Historia de Río Gallegos



Existen diversas versiones sobre el origen de Río Gallegos. Según un cronista de la expedición de Magallanes, la nave Trinidad fue la primera que desembarcó en estas tierras en 1520 al mando de un piloto cuyo apellido (Gallegos) dio nombre al lugar. Por otro lado, también se dice que el lugar antiguamente se llamaba San Alfonso, en honor a la flota de 1526 de Jofré de Loayza y Sebastián Elcano.

Lo cierto es que en 1885 (el 19 de diciembre, para ser más exactos) la Prefectura Naval Argentina funda esta ciudad, que tiene la ventaja de proporcionar un dominio directo sobre el extremo continental de la Argentina. O sea, la fundación de Río Gallegos obedece a la necesidad de defender la soberanía del país en este territorio.

Es debido a esta ubicación privilegiada que tres años más tarde (aunque el traslado legal llegó en 1898) el gobernador Ramón Lista traslada la capital desde Puerto Santa Cruz hasta Río Gallegos, con el firme objetivo de vigilar más de cerca Cabo Vírgenes y sus riquezas. En 1907 en Río Gallegos tiene lugar la primera elección popular y en 1957 el territorio de Santa Cruz es declarado provincia y el doctor Mario C. Paradelo, su primer gobernador.

Las explotaciones de gas y petróleo (sus principales recursos) fueron desde siempre las actividades económicas más salientes del lugar. No obstante, en 1876 una nueva actividad económica (ocasional, claro) asoma por estos lares: en este año, cerca de Cabo Vírgenes se encuentra oro. Sucedió que, con motivo del naufragio de un pesquero, una tripulación comenzó la búsqueda de agua y terminó encontrando pepitas de oro. La historia vuelve a repetirse años más tarde (cuando un nuevo naufragio tiene lugar en la zona), aunque no con demasiado éxito, quizá debido a lo poco sistemática y un tanto amateur que resultaba la búsqueda.

Río Gallegos fue creciendo gracias a su actividad mercantil y frigorífica. En sus comienzos la población contaba con mayoría de ingleses, chilenos y alemanes y solo un pequeño porcentaje de argentinos.

Sin duda uno de los atractivos turísticos más importantes de la ciudad es la iglesia catedral que se encuentra en Av. San Martín entre Zapiola y Libertad. Declarada Monumento Histórico Nacional en 1983 y reciclada hace no muchos años, esta iglesia, que data de 1899, fue la primera parroquia de Santa Cruz y de la Patagonia entera, construida por aborígenes que trabajaron bajo el mando del R. P. Juan Bernabé. La primera misa de la parroquia tuvo lugar en la Nochebuena de ese mismo año y en 1900 fue bendecida e inaugurada oficialmente por monseñor Fagnano.

Vinos
Turismo Aventura