Historia de Los Antiguos



Los Antiguos se caracteriza por su atractiva fisonomía de valle cubierto por chacras de frutos como cerezos y frutillas, entre otros. Cuando la economía del lugar cayó en decadencia en 1955 debido al cierre de la frontera para el cruce de minerales chilenos que se embarcaban sobre el Atlántico en Puerto Deseado, hubo que impulsar el lugar de una manera alternativa y fue entonces cuando comenzó la plantación de estos árboles de gran atractivo visual y natural.

En 1921, mediante decreto nacional, se crearon diversos pueblos y colonias, entre los que se encontraba la colonia Leandro N. Alem (al noroeste de la provincia de Santa Cruz), dentro de la cual en 1938 se creó la colonia mixta de Los Antiguos, de 8.300 hectáreas de extensión. El nombre de esta colonia se debió a la expresión tehuelche I-Keu-khon, cuyo significado (“lugar de ancianos”) remitía a este lugar como un espacio sagrado para los ancianos tehuelches.

En 1938 se realizó la mensura de las tierras del pueblo y las chacras, y es entonces cuando empezó el tráfico de minerales (zinc, cobre y plomo, entre otros) que formaban parte originalmente de las explotaciones chilenas alrededor del lago General Carrera y cruzaban la zona hacia Puerto Deseado, desde donde se embarcaban hacia Santiago de Chile. Esto se debía a que las comunicaciones dentro de Chile por ese entonces resultaban imposibles. Esta situación se vio modificada por el corte del tránsito en 1955 y fue entonces cuando se comenzó, como mencionábamos, a cultivar frutos y hortalizas. Esta actividad ha llegado a ser tan importante en el lugar que hoy todos los meses de enero se celebra la Fiesta Provincial de la Cereza.

Vinos
Estancias