Historia de Oberá

Oberá, la que brilla.
Oberá “La que brilla” en lengua Guaraní, es la segunda ciudad en importancia de la provincia.
Los testimonios históricos indican el carácter nómade de los aborígenes que frecuentaban esta región, haciendo trueque comercial basado en la economía del zapallo.
Antes de la llegada de los colonizadores y cuando otros lugares de Misiones se iban colonizando, por estos montes del olvidado Yerbal Viejo sólamente transitaban los indígenas y los contrabandistas, especialmente traficantes de caña brasileña, los que una vez colonizada la tierra fueron un vehículo de comunicación imprescindible para atenuar en algo el aislamiento de los colonos.
En 1881, se dicta la ley de federalización de Misiones, que hasta entonces estaba bajo la jurisdicción de Corrientes.
En 1908 al agrimensor Francisco Fouilland es contratado por las autoridades para realizar la mensura del territorio desde la Colonia Picada Bonpland a Yerbal Viejo, dividiendo la región en tres secciones, que conforman una franja desde la Colonia Bonpland, centro poblado de entonces, hasta la nueva tierra, Yerbal Viejo.
Oberá se ubicará en la sección tercera de esta división. Toda la porción fue denominada en un principio "Picada Finlandesa", debido a que su población, puramente finlandesa, ocupó los lotes de la sección primera en 1909, la sección segunda comienza a poblarse en 1911 y la tercera en 1912.
Los primeros pobladores que se ubicaron en Yerbal Viejo, luego Oberá, fueron: Pedro y Juan Constantín (franceses) en lo que hoy se conoce como avenida Beltrame, Villa Lutz y barrio Yerbal Viejo, Thorleif Bogh, Gúnnar Qviding (noruegos), Carlos Eckström y Herman Kallsten (suecos), Samuel Hahstrasser y Herman Rudel (alemanes), Luciano Blanchard y Mauricio Bruel (franceses).
En 1913 se produce la llegada de más colonos suecos, integrando el grupo entre otros: Adolfo Lindström, Carlos J. Petersson, Hilmer Kallsten, Juan Manuel Nilsson, Andrés Nilsson, Alan V. Kallsten, Magnus Sand, Conrado Falk, Juan Danielsson, Gustavo Nilsson, Joel Nilsson,.Einar. P. Nilsson, Gustavo Andersson, Guillermo Cristhen.
La inmigración marca a fuego la historia de Misiones ya que cambia por completo el paisaje de la provincia y la fisonomía de su gente, incorporando los ideales del cooperativismo y experiencias técnicas realizadas en Europa .
En Oberá conviven agricultores descendientes de inmigrantes llegados desde Europa central en distintas épocas, habiendo comenzado en 1897. Después de la Primera Guerra mundial se produjo una intensa inmigración de alemanes, suizos, ingleses, daneses, que constituyen unas 20 colectividades asentadas hasta la actualidad.
El 9 de Julio de 1928 se funda Oberá, en una ceremonia que se realizó bajo los árboles centenarios de la Plaza San Martín, descubriéndose una placa escueta que decía "Oberá-1928" . Fue una ceremonia simple que contó con la asistencia de personas lugareñas y un grupo de indígenas que respondían al cacique Luciano, los que interpretaron música, asistiendo en representación del gobernador del Territorio de Misiones el Dr. Héctor Barreyro y el funcionario Atilio de la Puente, apadrinando la fundación por parte de los colonos: Don Adolfo Lindström y su esposa Doña Diamantina.

Estancias
Carnavales