Historia de Villa de Merlo

Merlo, la ciudad con microclima


Protegida por las sierras de Comechingones, desde la ciudad se tiene una vista del Valle de Concarán , ubicándose a una altura entre a 850 y 1280 msnm.
Los aborígenes Comechingones habitaban la zona antes de la llegada de los españoles y fueron descriptos por ellos, como: altos, morenos y bárbaros. Cultivaban el suelo, eran cazadores y recolectores y criaban llamas. En sus siembras figuraban el maíz, los porotos, zapallos, y la quinoa; cazaban guanacos, liebres, ciervos; y recolectaban frutos de algarrobo y del chañar. Los morteros excavados en la roca y las conanas atestiguan la preparación de los granos; en los morteros con manos de forma cilíndrica, se molía la quínoa y el maíz.
Los primeros registros históricos de la región datan de principios del siglo XVI, y se considera que antes de su fundación ya había presencias de las misiones dominicas en la zona.
El nombre "Merlo" fue posterior al de Piedra Blanca, denominación del Paraje, según el historiador Urbano J. Núñez , quien alude al tema ya en 1864 en una misiva al Gobernador.
Y el nombre de Merlo es colocado en memoria del Excelentísimo Señor Virrey Don Pedro Melo de Portugal.
A partir de la creación del Virreinato del Río de la Plata, San Luis pasa a depender de la Gobernación de Córdoba del Tucumán y es durante esta Gobernación que se funda Villa Merlo.
Previo a su fundación existen antecedentes, como la recomendación de Juan de Videla, Comandante de Armas y Subdelegado de la Real Hacienda que en una de sus visitas al paraje de Piedra Blanca, notifica al Gobernador Intendente de Córdoba Marqués de Sobremonte la conveniencia de fundar una Villa en la zona.
La Capilla Nuestra Señora del Rosario es más antigua aún que la fundación de la ciudad. Juan Perez fue el constructor de la Capilla , hasta entonces del paraje Piedra Blanca.
Tomas Fernandez, al morir en 1712 había dejado en herencia , un sector importante de la falda de las sierras en capellanía a los Padres Dominicos de San Luis.
Transcurriendo el año 1796 el Marqués de Sobremonte ordena su fundación.
Es así que el 1º de enero de 1797, se produce la fundación a la cual asistieron entre otros, el capitán Don Juan de Videla, representante y delegado del Gobernador Intendente de Córdoba; miembros de su familia; el presbítero Don Juan Francisco Becerra; los capitanes de milicias Don Santiago Romero y Don Francisco Gallardo; y vecinos y afincados en el lugar.
Se trazó el pueblo sobre las nueve cuadras que habían donado a tal efecto Don Teodoro Gallardo, su esposa María Vicenta Ortiz y su hermano Miguel Ortiz.

Estancias
Carnavales