Historia de Pico Truncado



Es curioso que, siendo hoy la zona menos poblada de la Argentina, la Patagonia haya sido una región donde habitaron numerosas agrupaciones que disfrutaban de un escenario natural único, a la vez que se sometían a contingencias climáticas y geológicas permanentes que iban modificando su lugar de asentamiento. Gracias a arqueólogos e investigadores, tanto argentinos como llegados de otros lugares, hoy tenemos estos datos invaluables para el conocimiento de la zona de la Patagonia en general y de las cuevas cercanas a la actual Pico Truncado en particular.

Fue dentro de estas cuevas donde los exploradores encontraron piezas líticas que permiten aseverar la presencia de habitantes de hace 12.960 años, que dejaron huellas de su cultura, pinturas rupestres y una clara muestra de que en ese momento el lugar contaba con abundante agua y pastizales, que también atrajeron la presencia de numerosas especies animales.

Pico Truncado tal y como se conoce hoy nació en 1912. Alrededor del 1915, cuando Caleta Olivia comenzó a decrecer como población importante, Pico Truncado adquirió mayor relevancia, convirtiéndose en el lugar de asentamiento de muchas familias de comerciantes, estancieros, agricultores, ferroviarios, etc. Tanto es así que en 1917 las oficinas públicas de Caleta Olivia se trasladaron a Pico Truncado, que recibió con orgullo su fundación oficial, decretada por el entonces presidente Hipólito Irigoyen el 11 de julio de 1921.

La creación de la Comisión de Fomento en 1949 y la de la Municipalidad en 1963 llegaron tiempo después; don Leandro Pessolano fue elegido como su primer intendente. Para entonces, Pico Truncado ya contaba con una población de aproximadamente 3.000 habitantes.

No puede hablarse de la evolución de Pico Truncado sin aludir al descubrimiento de gas en su subsuelo. Este suceso importantísimo que tuvo lugar en 1946 permitió la instalación de numerosas viviendas y un gran yacimiento. Así fue que la población creció de 6.000 a 8.000 habitantes en un lapso de menos de diez años (1968-1974).

En 1978 el ferrocarril dejó de funcionar y las crisis petroleras de los últimos años obligaron a las autoridades a diseñar un plan de reconstrucción de la región, que impulsara la productividad y potenciara su atractivo turístico, cultural y antropológico.


Estancias
Carnavales