Historia de La Cumbre

La Cumbre, el punto más alto del Valle.

En el Valle de Punilla que forman las Sierras Grandes y Chicas, a 1141 mts. de altura y 90 km. al norte de la capital cordobesa, se encuentra La Cumbre, la cual desde antiguo era conocida como Villa de los Nogales de La Cumbre.

Como en toda la zona circundante los comechingones fueron sus primitivos habitantes. Eran altos, morenos, barbados; predominaba en ellos el trabajo en instrumental lítico y de hueso. Cultivaban el suelo, eran cazadores y recolectores y criaban llamas. Sembraban maíz, porotos, zapallos, quinoa; también cazaban guanacos, liebres, ciervos; y recolectaban frutos de algarrobo y del chañar.

La ciudad no tiene fecha fiel de fundación, tomándose como fecha inicial el 30 de Octubre de 1585, cuando el gobernador de Córdoba entrega a los hijos del capitán Bartolomé Jaime una porción de territorio coincidente con la actual población. Las tierras ubicadas entre La Cumbre, Cruz Chica, Cruz Grande, Aguadita de San Jerónimo y Los Cocos, se denominaban Hacienda de San Francisco del Valle de La Punilla en el Siglo XVII.

En 1633, Lorenzo de Ludueña, entonces propietario de las tierras, se las vende a Jerónimo de Quevedo, quien cambia el antiguo nombre por el de Estancia de San Jerónimo para luego pasar a llamarse El Potrero y posteriormente El Rosario. A la llegada del Ferrocarril se establece una estación a la cual se la bautiza como La Cumbre por ser el punto más alto del Valle. Corriendo el año 1886 se abre el primer hotel de la zona, que ya era consideraba con propiedades importantes para la salud.

Es en 1916 que se organiza la Municipalidad e La Cumbre y en 1929 se inaugura la sala de primeros auxilios. En el año 1939 se inaugura el primer dique del Municipio, y recién en 1954 se inaugura el Cristo Redentor de La Cumbre (escultura de Ramacciotti).
En la ciudad, ya convertida en turística por sus bellezas naturales y su clima privilegiado, es lugar de descanso de figuras de arte y especialmente del escritor Manuel Mujica Laines.

Vinos
Estancias