro es ideal para un día de campo o simplemente para asomarse a sus balcones al río luego de transitar por su calle principal. La inmensidad escénica se presenta de repente ante nuestros ojos con una gama de colores inimaginable.


Mapa de San Pedro

Carnavales
Pesca